Gutiérrez Mellado, en Sevilla. 
 Hay que lograr un verdadero clima de convivencia nacional     
 
 Arriba.    08/02/1977.  Página: 9-10. Páginas: 2. Párrafos: 43. 

«El mensaje firme del garantía de que España seguirá su camino hacia el futuro que merece

«Los Ejércitos apoyan a las Fuerzas de Orden Público»

«Espero ver pronto publicado el proyecto de participación de los militares en la política, que estará

presidido por el espíritu de neutralidad de los Ejércitos»

• «Dejemos de oír a los derrotistas y; a los predicadores de grandes desventuras»

El Vicepresidente para Asuntos de la Defensa expuso las líneas fundaménteles del Gobierno en la

solución de los problemas que afectan al Ejército

SEVILLA. (Especial para ARRIBA.) En la noche del domingo llegó a Sevilla el Vicepresidente del

Gobierno para Asuntos de la Defensa, teniente general Gutiérrez Mellado, para realizar una visita de

carácter oficia! que concluyó anoche.

En la mañana de ayer, el teniente general visitó el taller de «Las Canteras», dependiente de la Fábrica de

Artillería de Sevilla, donde se montan los carros de combate «AMX-30».

Gutiérrez Mellado estuvo acompañado en su visita a «Las Canteras», en el término municipal de Alcalá

de Guadaira, por los Capitanes Generales de lo II Región y de la II Región Aérea, tenientes generales

Merry Gordon y Martínez Vara dei Rey, respectivamente, y otros altos mandos militares.

A| llegar al taller.de «Las Canteras», a los diez de la mañana, el Vicepresidente del Gobierno fue recibido

por e! ge. neral de brigada Gutiérrez Benito, gerente de la Fábrica de Artillería, y por el comandante

ingeniero-¡efe del taller, señor Barón Rojas-Marcos, quienes ¡e explicaron sobre paneles el proceso de

montaje de !os carros de combate "AMX-30". los contratos firmados para su fabricación, dentro del

convenio de cooperación militar hispano-francés, y las características técnicas de dicho carro.

Como contratista principal del «AMX-30» fue designada por parte española, la empresa nacional Santa

Bárbara de Industrias Militares, S. A., la cual encargó su montaje a la Fábrica de Artillería de Sevilla, que

asimismo tiene a su cargo la construcción del armamento principal y de ¡as cadenas.de rodaje.

Visita a las instalaciones

El teniente general Gutiérrez Mellado, Capitanes Generales y demos personas que les acompañaban

visitaron después las instalaciones del taller, que tiene una plantilla de setenta personas y una producción

de cinco á seis carros por mes. La planta tiene una superficie total de 56.000 metros cuadrados y consta de

almacén, línea de montaje y zona de pruebas.

En 1975 se montaron en «Las Canteras» los 25 primeros carros con piezas francesas. .Actualmente, el 90

por 100 de las piezas proceden de fabricantes españoles, :y teniendo en cuenta sus importaciones, la

nacionalización actual del carro «AMX-30» es del 75 por 100.

Pruebas de rodaje

El Vicepresidente del Gobierno para Asuntos de ía Defensa, presenció unas pruebas de rodaje y de tiro

del carro y otras de vadeo en la piscina de inmersión. Entre las características principales del «AMX-30»

destacan su potencia de fuego, movilidad y protección. De ,¡as pruebas que ha sido sometido antes del

comienzo de su producción en serie sobresalga tas de marcha de resistencia sobre carretera.-recorrido de

combate con fuego real, maniobra de día y de noche, vadeo de corrientes de agua, ensayos en terreno de

arena y barro, vida dé la tripulación en el carro totalmente cerrado y utilización en con. diciónes

climáticas rigurosas.

Reunión en Capitanía

Terminada su visita a «Las Canteras.?, el señor Gutiérrez Mellado se trasladó al palacio de Capitanía

General de la II Región, donde se reunió con sendas Comisiones militares de jefes, oficiales y

suboficioles de los tres Ejércitos, a Ios que saludó y dirigió unas palabras.

