Coinciden en que el Estado garantice la igualdad de oportunidades desde la escolaridad. 
 Los partidos mayoritarios y la Federación Católica de Padres se pronuncian sobre la selectividad     
 
 El País.    08/10/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 43. 

fcl próximo lunes comenzarán las clases en la mayoría de las Universidades sin que se hayan resuelto, por

el momento, los graves problemas provocados por la publicación, en agosto pasado, del real decreto del

Ministerio de Educación y Ciencia que establecía la posibilidad de que las facultades de Medicina

limitasen el número de nuevos alumnos.

Manifestaciones, encierros, desalojos y nuevos encierros, huelgas de hambre, comunicados de protesta de

los padres de los alumnos afectados constituyen el preámbulo de un nuevo curso universitario que no

parece que vaya a transcurrir por cauces demasiado normales.

La Administración ha hecho uso de la selectividad con argumentos reiteradamente explicados por las

autoridades ministeriales y académicas. EL PAÍS ha considerado oportuno consultar la opinión que sobre

el tema pudieran tener los partidos políticos con mayoría en las Cortes y también la Federación Católica

de Padres de Familia y Padres de Alumnos.

Coinciden en que el Estado garantice la igualdad de oportunidades desde la escolaridad

Los partidos mayoritarios y la Federación Católica de Padres se pronuncian sobre la selectividad

Nuestras preguntas estaban dirigidas a conocer el punto de vista de los encuestados sobre la selectividad

en general y sobre la aplicación dejo que ha dado en llamarse la; doble selectividad que en la actualidad

afecta a las facultades de Medicina y a las Escuelas Universitarias de Formación del Profesorado de EGB.

Unión de Centro Democrático, el Partido Socialista Obrero Español, el Partido Comunista de España,

Alianza Popular y la citada Federación Católica se han definido así sobre ambos temas.

Sobre el primer aspecto, es decir, la opinión que se tiene sobre la idea " de selectividad, todos los

encuestados Coinciden en apuntar la necesidad que existe de que el Estado, realice todos los esfuerzos

necesarios para garantizar que la igualdad de oportunidades se produzca desde la base, desde el inició de

la escolaridad. Pfiro los matices son importantes a este respecto.

En opinión de UCD, el problema de fondo de la selectividad no se encuentra únicamente en el hecho de

que se exija un examen determinado para acceder a los estudios universitarios, sino que la selectividad

desgraciadamente se va operando desde que comienza la escolaridad e incluso antes. Tenemos necesidad

imperiosa de conseguir una mejora cualitativa en la educación que impida todo tipo de discriminación y

no sólo eso, sino que «compense» a aquellos alumnos que tienen problemas específicos para poder estar

en condiciones de igualdad con los demás.

PSOE:

"Selección social, no sólo académica"

Para el PSOE «la selectividad es una característica fundamental de la totalidad del sistema educativo

español, un sistema que antepone la selección de unos pocos, procedentes de los sectores sociales

privilegiados, a la promoción y auténtica educación de todos. La selección que realmente se efectúa ahora

para ingresar en la Universidad no es, principalmente, una selección académica, sino una selección

económica, una selección social, que tiene lugar fundamentalmente en el bachillerato, donde se realiza

la,clasificación final de nuestra población escolar respecto ´ de los, destinos que pueden ocuparse en la

jerarquía social.»

«A la Universidad debe llegar todo aquel que, cualquiera que sea su nivel de renta, adopte una actitud

positiva respecto a la utilidad que para sí mismo y para la sociedad tiene el aprendizaje que va a

efectuar.»

«La gravedad de lo que está ocurriendo reside, a nuestro juicio, en el divorcio entre el crecimiento del

alumnado y los recursos que el Estado destina a este capítulo de la enseñanza no por culpa del propio

crecimiento, perfectamente previsible, sino por la ausencia de una planificación y ñnanciación adecuadas

de los centros y medios complementarios de enseñanza y de un estatuto laboral digno para el profesorado

no numerario, qué ha llegado a constituir en muchos casos el 70% del cuerpo docente de la Universidad.»

PCE:

"Limitaciones evidentes"

«El Partido Comunista de España aspira a construir una sociedad donde la enseñanza en todos sus grados

sea un bien público que alcance al conjunto de los ciudadanos, donde la Universidad sea un centro

productor de ciencia y cultura para la sociedad, de formación permanente para el conjunto de los

trabajadores y donde no existan los sistemas de selectividad. Todo ello es posible si, paralelamente, se

consigue desarrollar un aparato productivo de alta calidad, diversificado, la expansión continua de la

vida cultural y la profundización de la democracia.»

