Posible dimisión del general Milans del Bosch     
 
 Diario 16.    27/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Posible dimisión del general Milans del Bosch

MADRID, 27 (D16).—El general Jaime Milans del Bosch, Jefe de la División Acorazada Brúñete

número 1, ha expresado su intención de dimitir, según han puesto de relieve altas fuentes militares.

El motivo de la dimisión de este general, al que en los medios políticos se adscribe en la linea más pura

del franquismo, podría estar en relación con los recientes ascensos producidos como consecuencia de los

cambios en la dirección de la Guardia Civil y de la Policía Armada.

Fuentes militares solventes consultadas esta mañana por D16 han señalado que si bien, efectivamente, el

general Milans del Bosch habría informado de su dimisión a algunos compañeros de armas, ésta no se ha

producido de una manera formal.

En medios allegados al Estado Mayor de la División Acorazada Brúñete han informado a D16 que

desconocen las noticias de la dimisión de su Jefe. Igualmente, en otras altas esferas dei Gobierno se

desconocía por completo esta intención del general.

Otras fuentes multares insisten, sin embargo, que sa los últimos días el general Milans del Bosch no ha

sido remiso en comunicar su decisión, que, siempre según estas fuentes, estaría exclusivamente

fundamentada en su disgusto por los recientes nombramientos.

En medios militares se hace hoy especial hincapié en el sentido del amplio reajuste que se está

produciendo en los tres últimos días en los altos mandos del Ejército.

El cese del general Ángel Campano López como director general de la Guardia Civil y el de Emilio

Rodríguez Román como director, general de Seguridad tienen, a juicio de observadores políticos, un

especial significado. A esto unen el que hoy, según decretos que publica el "Boletín Oficial del Estado",

hayan cesado igualmente en el destino en las Fuerzas de la Policía Armada los generales de brigada José

Chicharro Lanramíe de Clai-rac y Alejandro Manrique López. El primero de ellos fue agredido en la

manifestación de policías armadas y Guardia Civil que tuvo lugar en Madrid la semana pasada.

En estos días, también, han pasado a la situación B el teniente general Ernesto Sánchez Gallano, jefe del

Cuarto Militar del Bey y uno de los militares considerados más franquistas, y el teniente general Ramón

Cuadra Medina, en la actualidad jefe del Estado Mayor Central.

Para ocupar estas dos vacantes se empiezan a barajar muchos nombres y todos ellos en la línea de los más

liberales dentro del Ejército, con lo cual, según fuentes consultadas por D16, éste podría ser el sentido que

se dé al reajuste que se está produciendo en el seno de las Fuerzas Armadas Españolas.

Pero las fuentes informantes de D16 ponen hoy especial énfasis en ver cómo se resuelve la posible

dimisión de Milans del Bosch. El cargo que ocupa en la actualidad fue siempre, durante toda la época de

Franco, uno de los más vitales dentro del Ejército y siempre ejercido por militares muy adictos al

entonces Jefe del Estado. Esta unidad, de las llamadas de "intervención inmediata", es la que cuenta con

material más moderno del Ejército español.

Milans del Bosch, de sesenta y un años, entró en el cuerpo de Infantería en diciembre de 1934 y desde

agosto de 1974 está al frente de la División Acorazada Brúñete número 1.

Según se afirmó en su momento, y la noticia nunca fue desmentida, Milans del Bosch fue «1 destinatario

de una carta de José Antonio Girón cuando la crisis del Gobierno Arias.

Del actual jefe de la División Acorazada Brúñete, que hasta el principio de verano de 1975 estuvo

vinculado al Consejo de Administración del diario madrileño "E1 Alcázar", órgano de la Confederación

Nacional de Combatientes, se ha rumoreado en diversas ocasiones que podría ser nombrado embajador de

España, concretamente en Brasil.

 

< Volver