Fernadez Viagas (P.S.O.E.), elegido presidente. 
 Se constituye en Cádiz la junta preautonómica de la región andaluza     
 
 ABC.    28/05/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

SE CONSTITUYE EN CÁDIZ LA JUNTA PREAUTONOMICA DE LA REGIÓN ANDALUZA

Cádiz, 27. (Agencias.) Plácido Fernández Viagas, senador del P. S. O. E. por Sevilla, ha sido elegido

presidente de la Junta de Andalucía. La votación se efectuó hacia las doce y diez del mediodía y arrojó el

siguiente resultado: Fernández Viadas (P. S. O. E.), 18 votos; Jaime García Añoveros (U. C. D.), 13

votos.

Previamente se había reunido, en la Diputación gaditana, la Asamblea de Parlamentarios Andaluces,

constituyéndose a continuación la Junta de Andalucía, órgano de gobierno preautonómico de la región.

Asistieron el ministro para las Regiones, señor Clavero; el secretario de Coordinación de U. C. D, señor

Arias Salgado; el secretario general del P. S. O. E., Felipe González; presidentes de Diputación de las

ocho provincias andaluzas y otras autoridades.

Plácido Fernández Viagas, primer presidente de la Junta de Andalucía, nació en Tánger, y tiene cincuenta

y tres años de edad. Está casado y tiene once hijos. Magistrado, autor de numerosos trabajos jurídicos, ha

sido juez municipal comarcal y de Primera Instancia. Vinculado a Justicia Democrática, fue expedientado

por participar como tal en un mitin político. Se presentó como candidato para el Senado en Sevilla por el

P. S. O. E. y obtuvo el mayor número de votos: 270.732.

DISCURSO.—En su discurso de constitución pública de la Junta el presidente de Andalucía señaló que

las vicisitudes por las que atraviesa el régimen preautonómico andaluz estarán justificadas en la medida

que éste ajuma la responsabilidad de ser la voz unánime de Andalucía.

«En la defensa de los intereses de Andalucía —añadió— la voz única y conjunta de todos los andaluces

ha de hacerse patente, sin reticencias, asumiendo el sendo de la unidad del Estado y de la solidaridad de

los pueblos de España.»

«Este pueblo, al que enseñaron a decir que cantando la pena se olvida —dijo el presidente—, debe darse

cuenta de que es hora de empezar a cantar sin pena.»

Finalmente, hizo votos para que empiece a ser perceptible que en Andalucía no es la muerte, sino la vida,

la que toca la guitarra.

Tras una fuerte ovación al presidente de la Junta hizo uso de la palabra el ministro para las Regiones,

señor Clavero Arévalo, quien mostró su satisfacción por el reconocimiento de la personalidad política de

Andalucía y guardó un recuerdo para el Rey —«que hizo posible, con su firma en el real decreto, la

preautonomía para Andalucía», dijo—, a los parlamentarios andaluces y a todas las personas que han

colaborado en la consecución del régimen preautomómico para la región.

Tras ofrecer su ayuda y la del Gobierno al presidente de la Junta, el señor Clavero Arévalo señaló que el

arto de constitución supone para él un momento de responsabilidad y esperanza, "porque sólo teniendo fe

en el pueblo andaluz —dijo— podemos poner en marcha la aventura que hoy iniciamos".

Finalizó el ministro pidiendo un crédito de tiempo para la Junta de Andalucía, «porque —señaló— los

problemas de los andaluces no se van a resolver ni en cinco días, ni en cinco meses, ni en cinco años».

Tras esta frase del ministro se levantó un intenso murmullo en la sala, que fue apagado por los aplausos

de todos los presentes.

 

< Volver