Gutiérrez Mellado, en Sevilla. 
 Presentó el programa de reformas del ejército  :   
 Visitó el taller de "Las Canteras" donde se monta el carro de combate A.M.X.-30. 
 El Alcázar.    08/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 26. 

Gutiérrez Mellado, en Sevilla

PRESENTO EL PROGRAMA DE REFORMAS DEL EJERCITO

• Visitó el taller de "Las Canteras" donde se monta el carro de combate A.AA.X.-30

"Dejemos de una vez de prestar un oído fácil a los que todo lo que se hace íes parece mal o sienten miedo

al qué pasará, a los derrotistas o predicadores de grandes desventuras y a los que con su pasión política

desmesurada, impuesta por propagandas demoledoras, dañan gravemente nuestra unidad y la confianza en

el mando", ha dicho el vicepresidente primero del Gobierno para Asuntos de la Defensa, teniente general

Gutiérrez Mellado, en una reunión que ha tenido en la Capitanía General de Sevilla con una nutrida

representación de los altos mandos, jefes, oficiales y suboficiales de la Segunda Región Militar, la

Segunda Región Aéreo y Zona Marítima del Estrecho.

En sus palabras a estas representaciones de las fuerzas armadas, el teniente general Gutiérrez^ Mellado ha

expuesto las líneas fundamentales trazadas por el -gobierno, para acometer la solución de los problemas

que afectan a los Ejércitos.

Tras referirse al "enterado" dado por las Fuerzas Armadas a las directrices emanadas de la Corona y a so-

lemnes promesas de cumplirlas, pasó a analizar las medidas ya, adoptadas y proyectos en curso,

resaltando, en primer lugar la importancia de la comisión delegada del Gobierno para Asuntos Militares,

recientemente creada, que en menos de 15 días ha tenido ya dos importantes reuniones y que demuestra la

decisión del Gobierno de dar solución urgente y prioritaria a los problemas de las fuerzas armadas.

Resaltó ocho principales medidas en curso:

—La configuración de los jefes de Estado Mayor de los Ejércitos de Tierra y Aire, en analogía a como lo

había instituido Marina ya en él año 1970, como primeras autoridades de las cadenas de mando militar

respectiva de cada ejército, con lo que se diferencia claramente las ramas político-administrativa y de

mando puramente militar, existentes en cada departamento ministerial, evitando que pueda haber

interferencia en el futuro.

—La solución dada, con un reciente Real Decreto, al problema de los objetares de conciencia, tratando de

permitir que adecúen sus convicciones a sus deberes ciudadanos.

—El proyecto de disposición reguladora de la participación en política de los militares, "que espero ver

pronto publicado" presidido por el espíritu de mantener "la obligada neutralidad de los Ejércitos ante las

opciones políticas temporales de Gobierno que respeten la legalidad y admitan los principios

fundamentales de la soberanía, unidad, integridad, seguridad de la Patria y libertad de sus ciudadanos", y

en concordancia con él pacto internacional de derechos civiles y políticos, recientemente suscrito por

España.

—La reorganización del Ministerio del Ejército, recientemente aprobada en Consejo de Ministros, que ha

de ser seguida por la consiguiente reorganización de la administración de carácter regional y dé las

unidades operativas.

—La regulación y mejora de diversas escalas de los cuerpos de suboficiales y especialistas de los

ejércitos de Tierra y Aire, habiéndose remitido tres importantes proyectos de ley a las Cortes, referentes a

ampliación de edades de retiro.

—La actualización de la ley 32/71 que, "nos permitirá, dentro de un concepto de administración rigurosa,

acertada, selectiva y progresiva, dotar de armamentos y material moderno a nuestras unidades con una

garantía de continuidad que alcanza hasta el año 1982"

—La estructuración orgánica de la Defensa, que se irá plasmando en distintas disposiciones legales:

• Institucionalizando la junta de jefes ,de Estado Mayor como órgano colegiado superior de la cadena de

mando militar conjunto de los Ejércitos.

• Reestructuración de los Consejos Superiores de cada Ejército.

• Como colofón, la ley reguladora de la Defensa Nacional, que "bajo el concepto claro y terminante de

que la Defensa Nacional no es sólo un problema de los Ejércitos, sino de la Nación entera".