«En la sociedad actual, y en las circunstancias concretas de 1977, existen limitaciones evidentes derivadas

del atraso del aparato productivo la falta de calidad en muchas actividades económicas la total

insuficiencia de muchos servicios básicos, por ejemplo la enseñanza no universitaria los muy escasos

recursos financieros destinados durante decenios a la propia Universidad. Esta situación no se supera de

inmediato, y está condicionado el acceso a la enseñanza superior, pero es ya. necesario y posible

emprender una política de superación progresiva de los mecanismos de selectividad, que pasaría por el

aumento del número de alumnos y profesores de cada centro, el incremento sustancial del gasto público

en la Universidad y la descentralización de la enseñanza superior. Es fundamental y posible en la

actualidad establecer medidas contra la discriminación, asegurando la igualdad de oportunidades de los

alumnos de centros privados o públicos, de distintas nacionalidades y regiones, junto a la participación

democrática de la sociedad y los sectores interesados en el proceso.»

Para AP, «es evidente que una de las metas principales de una política de educación no sólo democrática

sino simplemente coherente estriba en facilitar el acceso a la Universidad del mayor número posible de

personas.»

«Ahora bien, dicho acceso debe realizarse en unas condiciones adecuadas a la necesidad imperiosa de que

se imparta una enseñanza de calidad y con un elevado nivel científico. El futuro de nuestro país, y el de la

Universidad misma, depende claramente de ello.»

. «Precisamente, la actual masificación en la Universidad española ha incidido de una forma negativa en

el nivel científico que, justo es reconocerlo, ha descendido, en exceso en los últimos años.»:

«Es por tanto necesario acometer soluciones a dicha masificación, y, desde dicha perspectiva; bien

entendida, justamente aplicada y con los necesarios correctivos, es hoy por hoy, imprescindible.» «Se

debe tender además a que cada facultad realice su propia selectividad en base a un programa elaborado

por la misma y con un suficiente nivel de exigencia.»

« Dicho esto, es también evidente que debe acometerse seriamente una reforma en profundidad

encaminada a la utilización óptima de todos los recursos que la sociedad ha puesto a disposición de la

Universidad.

No deben producirse fenómenos de infrautilización de las estructuras docentes.

UCD:

"Partidarios de la máxima permisividad"

El problema de fondo, para Unión de Centro Democrático, es la selectividad que se produce en el sistema

educativo desde qué comienza la escolaridad.

«Creemos que dentro de la tradición europea se encuentran los dos sistemas: el del numerus clausus y el

de la máxima permisividad. Nosotros somos partidarios por principio de la máxima permisividad

considerando que sus resultados son a la larga más interesantes. Ahora bien, dada la situación real actual

y los condicionamientos existentes, creemos que transitoriamente puede haber una aplicación de criterios

selectivos para acceder a los estudios universitarios en la llamada enseñanza oficial, cuando ello sea

inevitable, mediante la aplicación de pruebas racionalmente pensadas y experimentalmente comprobadas,

que pongan de manifiesto inequívocamente la superior capacitación y preparación de unos alumnos sobre

otros, sin olvidar el curriculum leí propio alumno durante todos ¡us años de escolarización. Máxima

permisividad para los que deseen seguir los cursos de la Universidad a Distancia y para aqueles que

únicamente deseen presentarse a los exámenes con la inunción de obtener el título correspondiente una

vez superadas las pruebas pertinentes.»

«En cuanto al hecho de que en algunas Universidades se apliquen criterios selectivos al mismo tiempo

que en otras no se aplican dénticos criterios hemos de decir que UCD se ha manifestado siempre

partidaria de la descentralización de las competencias y del máximo respeto a las decisiones de os entes

autonómicos. Teniendo en cuenta las dificultades del momento presente, será indispensable una política

de actuación coordinada para evitar injusticias irreparables en todos los niveles. El tratamiento de tema

tan complejo exige análisis cuidadosos a base de in esfuerzo común de todos los sectores interesados en el

proceso educativo y un estudio y debate conjunto de las diferentes soluciones para obtener una

planificación correcta y evitar decisiones puramente coyunturales.»

ALIANZA POPULAR: "Situación anómala"

AP considera que «la aplicación concreta del numerus clausus a alumnos que ya han aprobado la.

selectividad es obvio que se trata de una situación claramente anómala que revela un desajuste entre la

facultad afectada y él Ministerio de Educación. Debe quedar claro que en ningún caso los derechos

legítimos de un alumnado que ha superado las pruebas de selectividad pueden ser mermadas. ´ Este es un

problema que la Administración debe resolver con urgencia y, desde luego, respaldando los derechos

legítimos de los estudiantes.»

«La publicación del decreto —según la Federación Católica de Padres— se ha hecho mal en cuanto a la

forma y ha resultado extemporánea y tardía sorprendiendo a los afectados. Se debía haber anunciado

mucho antes informando previamente a la población.

