Si no hay acuerdo con el Gobierno. 
 «Habrá que movilizar a toda Andalucía»  :   
 (Escuredo, diputado del PSOE). 
 El Imparcial.    14/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Si no hay acuerdo con el Gobierno «Habrá que movilizar a toda Andalucía» (Escuredo, diputado del

PSOE)

Sigue el pulso de los parlamentarios andaluces.

LOS parlamentarios andaluces están muy descontentos y disgustados con el Gobierno en relación con el

proceso de las negociaciones para lograr una autonomía provisional para Andalucía.

Los tres puntos de fricción en las negociaciones Comisión-Gobierno no fueron superados en la reunión

que los cuatro parlamentarios andaluces mantuvieron con el ministro Clavero Arévalo, el pasado día 12

jueves, en el Ministerio para las Regiones.

El desacuerdo si sitúa en la fórmula de elección del presidente, atribuciones de éste, y voto de los ocho

representantes de las diputaciones provinciales, en los debates de la Junta de Andalucía.

LA PRESIDENCIA

La fórmula de elección del presidente, después de muchas horas de debate, quedó decidida en una reunión

que los parlamentarios andaluces celebraron el pasado día 7, sábado, en Sevilla, a la que no asistió el

ministro para las Regiones, que es diputado de UCD por esta provincia.

El acuerdo es este: «El presidente será nombrado por consenso o por mayoría simple en el seno de la

Junta de Andalucía a propuesta del grupo que ostente mayor representación».

Los criterios de los partidos, hasta el acuerdo, fueron dispares aunque hubo una aproximación de acuerdo

entre UCD y PCE. La postura del PSOE ha sido la triunfadora. La mantuvo desde el principio de las

conversaciones.

Contra ella estaba UCD que sostenía que el presidente debería ser una persona representativa pero no

parlamentaria. El PCE apoyó, en principio, esta tesis si bien añadía que la persona que se encontrase

debería ser independiente y que contase con el consenso de todos. Así las cosas, y después de los debates,

UCD cedió y aceptó la propuesta del PSOE, que al final contaba con el apoyo de los parlamentarios del

PCE y de los Independientes.

Logrado el acuerdo, el Gobierno no lo acepta y tampoco las atribuciones que el PSOE quiere para el

presidente.

El PSOE exige que la presidencia sea ejecutiva y con atribuciones similares a las que posee el presidente

de la Generalitat. El Gobierno se muestra muy remiso.

De los cuatro parlamentarios que se reunieron con el ministro el día 12, sólo uno comparte la postura del

Gobierno, Ignacio Javier Huelin, de UCD. El otro, Ignacio Gallego, del PCE, ve con buenos ojos el

criterio del Gobierno, aunque reconoce que es una negociación compleja, por tratarse de una región

extensa con características diferentes entre sus ocho provincias.

CANDIDATOS

Si prosperase el acuerdo adoptado sobre elección del presidente, es muy posible que esta figura recayese

en el diputado del PSOE por Sevilla, Rafael Escuredo. El día 10, el señor Escuredo dijo que creía difícil

lograr un acuerdo con el Gobierno: «Si no lo conseguimos, tendremos que movilizar a toda Andalucía».

Otro de los candidatos es el sevillano Alfonso Guerra, también diputado del mismo partido. A él se ha

aludido en el sentido de que el Gobierno no pretende frenar la llegada, de un socialista a la presidencia

sino «de vetarla ascensión de Alfonso Guerra».

Todos los diputados del PSOE coinciden en el mismo lógico deseo: un presidente socialista.

LA JUNTA

La Junta de Andalucía es el auténtico órgano de la autonomía provisional de esta región.

Desde un principio, los parlamentarios optaron porque la Junta tuviese toda la representación de ellos,

para no caer en personalismos presidencialistas.

Este órgano está integrado por 32 parlamentarios más un representante de cada una de las Diputaciones

Provinciales; el criterio para estructurarla fue doble: representatividad geográfica (tres parlamentarios por

provincia, total 24) y representación proporcional (los ocho restantes) respecto del número de diputados y

senadores con que cuentan cada uno de los partidos presentes en la Asamblea. Son estos: UCD, PSOE,

PCE, PSP, Senado Democrático e Independientes.

El otro asunto citado como punto de fricción es el referido al derecho de voto de los representantes de las

Diputaciones. La Junta no lo reconocería hasta después de celebradas las elecciones municipales.

El OBISPADO ANDALUZ

En la conferencia de obispos del sur de España, celebrada el día 11, miércoles, en Córdoba, los prelados

andaluces expresaron el interés que sienten por el proceso autonómico andaluz.

El obispo auxiliar de Sevilla, monseñor Montero, resumió las impresiones con estas palabras: «Los

obispos siguen con atención y con simpatía la toma de conciencia del pueblo andaluz como unidad

regional dentro de España. Como jerarquía de la Iglesia expresan su respeto e independencia hacia las

fuerzas políticas que llevan a cabo la regionalización y su voluntad de servicio para con los organismos

rectores que se dé a sí mismo nuestro pueblo».

 

< Volver