Inmediatamente después el Capitán General de la II Región Militar, teniente general Merry Gordon,

ofreció al vicepresidente una copa de vino español, a lo que asistieron, además de las citadas Comisiones,

las primeras autoridades civiles y militares de Sevilla.

Palabras de Gutiérrez Mellado

El teniente genera! Gutiérrez Mellado, en su reunión en Capitanía, pronunció unas palabras en las que

expuso las líneas fundamentóles trazadas por el Gobierno para acometer la solución de ´os problemas que

afectan a los Ejércitos. Tras referirse al «enterado» dado por las Fuerzas Armadas a las directrices

emanadas de la Corona y a las solemnes promesas de cumplirlas, pasó a analizar las medidas ya

adoptadas y proyectos en curso, resaltando/en primer lugar, la importancia de la Comisión Delegada del

Gobierno para Asuntos Militares, recientemente creada, que en menos de quince días ha tenido ya dos

importantes reuniones y que demuestra la decisión del Gobierno de dar solución urgente y prioritaria a los

proble. mas de las Fuerzas Armadas.

Resaltó como principales medidas en curso:

La configuración de los jefes del Estado Mayor de los Ejércitos de Tierra y Aire, en analogía a como lo

habían instituido Marina ya en el año-1970, como primeras autoridades de las cadenas efe mando m,litar

respectivo de cada Ejército.

La solución dada, con un reciente real decreto, al problema de los objetares de conciencia, tratando de

permitir que adecúen sus convicciones a sus deberes ciudadanos. Señaló que la respuesta a este problema

tal vez exija retoques progresivos según vaya aconsejando la experiencia.

Participación política

El proyecto de disposición reguladora de la participación en política de los militares, «que espero ver

pronto publicado», presidido por el espíritu de mantener «la obligada neutralidad de los Ejércitos ante las

opciones políticas temporales de Gobierno que respeten Id legalidad y admitan los principios

fundamentales de soberanía, unidad, integridad, seguridad de la patria y libertad de sus ciudadanos», y en

concordancia con el pacto internacional de derechos civiles y políticos, recientemente suscrito por Es,

paña.

La reorganización del Ministerio de! Ejército, recientemente aprobado en Consejo de Ministros.

La regulación y mejora de diversas escolas de los Cuerpos de Suboficiales y Especialistas de los Ejércitos

de Tierra y Aire.

La actualización de la ley 32/71 que, «nos permita, dentro de un concepto de administración rigurosa,

acertada, selectiva y progresiva, dotar de armamentos y material moderno a nuestras unidades con una

garantía de continuidad que alcanza hasta el año 1982, y que evita «la paralización casi total que

amenazaba a los programas en cursos.

Estructura orgánica de la defensa

La estructuración orgánica de la defensa, que seguirá plasmando en distintas disposiciones legales:

Institucionalizando (a Junta de Jefes de Estado Mayor como órgano colegiado superior de la cadena de

mandos militares conjuntos de los Ejércitos.

Reestructuración de los Consejos Superiores de cada Ejército.

Como colofón, la ley reguladora de la Defensa Nacional que, abajo el concepto claro y terminante de que

la defensa nacional no "es sólo un problema de los Ejércitos, sino de la nación entera», permitirá la

administración y dirección unificada de los Ejércitos.

La definición del objetivo de fuerzas-conjunto, teniendo en cuenta el concepto coste-eficacia.

La dosificación interna de cada Ejército para conseguir unidades ágiles, di. námicas, operativas y

proporcionadas a cada momento y a cada época.

Viudas, huérfanos y retirados

Pasó ei general Gutiérrez Mellado, a continuación, a .tratarlas medidas de carácter socio-económicas

que,posibiliten a los componentes de los Ejércitos una situación adecuada al ámbito en el que deben vivir

durante el servicio activo, cuando se retiren y para sus familiares cuando ellos falten.

«Como punto inicial y urgente de este programa, hemos colocado el que podíamos llamar escalón más

débil y con el que, ´en conciencia, tenemos la nación y cada uno de nosotros un compromiso: viudas,

huérfanos y retirados.»

