Autor: Veira, Carlos. 
 UNED: Profesor Fernández, candidato a rector. 
 No soy, no he sido ni seré militante de partidos o centrales     
 
 Ya.    20/12/1977.  Página: 42. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

UNED: Profesor Fernández, candidato a rector

"No soy, no lie sido ni seré militante de partidos o centrales"

"Soy uno de los pocos catedráticos numerarios que me dedico sólo a la UNED" "No podía volver la

espalda al grave deterioro de esta Universidad ni a su necesidad de consolidación estatutaria"

En días pasados, una información enviada a los medios informativos sorprendió su buena fe a base de

utilizar un membrete normal en otros temas y de incluir las correspondientes siglas de varios partidos y

centrales sindicales. Fuentes diversas consultadas al efecto conducen á la conclusión de que alguien—

todavía sin nombre concreto— está tratando de jugar sucio en el asunto de la elección al rector de la

Universidad a Distancia, y se permite, increíblemente, escribir en lugar ´de una dé las posturas existentes

para desprestigiarla.

Una de las personas perjudicadas con dicho incidente es el candidato a rector de la UNED, actual decano

da Derecho de la misma, don Tomás Ramón Fernández Rodríguez, catedrático de Derecho

Administrativo, cuya imagen real es bien diferente, como resulta de la entrevista que le hemos hecho.

—Profesor Fernández, ¿cual es su programa al presentarse como candidato a rector de la UNED?

—No tengo un programa concreto, sino el de cualquier universitario que desarrolla su actividad en esta

Universidad a Distancia. La UNED es una Institución que ha crecido muy deprisa, sobre una base

precaria, casi como por milagro, y que ahora se encuentra con el hecho de que tiene unos 40.000 alumnos.

En esa circunstancia, es para nosotros una evidencia que hace falta dotarla de una estructura sólida y de

unos estatutos que no tiene y que le son necesarios como al resto de las universidades. Hay que añadir que

somos muy pocos los catedráticos numerarios que nos dedicamos sólo a la UNED, ya que la mayoría lo

compatibiliza con la atención a sus cátedras en otras universidades. De ahi la necesidad de hacer frente a

esa interinidad y de canalizar la discusión sobre los estatutos. Pretendemos también que el Ministerio de

Educación se haga consciente de que la UNED es una pieza importante en la Universidad español» y

coopere positivamente a consolidarla.

—¿Tiene algo que decir al modo como se le presenta en esa falsa circular?

—Simplemente que no soy, ni he sido, ni seré militante de ningún partido político ni central sindical. Sólo

soy catedrático de Universidad; ésa es mi diversión. Lo que soy como tal está en las librerías. Tampoco

aspiro ni tengo afición a cargos públicos. Ser rector hoy, por otra parte, no es algo apetecible. Pero como

soy consciente del grave deterioro que la UNED ha venido padeciendo en estos años, deterioro agudizado

en los últimos meses, y sobre todo ahora que no hay rector, y al ser yo uno de los pocos catedráticos

numerarios que sólo se dedican a la UNED, no podía volver la espalda a 1» necesidad del proceso de

consolidación que antes le describí. Finalmente le diré que no pienso ser rector mucho tiempo. Cuando el

proceso constituyente se culmine y haya estatutos, lo normal será que se elija un rector por las vías

regulares.

C. VEIRA

 

< Volver