Autor: Durán, Miguel. 
   Una nueva etapa de nuestros esfuerzos     
 
 La Voz de los Cuarteles.    01/10/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Una nueva etapa de nuestros esfuerzos

MIGUEL DURAN, Presidente de la FUSMD.

EL RECONOCIMIENTO A LOS SOLOADOS DE LOS DERECHOS Y LAS LIBERTADES

DEMOCRÁTICOS SERA EL PRODUCTO DE NUESTRO PROPIO ESFUERZO Y NUESTRA

PROPIA LUCHA O NO SERA

Que se están produciendo grandes cambios en nuestra sociedad y en las Fuerzas Armadas ya casi nadie lo

niega.

Las elecciones del 15 de junio, a pesar de las manipulaciones y el antidemocratismo del gobierno que las

organizó, han abierto una nueva etapa en la historia de nuestro país y han puesto fui a cuarenta años de

dictadura.

El Ejército ni está ni puede estar, al margen de este cambio trascendental, y si bien es cierto que los solda-

dos carecemos todavía de los derechos democráticos fundamentales y en los cuarteles no se han

habilitado cauces sindicales que nos permitan llevar al mando nuestros problemas y reivindicaciones, y

que el Código de Justicia Militar sigue siendo una espada de Damocles sobre nuestras cabezas; también lo

es que existe una mejor actitud por parte de las autoridades militares y del Gobierno hacia el Movimiento

de Soldados y en definitiva hacia la Federación de Uniones de Soldados.

La mayoría de nuestros compañeros procesados han sido puestos en libertad provisional, otros soldados

que habían sido detenidos bajo la acusación de pertenecer a las Uniones no han sido procesados y se les

ha arrestado a un mes o dos de calabozo, y la Unión de Centro Democrático (el partido del Gobierno) ha

presentado un proyecto de Amnistía que contempla los casos de sedición y rebelión militar, que son los

delitos de los que se nos acusa a los miembros de las Uniones. También en algunos cuarteles en los que se

ha detenido a compañeros por tener propaganda de la Unión, los mandos se han limitado a arrestarles a

unos días de prevención. Estos hechos muestran claramente que el Gobierno y las Autoridades Militares,

tienen hacia nosotros una disposición mejor que en el pasado reciente, y de ello nos congratulamos

sinceramente.

Seríamos unos ingenuos si pensáramos que esto es así, porque sí, o por que los mismos que antes nos

perseguían y procesaban ahora son buenos con nosotros. Ha sido nuestra lucha y nuestro esfuerzo lo que

nos ha llevado a esta situación, ha sido la voluntad de decenas de miles de soldados y la valentía de tantos

compañeros que han pagado con la cárcel su entrega a nuestra causa lo que ha hecho cambiar la situación.

Y hoy, y mañana la conquista de mejores condiciones de vida en los cuarteles y el reconocimiento a los

soldados de los derechos y libertades democráticos, será el producto de nuestro propio esfuerzo y de

nuestra propia lucha o no será.

El manifiesto que ha elaborado la Comisión Ejecutiva de la Federación (nuestro programa mínimo)

podemos hacerlo realidad a corto plazo, con una sola condición: que decenas de miles de soldados se

agrupen en torno a las Uniones y avancemos juntos con el apoyo de toda la juventud hacia su conquista.

Y para ello sólo hay un camino AUDACIA, AUDACIA, AUDACIA.

 

< Volver