Autor: Teba, Juan. 
 Los parlamentarios aprobaron el texto preautonómico. 
 El primer presidente de Andalucía será socialista     
 
 Diario 16.    09/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Lunes 9-enero 78/DIARIO 16

Los parlamentarios aprobaron el texto preautonómico

El primer presidente de Andalucía será socialista

Juan Teba

SEVILLA, 9 (Corresponsal D16).—Tras nueve horas de debates, el Pleno de la Asamblea de

Parlamentarios aprobó el sábado por aclamación el texto del proyecto de real decreto-ley para el

establecimiento del régimen de preautonomía para Andalucía. Con la incorporación de importantes

modificaciones sobre el texto primitivo, el texto final del decreto regulador permitirá que el primer

presidente andaluz sea un socialista.

Hoy, la comisión negociadora del régimen preautonómico entregará al ministro para las Regiones.

Manuel Clavero Arévalo, el texto aprobado, que será estudiado en un próximo Consejo de Ministros.

Todo hace pensar que Andalucía tendrá preautonomía antes de final de enero.

Cinco horas de trabajo de los dieciocho miembros de la Comisión Permanente de la Asamblea —reunidos

desde las once de la mañana hasta las cuatro de la tarde— no sirvieron para llegar a un acuerdo sobre el

texto del proyecto. El análisis de la comisión entró en punto muerto en el párrafo segundo del artículo 6°,

que trataba sobre la forma de designación del presidente de la Justa de Andalucía.

Con esta falta de acuerdo comenzó el Pleno de la Asamblea. Abierta la sesión por el presidente de la

Mesa, el socialista José de la Peña, los distintos portavoces —PCE, Grupo Independiente, UCD y

PSOE— desarrollaron las respectivas posiciones, que quedaron resumidas en dos: la sustentada por el

PSOE, con el apoyo de comunistas e independientes, y que se centraba en que la figura del presidente

debía de ser parlamentario, propuesto por la mayoría relativa —ostentada por el PSOE— y con

aprobación final por consenso o por mayoría simple, y la mantenida por UCD, que se inclinaba por la

designación de una personalidad andaluza no parlamentaria necesariamente, UCD, vencida.

Tras un debate tenso, en el que menudearon las acusaciones antidemocráticas para UCD por "no aceptar

el principio democrático de la voluntad mayoritaria", el Pleno entró en un punto muerto que parecía

definitivo.

A punto de ser levantada la sesión por el presidente de las Mesa, el diputado comunista, y portavoz de su

grupo, Fernando Soto, solicitó que se suspendiera momentáneamente la Asamblea, para que los grupos

parlamentarios reconsiderasen sus posturas. Aceptada la formula, se acordó otorgar media hora para la

reunión de los grupos parlamentarios, y media hora para la permanente, tras la cual se reanudaría la

Asamblea.

La fórmula dio el resultado apetecido. UCD, ante el temor de ver su imagen deteriorada en la calle, y

entendiendo que la postura defendida hasta el momento le colocaba en un callejón sin salida, aceptó la

fórmula adoptada por los restantes grupos: el presidente sería parlamentario, a propuesta de la mayoría

relativa. Su nombramiento se produciría por consenso o por mayoría simple.

Reanudado el Pleno de la Asamblea, se leyó la redacción final del polémico artículo 6° y de la totalidad

del texto, con las modificaciones introducidas. Sometido éste a la votación de la Asamblea, todos los

parlamentarios, puestos en pie, lo aprobaron por unanimidad.

Desechada, pues, la tesis de UCD, desaparecen las posibilidades que apuntaban a la persona de Alfonso

de Cossío como primer presidente andaluz. Este, necesariamente, ya será socialista. Como D16 ha venido

sosteniendo repetidamente desde el pasado mes de octubre, las máximas posibilidades se centran en el

parlamentario del PSOE por Sevilla Rafael Escuredo. La candidatura de Escuredo sería bien aceptada,

según las impresiones recogidas por D16.

Estas posibilidades se acrecientan si se considera que el otro presunto candidato, Alfonso Guerra,

desarrolla en la actualidad una actividad "insustituible" dentro de la organización del PSOE al ser el

máximo responsable de la campaña electoral municipal de su partido,

amén de otros delicados cometidos.

Brindis para Guerra

Felipe González, Alfonso Guerra, Plácido Fernández Viagas, Rafael Escuredo y otros parlamentarios

socialistas presidieron ayer domingo un festival taurino que, a beneficio de la fundación Pablo Iglesias de

Sevilla, se celebró en la plaza de toros de Alcalá de Guadaira.

El cartel estaba formado por el rejoneador Curro Bedoya, los matadores de toros Rafael Torres, Manolo

Rodríguez, Paco Bautista y Antonio Vargas, y el novillero El Alealareñó. Todos ellos consiguieron

numerosos y generosos trofeos de los astados que lidiaron. Todos, a excepción de Vargas, brindaron la

suerte de su enemigo a Felipe González. El otro brindis fue para Alfonso Guerra, al que el matador saludó

como "futuro presidente de Andalucía".

Unas cinco mil personas, que después pudieron, torear una vaquilla suelta, asistieron, en una fría mañana,

al festejo. Felipe González apenas pudo presenciar la lidia taurina, ya que se pasó todo el festival

firmando entradas, éstas tenían los colores de la bandera andaluza y en ellas estaba impresa una foto del

líder socialista y el anagrama de su partido.

 

< Volver