Autor: Infante, Lola. 
 Educación. 
 La democracia llegó a la UNED     
 
 Diario 16.    30/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Viernes 30 - diciembre 77/DIARIO 16

EDUCACIÓN

La democracia llegó a la UNED

Lola Infante

Tras siete meses de enfrentamientos, en los que tuvieron lugar las más sucias maniobras, según han

denunciado a D16 fuentes académicas, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (U N E D)

tiene, por fin, un rector democrático. "

Sin embargo, y a pesar de la circular del Rectorado convocando pruebas de evaluación, varios centros

asociados siguen la guerra por su cuenta y amenazan con no reconocer al nuevo rector.

El único candidato el profesor Tomás R. Fernández, de treinta y seis años, decano de la Facultad de

Derecho ("voté.al PSOE en las pasadas elecciones, aunque en las municipales tal vez vote al PCE"),

resultó elegido la pagada semana rector de la UNED por 342 votos a favor, 188 en blanco, dos votos

nulos y 183 abstenciones.

"La votación se consiguió tras incansables ataques del sector más inmovilista de la Universidad para

impedir el proceso democratizador", explicaron fuentes universitarias. "Primero fue el cese del anterior

rector, Juan Diez Nicolás, y la impugnación de la normativa electoral de ´acceso al Rectorado, elaborada

según criterios democráticos por todos los sectores de la UNED", añadieron las mismas fuentes. "Luego,

las presiones al ministro de Educación y la campaña de prensa, y, finalmente, la manipulación descarada

de los centros asociados a la UNED para impedir que se celebrara la votación."- . , "Al no conseguir que

el ministro paralizara las elecciones, el Opus Dei y la Asociación Católica de Propagandistas (AC de P)

iniciaron en una maniobra desesperada, una campaña de desprestigio del candidato demócrata, Tomás

Ramón Fernández", declararon a D16 medios universitarios.

En principio, los otros dos candidatos al Rectorado eran Manuel García Garrido, de tendencia opusdeista,

diputado por UCD, ex rector "dedocrático" de la Universidad de Santiago de Compostela y de la misma

UNED, y José Almagro Nosete, militante de UDE y de la AC de P, que entre otros cargos .ocupa el de

asesor Jurídico del diario "Ya".

La víspera de la votación, unas horas antes de anunciar su retirada como candidato, García Garrido

intentó captar al electorado con diferentes promesas. Al personal no docente le prometió públicamente,

participación en ios beneficios económicos de la UNED.

Los electores manifestaron, también públicamente, su desconfianza ante tina persona que trata con

criterios de rentabilidad a una institución encargada de la educación de 40.000 alumnos, en su mayoría

trabajadores.

Tras prometer dedicación exclusiva a la UNED, Manuel García Garrido no supo qué contestar cuando un

profesor le recordó que también había promet i d o dedicación plena en las tareas parlamentarias a sus;

electores de Badajoz.

Fina1mente, Garrido anunció su" retirada de unas elecciones en.las que "los alumnos no tienen derecho a

voto", sin replicar a quienes le recordaron sus dos nombramientos a dedo anteriores.

Pacificar la UNED Tomás Ramón Fernández, el nuevo rector, declaró a D16 que considera prioritario

"pacificarla UNED". "Personas directamente ligadas a los candidatos retirados han manipulado a los

centros asociados y han encendido una hoguera en lina institución pacífica", añadió.

"No", hemos accedido al votó de los centros asociados porque en estas circunstancias no democráticas se

íes estaba manipulando para impedir ´un futuro de trasparencia, racionalización y democratización que

tanto necesitaya la Universidad para consolidarse y expandirse", explica el nuevo rector.

"Por supuesto, los nuevos estatutos serán elaborados, con la participación de los´ centros. Es mi única

pretensión como rector provisional." Cuando .los estatutos sean aprobados, dimitiré.

Preguntado si creía, que el bunker ,de la UNED se había dado por vencido tras Jas elecciones, Tomás Ra-

món Fernández explicó: "Así lo espero..., aunque poco puede hacer un rector, aún con el respaldo de !os

votos, sin el apoyo del Ministerio."

Tomás Ramón Fernández declaró a este periódico que cree en la enseñanza pública, que esta ea contra de

la Universidad privada y que no ve un peligro inminente de privatización de los centros asociados, como

denuncian algunos sectores. "Sería intolerable —di jola privatización de una institución pública como Ja

UNED."

El nuevo rector, al ser preguntado sobre los insistentes rumores de que tras la resistencia del bunker se

esconden asuntos turbios en materia económica, dijo que no creía tales rumores y que "en todo caso se

está exagerando el tema; creo que es mejor olvidar estas cosas".

En lo que si coincidió Tomás Ramón Fernández con los. sectores demócratas de la UNED «s en qué los

intentos de control ideológico en los centros sobre unos alumnos aislados y meros receptores de

información, es una fuerte : tentación para el sector inmovilista, Opus Dei y AC de P, fundamentalmente.

 

< Volver