La subvención, única solución. 
 La subida de los libros de texto, apoyada por los editores     
 
 Informaciones.    25/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LA SUBVENCIÓN, ÚNICA SOLUCIÓN

La subida de los libros de texto, apoyada por los editores

MADRID, 25 (INFORMACIONES).

CANALIZANDO la distribución por las librerías se hubie ra logrado un ahorro por lo menos igual al

aumento que se ha producido», manifestó al programa de Radio Nacional «Hora Punta» el señor

Fabreguer, presidente de la Agrupación Nacional del Comercio de Libro, sobre el tema del aumento del

15 por 100 del precio de venta en los libros de texto.

El señor Fabreguer comenzó diciendo: «La medida se hará efectiva, pues está apoyada por los editores

desde hace ya varios años.» Su opinión, respecto a la subida, es: «El aumento del 15 por 100 en función

con. el ´aumento de los costes de producción está Justificado, pero hay que contemplar otros factores, en

este caso el proceso de venta, que, canalizado por las librerías, el aumento podía haber sdo paliado de un

9 a un 13 por 100.»

A continuación, se refirió al proceso de venta en los siguientes . términos:. «Actualmente la distribución

está mal hecha y, ademas, no respeta las leyes» y «respecto a la duración de los libros de texto hay otra

forma de abaratar el precio», cumpliendo «una ley que existe por la que el libro de texto debe tener al

menos una vigencia de cuatro años (decreto-ley 20-7-74)»; los padres deben exigir su vigencia, añadió.

Sobre las diferencias de que ,las editoras distribuyan los libros a través de colegios o librerías, el señor

Fabreguer dijo que «el precio de cubierta es el mismo, pero por medio de la librería se hace con margen

mínimo, mientras que si el editor, a la hora de pensar el precio de venta, lo hace por medio de los

colegios, lo hará con un margen muy superior al que recibe el librero».

Más tarde señaló: «El problema económico es grave, pero de solución inmediata; para mí el problema

más grave es la incidencia negativa que tiene en la educación el que el director del colegio compre los

libros en función del margen y no en función del público al que va destinado y esto no se arregla. Esta

elección —continuó— también está regulada por decreto del 1974, en donde se dice que en la elección

han de participar: el director y el claustro, oídos los padres.»

Para don Francisco Pérez González, presidente del Gremio de Editores, el libro de texto, a efectos

industriales, es exactamente igual a otro libro cualquiera. Sobre ^1 libro de texto inciden, pues, los

factores que encarecen el libro. «La única solución sería —declaró a INFORMACIONES recientemente

cuando se empezó a hablar de la subida,— que el libro de texto, por serlo, recibiera algún tipo de

subvención por parte de la Administración. Cosa que no ocurre.»

 

< Volver