Autor: Apostua, Luis. 
   También hay reforma militar     
 
 Ya.    26/12/1976.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ya-Pag. 16

INFORMACIÓN NACIONAL

26-XII-76

TAMBIÉN HAY REFORMA MILITAR SEMANA ESPAÑOLA

Mayor vinculación de las decisiones al área política del Gobierno.

Respeto total para la estructura propia de las fuerzas Armadas.

El Ejército en relación con fas futuras Cortes democráticas.

La situación de Carrillo y la del Partido Comunista. Roto el primer hielo de cuarenta años entre Gobierno

y oposición.

"ta. no hay que predecir, sino contemplar y analizar, el hecho de que el Gobierno promueve una reforma

militar. Un primer paso importante ha sido dado con la creación de la Comisión Delegada para Asuntos

Militares; esta medida es menos espectacular que los súbitos ceses dispuestos para los jefes de la Guardia

Civil y de la Policía Armada, pero tiene mayor alcance, al menos a mi juicio, porque es el primer paso

para ligar estrechamente todas las decisiones militares al área del Gobierno, es decir, a la política, con

respeto, pero con independencia en lo referente a loe organismos puramente militares, como el Consejo

Superior del Ejército.

Independientemente de que «ea dirección tomada es más racional e incluso más conveniente para «1

propio Ejército, porque lo separa de contingencias de partido, también podemos asistir a una renovación

de personal en los altos mandos, paralela a la que ha ocurrido en la esfera política, donde toda una

generación joven ha tomado las riendas y, con unos nombres o con otros, es muy difícil

que la suelte, «n beneficio d* quienes fueron ilustres en eí pasado.

Pero esta operación «n el Ejército no puede hacerse tan fácilmente por la estructura de sus grados y sus

leyes para «1 ascenso. Lo único que puede hacerse es graduar «1 ascenso al grado de teniente general d«

los candidatos que sean mas concordes con las líneas básicas de la política del Gobierno y del Rey, de

forma que sea muy difícil o imposible que los tenientes generales mantengan públicamente líneas

políticas « incluso mandatos parlamentarlos con un inequívoco sentido ultraconservador. Una situación

como la pasada podría, en el Inmediato futuro, producir el contrasentido de que ante unaa Cortes

evolucionadas y avanzadas existiese un Ejército no muy de acuerdo con esa línea.

El año se va a despedir con un segundo problema, aparentemente independiente del primero, pero en el

fondo muy ligado; ese problema se llama don Santiago Carrillo. Para unos es "inamnistiable" y para otros

es un político mas del Partido Comunista; pero se ha transformado en un símbolo o bandera de las

posiciones de unos y de otros. La complejidad de la situación es tal que se confunden las cosas. Por

ejemplo, la libertad del señor Carrillo no es la legalización de •u partido. Otros líderes comunistas están

en libertad, aunque procesados, pero su partido no ha sido reconocido y no puede ejercer como tal para

sus actividades normales, no obstante lo cual hay una discreclonalidad gubernamental con la que hasta

ahora se ha ido haciendo posible lo necesario.

Un tercer hecho es que, por fin, loa señorea Tierno y Pujol sostuvieron una entrevista oficial con el

presidente del Gobierno, don Adolfo Suárez. A decir de los participantes, ha existido un sincero clima de

comprensión y ha sido roto un primer hielo. La oposición reconoce que enfrente tiene un Gobierno que

ejerce de tal con todos los atributos y éste acepta que hay unos españoles con pleno derecho a una total

integración política que les puede conducir, al día de pasado mañana, a eer el Gobierno, JT al fondo, las

elecciónes

LUÍS APOSTUA

 

< Volver