Por otra parte, los catedráticos que se plantean la cuestión desde un punto de vista de honradez pro-

fesional tienen razón al decir que no pueden admitir más alumnos en las condiciones en que está la Uni-

versidad. El Viva Cartagena no se debe practicar alegremente porque nos jugamos el futuro de nuestra

sociedad. ¿De qué sirven cientos de títulos sin calidad, cientos de médicos sin trabajo y de maestros en

paro? Este asunto, como muchos otros, se está tratando con excesiva demagogia sin analizar la raíz del

problema.»

«No es malo que se rompa el mito de la Universidad. Existen otras profesiones que hay que prestigiar;

quizá no se necesitan más médicos sino más enfermeros. El problema no está en admitir o no a los

alumnos de este año, con ser este un gran problema, sino en el fraude que supone para los ciudadanos que

pagan la Universidad y para esos mismos alumnos el admitirlos indiscriminadamente para entregarles

unos diplomas degradados. Masificar la Universidad es un error que a la larga pagaremos todos los

españoles.»

FEDERACIÓN CATÓLICA: "Reforma a fondo"

También para los padres católicos la selectividad comienza mucho antes de la Universidad: «En

preescolar ya empiezan a seleccionarse los alumnos por el nivel económico de los padres y en la EGB, al

no tener establecido el régimen de gratuidad, ocurre exactamente lo mismo. La división irracional de la

enseñanza a los catorce años en formación profesional y bachillerato hace que a la primera vayan

generalmente los más pobres ó los más torpes y que el bachillerato se convierta en un medio para

conseguir mayor prestigio social.»

«Lo que está pidiendo a gritos la situación actual es una reforma a fondo de todo el sistema educativo,

ampliando las posibilidades de estudio, fomentando otras carreras y prestigiando los títulos intermedios

valorándolos con criterios humanos de cara a una mayor justicia - social. Pensando en la Universidad es

imprescindible hacer una planificación para conocer los titulados que el país necesita. Una orientación

seria y bien hecha en el bachillerato quizá haría inútil la selectividad.»

«Hoy por hoy, aumentar el número de universitarios no significa aumentar el número de puestos dé

trabajo sino de parados. A los padres no nos deslumhra el brillo artificial de un título, lo que nos debe

importar es que nuestros hijos no se sientan fracasados.»

«En relación con la situación creada por la doble selectividad, en general puede apreciarse una condena

unánime del decreto ministerial que la provocó,´si bien los encuestados no ofrecen alternativas prácticas

para la solución del problema.»

«Nos hallamos, señala el PSOE, ante unas medidas que pretenden hacer pagar a la sociedad todo el

cúmulo de errores e imprevisiones que los Gobiernos vienen cometiendo durante los últimos años. Se

trata de medidas de pura emergencia para salir a flote atajando obsesivamente el mero crecimiento

cuantitativo de la Universidad, olvidando que una universidad masificada no lo es solamente por el

número total de estudiantes, sino por la ausencia de una proporción racional entre aquellos y los factores

necesarios para una adecuada docencia.»

«El numerus clausus en Medicina o Magisterio no se inserta tampoco en la lógica de una acción de

conjunto para afrontar a medio plazo la solución de los graves problemas universitarios.»

«Se trata de una medida defensiva no suficientemente fundamentada, ya que no parte de una

programación racional para atender la demanda actual de plazas y de las que será preciso crear en años

sucesivos para atender la demanda social. En realidad nada de eso sabe él propio Ministerio de Educación

y Ciencia, más atento a la aplicación de sedantes para aquietar los espantosos dolores del cuerpo

educativo enfermo que a desarrollar una auténtica medicina preventiva.»

El PCE califica las medidas de la doble selectividad como «injustas, demostrativas de la improvisación y

el caos reinante en la política universitaria.»

«La política universitaria del Gobierno es regresiva. La conquista de la democracia tiene que significar

una inflexión en las prioridades sociales y del gasto público, dando preferencia a la cultura con la

aplicación de una acción efectiva para favorecer la entrada en la Universidad mejorando la calidad de la

enseñanza. El problema exige una urgente reforma de la enseñanza en todos sus niveles, multiplicando las

inversiones en este capítulo para dotar al conjunto del Estado de una infraestructura educativa moderna,

con una gestión democrática y descentralizada. La actuación del Gobierno en la enseñanza superior

estrecha todavía más el acceso a la Universidad, exacerba la selectividad y, por tanto, no es admisible. El

Parlamento debe derogar la ley general de Educación de Villar Palasí, hoy inservible, y elaborar las

normas para la reforma educativa en profundidad.»

 

< Volver