Autor: Vigil y Vázquez, Manuel. 
   Los socialistas, contra la libertad de enseñanza     
 
 Ya.    03/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

CARTAS DE CATALUÑA

Los socialistas, contra la libertad de enseñanza

«SOCIALISMO es libertad", iJ pregonaban los carteles de esa ideología en la pasada campaña electoral.

Unos niños monísimos, de anuncios de la televisión, ilustraban carteles de esos, retratados a todo color.

Esos niños, como todos los demás niños de Cataluña, monísimos, menos monos y feúchos, todos tendrían

que ir a la escuela "única, laica y gratuita" preconizada, de acuerdo.con los ideales de su partido, por la

diputada socialista por Barcelona doña Marta Mata Garriga directora del grupo pedagógico Rosa Sensat»

en pro dé una escuela pública, gratuita, catalana, no clasista, eficaz y, aunque no se declare, marxista. Esta

es la libertad socialista en materia escolar.

La batalla por la escuela

COMO el socialismo e e tía mostrado electoralmente el primero en Cataluña, dicho se está que la

Consejería de Cultura de ¡a Generalidad habría de tener un titular socialista, y, como en el socialismo

catalán desaparecido Paliach, es doña María Ja figura pedagógica estelar, la consecuencia es clara,

Sucede, no obstante, que en su reciente confererencia de prensa el presidente de la Generalidad, don José

Tarradellas, dejó claro que, salvo los cinco consejeros de los partidos políticos mayoritarios, los demás

consejeros, entre los que está el de Cultura, ninguno será diputado ni tampoco senador, a lo que se añade

que no habrá ninguna mujer en «1 Consejo Ejecutivo de la Generalidad. (Escribimos antes de que se haya

hecho publica la formación de este Consejo Ejecutivo, que lo será al tiempo de publicarse las mismas.)

Cualquiera que, sea el titular designado, lo relevante especialmente es que se ha planteado la batalla por la

escuela en Cataluña: escuela única, marxista, contra escuela libre, que es la que preconiza el Consell

Catalá d´Ensenyament. Este cree, en palabras de uno de sus máximos inspiradores, que "la Generalidad ha

de velar para que todas las escuelas—tengan la orientación ideológica que tengan—

ofrezcan a los ciudadanos una instrucción de aita calidad. En la calidad de la instrucción todas las

escuelas deben ser iguales".

El primer chispazo de esta batalla se tuvo en el Senado. La minoría de la Entensa dels Catalana dio el

golpe al designar para representante suyo en la Comisión de Obras Públicas a la senadora por Lérida doña

María Rubies Garrufe, de Convergencia. Democrática de Cataluña, el partido de Jordi Pujol. Doña María

Rubíes es miembro del Consell Catalá d´Ensenyament:, catedrático de la Escuela Universitaria del

profesorado de EGB de Lérida y delegada del ICE de la Universidad Autónoma de Barcelona en aquella

capital. Doña María Rubíes esperaba, y así había expuesto su deseo al ser requerida a ello, qu«

representaría a la Entensa déla Catalana en la Comisión senatorial de Enseñanza y Cultura, Ha quedado

claro que si doña María hubiese sido socialista en vez de afiliada a Convergencia Democrática de

Cataluña y partidaria de la escuela libre (catalana, pedagógica, avanzada, pero libre), doña María habría

llevado la voz cantante de la Entensa en ¡a. misión dicha; en vez de ello, no sin cierto sarcasmo, la han

enviado a Obras Publicas, tema al que es ajena. Sobre tal maniobra, don Jordi Pujol ha hecho

declaraciones terminantes, acusando de clara intención política a la marginación de que ha sido objeto la

senadora por Lérida, y ha advertido que "la ruptura puede llegar quizá no tanto por problemas socio-

económicos como por los del área cultura!". Advierte también que por este camino se puede .ir "a

planteamientos sectarios de graves consecuencias para el país".

Contradicción con la democracia

La tensión pedagógica, que, aunque no estén enfrentadas personalmente, protagonizan doña Marta y doña

María es por lo demás el iridíalo de que los socialistas de don Felipe González y don Jaun Raventós,

coaligados en Cataluña, quieren imponer, al amparo de los votos así conseguidos, su estilo marxista al

régimen autónomo. La enfermedad de] presidente Tarradellas hizo concebir esperanzas de que se

facilitaría su intento. Pero el presidente de [a Generalidad, aún enfermo, tomó sus medidas para impedir

maniobras partidistas, Y como ha reiterado tras reincorporarse a sus funciones, la Generalidad tiene que

estar al servicio dé toda Cataluña, lo cual excluye que sus instituciones se conviertan en feudo de un

partido, ´que es lo que, cotao en este caso de la enseñanza, pretenden los socialistas, sin importarles

demasiado la contradicción de su propaganda de que "socialismo es libertad", con su intento dé escuela

única. Con pretensiones de irreversibilidad, es decir, de haber ganado las elecciones una vez por todas,

haciendo caso omiso de las minorías. Contradicción, en suma con la democracia, donde toda alternativa.,

dentro de lo plural de la sociedad de-lJe ser pca.bls. No basta con ganar Jas elecciones una sola vez.

POR lo demás, habría que servir de lección para toflos e! que el éxito del grupo pedagógico Rosa Sensat

se debe también a la-s omisiones de quienes con responsabilidades oficiales actúan en materia de

enseñanza. Por ello, paree« como si hoy la flor de la pedagogía sólo pudiera ser cultivada en esté huerto

marxista, sobre el que habría que hablar saltándose las coberturas propagandísticas de que se rodea. De

ahí la reacción contra el Consell Catalá d´Ensenyament, que afirma que se puede hacer buena pedagogía

catalana sin necesidad de Rosa Sensat. Es decir, que además de este grupo caben otros de igual o mayor

eficacia pedagógica, tanto si son laicos come si son confensionales, tanto si preconizan escuelas públicas

como privadas, o ambas a la vez.

Manuel VIGIL Y VÁZQUEZ

 

< Volver