Autor: Aragón, Carmen. 
 Teniente general Gómez de Salazar, nuevo capitán general de la I Región (Madrid). 
 "Mi nombramiento no tiene nada de político"     
 
 Pueblo.    14/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Teniente general Gómez de Salazar, nuevo capitán general de la 1 Región (Madrid)

"No pasa de ser una casualidad" el que los últimos capitanes generales de Valladolid hayan pasado a

puestos de mayor responsabilidad: Vega Rodríguez y Gómez de Salazar, a la I Región; Gutiérrez

Mellado, a la vicepresidencia

"El tema de la delimitación de la jurisdicción militar es una decisión del Gobierno, que los militares

aceptaríamos con cariño y disciplina"

VALLADOLÍD. (PUEBLO, por Carmen ARAGÓN.)—«Mi nombramiento no tiene carácter político.»

Don Federico Gómez de Salazar, hasta ayer capitán general de la Vil Región Militar, con sede en

Valladolid, es ya capitán general de la I Región Militar, con sede en Madrid. Es así el tercero que apenas

permanece unos meses en Valiadolid, junto con el teniente general Vega Rodríguez —hasta hoy,

precisamente, capitán general de la I Región— y el vicepresidente Gutiérrez Mellado.

A casi nadie se le ha pasado por alto esta escasa permanencia de los últimos capitanes generales en

nuestra región y su rápido lanzamiento a puestos de mayor responsabilidad

—Señor Gómez de feala-zar, ¿a qué cree´ usted que se debe este hecho?

—A ningún motivo en especial; es simplemente tina mera coincidencia. El Gobierno ha necesitado

efectuar estos nombramientos, y ha dado la casualidad de que recayeron en militares que ocupaban esta

Capitanía General. No pasa de ser una casualidad. Hay quien ha dicho por ahí que esto es una Capitanía

de paso; a mí esto me molesta, porque no es cierto: ésta es una región muy importante, militarmente

hablando.

—¿Por qué es importante?

—Porque es muy extensa e incluye parte de una Rentera y parte de la cosía. Los tenientes generales Vega

y Mellado se marcharon de aquí con verdadera .tristeza. Militarmente estaban entusiasmados con esta

región, A mí rae da pena dejar a mis compañeros, aquí hemos trabajado,mucho y dejo una verdadera

cantera, de1 com-pañerismo fenomenal. .

—¿Puede ser Valladolid un trampolín para los ascensos?

—Insisto en lo dicho, es una casualidad. Además, yo no he ascendido: ser capitán general en Madrid es

igual que serlo en Vallado-lid: las conexiones que se puedan tener con los más altos mandos militares son

iguales aquí que allí, militarmente hablando.

—¿Se .debe su nuevo destino a lo que se ha llamado «reajuste en los altos mandos militares»?

—Me figuro que se debe simplemente a que la Capitanía de la I Región Militar queda vacante y me

/mandan a Madrid. El Gobierno nombra a quien conviene en ese momento; incluso se tienen en cuenca

las circunstancias familiares, y es posible que cómo yo tengo a mi madre en Madrid me hayan enviado

´pensando que yo estaré allí contento. Creo que todo esto es una cosa muy sencilla. La gente le da más

importan-. cía de la que tiene; incluso le quiere dar un carácter político, y no hay nada más lejos de

nosotros. Todo esto es muy sencillo; no hay por qué complicarlo.

—Pero el hecho de que tenga que ser aprobado en Consejo de Ministros ya le da un carácter político en sí,

¿no es eso?

—Bueno, eso sí; ha de aprobarse en Consejo de Ministros, pero no significa que mi traslado tenga ca-

rácter político.

—¿Ha sido complicada esta VII Región Militar?

—No lia. tenido nada de conflictiva; todo lo contrario: ha sido de lo más positivo. Se ha trabajado mucho

y yo me he sentido feliz con mis unidades militares.

—El tema de más actualidad, militarmente hablando, es el de la delimitación de la jurisdicción militar,

¿Qué opina ai respecto don Federico Gómez de Salazar

—De eso yo no puedo opinar; sería- una decisión del Gobierno que, como tal, tos militares aceptaríamos

con cariño y disciplina.

Entre tanto, el nuevo uapi-tan general de Madrid ha pasado, en apenas unos meses, de los 50 grados sobre

cero del Sahara a los tres o cuatro bajo cero del invierno vallisoletano, para ser destinado ahora a vivir

junto a su madre. Para don Federico Gómez de Salazar el tema 110 parece tener auténtica importancia.

 

< Volver