Las Juntas Electores rechazan cuatro listas. 
 Piden a los vascos "que no voten a los muertos"     
 
 Diario 16.    13/02/1980.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

6

NACIONAL

Las Juntas Electorales rechazan cuatro listas

Piden a los vascos «que no voten a los muertos»

Una de las recomendaciones de la Junta Electoral de Vizcaya a los partidos es que «los muertos no

voten», en un reconocimiento expreso de la laguna existente en el voto por correo.

Bilbao (Corresponsal) — Cuatro listas de candidatos presentadas por los distintos partidos y coaliciones

para las elecciones al Parlamento vasco han sido rechazadas por las Juntas Electorales de Vizcaya y

Guipúzcoa, en tanto que en Álava han sido aceptadas íntegramente todas las candidaturas presentadas.

En Vizcaya, la Junta Electoral provincial ha rechazado las pertenecientes a ANV (histórica) por no

presentar los 20 candidatos reglamentarios, las del PST por no figurar aún este partido en el Registro de

Asociaciones Políticas y las de UCE (Unificación Comunista de España) por no estar censados en la

circunscripción electoral la mayoría de los candidatos presentados. Sin embargo, en Guipúzcoa

únicamente fue desestimada la correspondiente al PCE (m-l) por no figurar este partido en el Registro de

Asociaciones Políticas del Ministerio del Interior. Las Juntas Provinciales han aceptado sin problemas las

listas de Herri Batasuna donde aparecen varios candidatos actualmente en prisión. En Vizcaya, los

miembros de la Junta Electoral Provincial y los representantes de los partidos políticos designaron ayer

los miembros de las mesas electorales. Aunque se consideró la laguna existente en la reglamentación del

voto por correo, las recomendaciones más importantes de la Junta a los partidos se centraron en una

petición de que «los muertos no voten», aceptándose, sin embargo, como válidos los votos que se recojan

en un mismo sobre, aunque la papeleta vaya duplicada si es del mismo signo. El criterio mantenido por la

Junta se ha concretado en que «cuando la voluntad del elector está manifiestamente expresada no ha lugar

a la anulación del voto».

Policía vasca lo antes posible

Urgente implantación de la Policía autónoma y creación de la Junta de Seguridad para asegurar el orden

público sn al País Vasco es a la conclusión a que llegan los partidos que apoyan el Estatuto de Guernica.

El Partido Nacionalista Vasco (PNVI —según una encuesta realizada por Efe— estima que en el

transcurso de este año se debería poder disponer de un primer contingente de Policía vasca y Euskadiko

Ezkerra sostiene el criterio de que el proceso debe ser llevado con tiento y cuidado y en este sentido

apunta un plazo de dos años para que quede implantada definitivamente la Policía autónoma en Euskadi.

Por su parte, el Partido Comunista, el Socialista y UCD consideran que estos Cuerpos de Policía deben

iniciar su funcionamiento lo antes posible. Para Marcos Vizcaya la Policía autónoma debe alcanzar el

máximo nivel de facultades que le reconoce el artículo 17 del Estatuto. Es decir, todas. Para Enrique

Casas (PSE-PSOEi las funciones de la Policía autónoma «vienen determinadas en el Estatuto y so:i

aquellas que corresponden al mantenimiento del orden, vigilancia, exigencia del cumplimiento de la

normativa que emane del Parlamento y del Gobierno vasco y Policía Judicial, a las órdenes del Tribunal

Supremo de la Comunidad Julen Guimón, de UCD, dice que hay unas funciones que corresponden a la

Comunidad autónoma y otras que son irrenunciables por parte del Estado. Y que el tema está

perfectamente articulado para que coexistan las dos Policías. Para Alberto Figueroa, de Euskadiko

Eskerra, «deberá encargarse del Orden Público. Policía Judicial y defensa de las libertades, derechos

humanos e instituciones democráticas». Roberto Lertxundi propone la refundición en un solo Cuerpo de

Seguridad que lleve adelante las funciones que, en materia de Orden Público, contempla el Estatuto.

Campos de acción distintos Respecto a la convivencia de las dos Policías, mientras que EE dice que las

cosas van a ir mal, y los comunistas manifiestan que exigirían garantías aJ Gobierno de no injerencia en

los problemas de Orden Público, UCD, PNV y PSE-PSOE, con algunas diferencias de matiz, se pronun-

cian por una coexistencia sin problemas de convivencia «ya que los campos de actuación están perfecta-

mente definidos».

 

< Volver