Pasó el general Gutiérrez Mellado a continuación a tratar las medidas de carácter socio-económico que

posibiliten a los componentes de los Ejércitos una situación adecuada al ámbito en el que deben vivir

durante el servicio activo, cuando se retiren, y para Sus familias cuando ellos falten.

Al referirse a la serie de medidas tendentes a mejorar el campo de la enseñanza y de la formación de los

cuadros de mando, su selección y destino que "ha de llevarnos a un rejuvenecimiento progresivo sensible

de las escalas", el vicepresidente fue categórico: "Una vez más, he de afirmar rotundamente que no se

trata de echar a nadie, ni de cargarnos tales o cuales promociones".

Tras exaltar la figura del Rey y la decisión del Gobierno y de su presidente de alcanzar el objetivo de

"consolidar la Corona para la etapa que ahora empieza, garantizando una nueva y larga época de paz y

prosperidad".

Por último, repasó los graves acontecimientos acaecidos últimamente y que motivaron un aplazamiento

de su proyectado viaje anterior a Sevilla, días atrás.

Tras ratificar la firme decisión del Gobierno de proseguir en el camino emprendido, terminó diciendo:

"Que las muertes ocurridas sirvan para unirnos en el destierro de la violencia; que el pronto

restablecimiento de los heridos sea sinceramente deseado por todos; y que las personas secuestradas, que

se sabe que están bien físicamente, lo que supone una alentadora esperanza, puedan reintegrarse a sus

hogares, corno se está pidiendo unánimemente por el pueblo, consiguiéndose así que en el orden y la paz,

la generosidad y la concordia sean ya aplicables, y lograr un verdadero clima de convivencia nacional".

"El dolor de España, el sacrificio y la abnegación de las fuerzas de Orden Público, a las que los Ejércitos

apoyan moral y, si fuera preciso, también materialmente, y el mensaje firme del presidente del Gobierno,

son garantías de que España seguirá su camino hacia el futuro que ella merece".

VISITA AL TALLER "LAS CANTERAS"

El vicepresidente del Gobierno para Asuntos de la Defensa, teniente general Gutiérrez Mellado, que se

encuentra en Sevilla, visitó ayer el taller de "Las Canteras" dependiente de la Fábrica de Artillería de

Sevilla, donde se montan los carros de combate "AMX-30".

El teniente general Gutiérrez Mellado, estuvo acompañado en su visita por los capitanes generales de la

Segunda Región y de la Segunda Región Aérea, tenientes generales Merry Gordon y Martínez Vara del

Rey, respectivamente, y otros altos mandos militares.

Al llegar al taller de "Las Canteras" el vicepresidente del Gobierno fue recibido por el general de Brigada

Gutiérrez Benito, gerente de la Fábrica de Artillería, y por el comandante ingeniero jefe del Taller, señor

Barón Rojas-Marcos, quienes le explicaron sobre paneles el proceso de montaje de los carros de combate

"AMX-30".

El teniente general Gutiérrez Mellado, capitanes generales y demás personas que les acompañaban,

visitaron después las instalaciones del taller, que tiene una plantilla de 70 personas y una producción de 5

a 6 carros por mes. La planta tiene una superficie total de 56.000 metros cuadrados y consta de almacén,

línea de montaje y zona de pruebas.

El vicepresidente del Gobierno para Asuntos de la Defensa, presenció unas pruebas de rodaje y de tiro del

carro y otras de vadeo en la piscina de inmersión. Entre las características principales del "AMX-30"

destacan su potencia de fuego movilidad y protección. De las pruebas a que ha sido sometido antes del

comienzo de su producción en serie sobresalen las de marcha de resistencia sobre carretera recorrido de

combate con fuego real, maniobra de día y de noche, vadeo de corrientes de agua, ensayos en terreno de

arena y barro, vida de la tripulación en el carro totalmente cerrado y utilización en condiciones climáticas

rigurosas.

Terminada su visita a "Las Canteras" el señor Gutiérrez Mellado se trasladó al Palacio de Capitanía

General de la Segunda Región, donde se reunió con sendas comisiones militares de jefes, oficiales y

suboficiales de los tres Ejércitos, a los que saludó y dirigió unas palabras.

Inmediatamente después el capitán general de la Segunda Región Militar, teniente general Merry Gordon,

ofreció al vicepresidente una copa de vino español a la que asistieron, además de las citadas comisiones,

las primeras autoridades civiles y militares de Sevilla.

 

< Volver