En términos generales centró el tipo de medidas socioeconómicas en tres puntos: puesta en marcha

inmediata del ISFAS, que pretende mejorar sustantivamente la asistencia sanitaria y farmacéutica, en una

primera fase; atacar el problema de más repercusión en la vi. do familiar (vivienda y educación) y

mantener un estudio permanente sobre retribuciones.

Paralelamente se ha de ¡r Imponiendo la dedicación absoluta a las actividades militares.

Al referirse a la serie de medidas tendentes a mejorar el campo de la enseñanza y de la formación de los

cuadros de mando, su selección y destino que «ha de llevarnos a un rejuvenecimiento progresivo sensible

de Jas escalas», el Vicepresidente en esto fue categórico: «Una vez más he de afirmar rotundamente que

no se trata de echar a nadie, ni de cargarnos tales o cuales pro. mociones; mienten, repito, mienten,

quienes así lo dicen, y faltan a la disciplina y buen orden de los Ejércitos quienes lo consienten y

propalan.»

Insistid después en las necesidad de una información diáfana que por la vía de mando, habría de llegar a

todos los subordinados, así como la que debe funcionar -en sentido inverso, siempre por los cauces

reglamentarios, para que todos los problemas sean estudiados a fondo con todos los datos precisos, evi-

tándose errores en ia decisión de los mandos.

Tras exaltar la figura de! Rey y de la decisión del Gobierno y de su presiden: te de alcanzar e¡ objetivo de

«consolidar la Corona para la etapa que ahora empieza, garantizando una nueva y larga época de paz y

prosperidad», se refirió a la última -alocución del Presidente del Gobierno a la nación, diciendo: «De

entreguismo, nada; de concomitancia o actitudes tibias, nada; de despreocuparnos ante los grandes

problemas que pueden rozar la unidad, independen-dencia y seguridad de la Patria, nada.»

No hacer caso a los derrotistas

Dijo después el señor Gutiérrez Mellado: «Dejemos, pues, de una vez de prestar oído fácil a los que todo

lo que se hace les parece mal o sienten miedo al qué pasará, a ios derrotistas o predicadores de grandes -

desventuras y a los que, con su pasión política desmesurada, impuesta por propaganda, dañan gravemente

nuestra unidad y la confianza en el mando.»

Habló del patriotismo del Presidente y de ios miembros del Gobierno, del que forman parte cuatro

Ministros militares, «cuyo historial profesional, que apunta ya al final de nuestra carrera, será análogo a la

mayoría de los oficiales de ios que pudiéramos calificar como de la mitad de la clase, pero no admitimos

nos aventaje nadie en amor a España, a nuestro Rey y a los Ejércitos». Añadió el señor Gutiérrez

Mellado: «Nadie, pues, piense que se va a cometer el error dé bajar un ápice en la guardia de nuestra

misión sagrada de garantizar ei honor, la soberanía, la independencia e integridad de nuestra Patria.»

Tras ratificar la firme decisión del Gobierno de proseguir en el camino em. prendido, terminó diciendo:

«Que las muertes ocurridas sirvan para unirnos en el destierro de la violencia; que el pronto

restablecimiento de los heridos sea sinceramente deseado por todos, y que las personas secuestradas, que

se sabe están bien físicamente, lo que supone una alentadora esperanza, puedan reintegrarse a sus

hogares, como se está pidiendo unánimemente por el pueblo, consiguiéndose así que en e! orden y en la

paz, la generosidad y la concordia sean ya aplicables, y lograr un verdadero clima de convivencia nacio-

nal.»

E! señor Gutiérrez Mellado terminó con estas palabras: «El dolor de España, el sacrificio y abnegación de

las Fuerzas de Orden Público, a las que jos Ejércitos apoyan moral y si fuera preciso, también

materialmente, y el mensaje firme del Presidente del Gobierno, son garantías de que España seguirá su

camino hacia el futuro que ella merece.»

 

< Volver