Autor: Teba, Juan. 
 Francisco casero, líder de SAT, propone. 
 «Pacto andaluz» contra el paro y el hambre     
 
 Diario 16.    28/08/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Diario 16/ 28-agosto-78

Francisco Casero, líder del, SAT, propone

«Pacto andaluz» contra el paro y el hambre

Juan Teba

SEVILLA, 28 (Corresponsal D16).—El líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Francisco

Casero, quien se encuentra en huelga de hambre como protesta por la falta de dinero para el empleo

comunitario en la provincia de Cádiz, propone un "pacto andaluz" para sacar del hambre a la región.

"Si la Administración —dijo el líder obrero— no tiene soluciones, se impone una lucha con

enfrentamientos."

El pacto, que sería elaborado, según Casero, por las centrales sindicales con implantación en Andalucía,

saldría de un encuentro a fijar en fecha inmediata con la totalidad de las restantes fuerzas sindicales.

Los hombres del SAT de la localidad gaditana de Puerto Serrano hicieron pública su postura de ir a la

huelga general en toda la provincia si para el miércoles persistía la escasez de fondos comunitarios.

La Junta, sin poder

El pleno de la Diputación de Cádiz aprobó, el sábado, conceder un aval de cincuenta millones de pesetas

para el empleo comunitario, que deberá ser admitido por el gobernador civil y devuelto a la Corporación

provincial cuando se reciba la próxima remesa de fondos para el empleo comunitario.

El presidente de la Junta de Andalucía, Plácido Fernández Viagas, declaró a Casero su preocupación y

desaliento ante la imposibilidad, por parte de la Junta, de "controlar si dinero comunitario que llega de

Madrid y que distribuyen los gobernadores sin controles efectivos". La Junta —matizó— está maniatada

y sin poder político y económico.

Unión coyuntural con UGT

Casero matizó la situación: "El problema andaluz es que no se sientan unas bases que resuelvan la

situación a medio plazo. Estamos asistiendo a diario a la corrupción de un sindicalismo que cada vez se

asemeja más a aquel de los años cincuenta y que degenera en una auténtica mafia. Los líderes se han

burocratizado y tan sólo aspiran a mantener sus sueldos y hasta ya se grita en algunos mítines "Viva la

Guardia Civil´."

"No hay conformismo en las masas —puntualizó—, sino en sus dirigentes, y todo se hace en función de

obtener nuevos votos. Estos dirigentes están incluso Justificando al Gobierno cuando señalan a los

empresarios como culpables de] desempleo."

Por el momento, UGT y el SAT, con retirada momentánea de CC OO, convocan conjuntamente las

concentraciones y asambleas de los pueblos de la sierra norte de Cádiz.

Casero comentó esta unión coyuntural: "Creemos que esta unión es importante y que viene demandada

por los jornaleros en general. Ahora bien, sabemos que si UGT hoy está con nosotros es más porque

rechaza el protagonismo que a diario le impone CC OO que por otra cuestión. Pero Comisiones también

tiene prob1emas cuando algunos de sus dirigentes locales se unen a nuestras acciones, lo que les obliga a

cambiar de táctica."

Pesadilla de gobernadores

Francisco Casero, un hombre de extracción pequeño-burguesa, que incluso llegó a pisar la Universidad y

prácticamente desconocido años atrás, se ha erigido en el líder indiscutible de los Jornaleros y en la

pesadilla de los gobernadores de la región y de la Guardia Civil.

Desde el pasado jueves, Casero se encuentra en huelga de hambre en señal de protesta por la falta de

dinero para el empleo comunitario en la provincia gaditana, al igual que jornaleros de Sanlúcar de

Barrameda, Trebujena, Arcos de la Frontera, Bornos, Villa-martin y Puerto Serrano. En la del pasado

sábado, Casero se entrevistaba con el presidente de la Junta de Andalucía, Plácido Fernández Viagas, para

exponerle la situación en la provincia de Cádiz.

SAT: Acciones espectaculares

Los jornaleros andaluces, encuadrados primeramente en el Sindicato de Obreros del Campo (SOC) y

posteriormente en el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), han venido protagonizando, bajo el

auspicio del PTE y del hambre existente en algunos puntos de la región, muestra visible del dramático

paro andaluz, las acciones más espectaculares desarrolladas en la Andalucía agraria de los dos últimos

años. Sólo queda por saber si a la espectacularidad se le unirá la eficacia.

Todo ello, a pesar de dos importantes handicaps: Su escaso número de militantes y el boicot efectivo a

todas sus movilizaciones por parte de las dos grandes centrales existentes en el país. "Se profesan un odio

africano", señaló en cierta ocasión el gobernador de Sevilla, comentando las diferencias que separan a los

hombres del SAT y a los de CC OO.

 

< Volver