La AIPU rechaza la consulta universitaria. 
 Señala ocho temas no negociables sin caer en demagogia  :   
 El Ministerio, dice, acepta el sistema asambleario de deliberación. No se ha dado tiempo para temas tan graves. No a una cogestión indiferenciada. 
 Ya.    11/12/1977.  Página: 40. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Señala ocho temas no negociables sin caer en demagogia

El Ministerio—dice—acepta el sistema asambleario de deliberación • No se ha dado tiempo para temas

tan graves • No a una cogestión índiferenciada

La AIPU (Asociación Independiente de Profesores Universitarios) hizo públicas ayer las razones por las

que rechaza la circular-consulta del Ministerio sobre la reforma universitaria. En el mismo documento,

que se está pasando a la firma del profesorado de Universidad, se incluyen . ocho puntos sobre "orde-

nación universitaria" que considera no negociables y excluidos de todo pacto o transacción.

Subraya la AIPU que si todas las opiniones vertidas según el insólito y confuso método de la circular

recibiesen e] mismo tratamiento y todas hubiesen de ser tenidas en cuenta, nada claro saldría del análisis

de las respuestas, aparte de que llevaría mucho tiempo; y, si no se van a considerar en serio y el Ejecutivo

seguirá la línea que considere oportuna, ¿para qué la consulta? Pero, sobre todo, la AIPU considera que

hay parcelas de la actividad humana a las que resulta insensato aplicar los esquemas utilizados para la

participación general en la gestión de la república, y mucho menos el sistema "asambleario" de

deliberación, que el Ministerio parece aceptar. Hay además una absoluta desproporción entre la gravedad

de los temas y el plazo dado para abordarlos.

OCHO PUNTOS NO NEGOCIABLES

Por otra parte, los puntos que la AIPU considera como no negociables son:

• La Universidad tiene qus ser autónoma frente a las instancias de poder en los territorios autónomos. No

hay que confundir ni implicar esta autonomía universitaria con la de las regiones y territorios.

• El cantonalismo o pueblerinismo es falsa autonomía y degradación de la Universidad.

• Hay que conceder inmediatamente a las universidades autonomía de gestión económica, con

mecanismos para exigir responsabilidad por ella. En breve los títulos deben ser expedidos por cada.

Universidad (para que respondan asi de su calidad), sin perjuicio de que valgan en todo el país,

• Debe había un cuadro legal común para hacer planes de estudio, seleccionar y adscribir a los

profesores y acceso de nuevo alumnado; -lo aconsejan nuestras peculiaridades y ¡a experiencia de

otros países.

• Para habilitar para la docencia debe haber pruebas públicas de ámbito nacional, juzgadas por

especialistas de acuerdo con criterios sólo académicos. Debe haber un control académico del rendimiento

docente e investigador de cada profesor.

• Según las posibilidades de los centros y la eficacia d-e la enseñanza, debe haber pruebas de aptitud

objetivas e imparciales para ingreso de alumnos.

• En la Universidad, la investigación está ligada a la enseñanza; hay que fomentarla como inversión

social de primer orden.

• El gobierno de las instituciones universitarias debe confiarse a órganos funcionales integrados por

personas de reconocidas capacidad y experiencia. La necesaria participación de estudiantes, profesores

y PND se articulará distinguiendo los diversos ámbitos y aspectos de la vida universitaria, sin que sea

admisible una cogestión indiferenciada o general.

Si esto no se hace, la. Universidad perderá su autonomía. Los firmantes no quieren hacerse cómplices de

ninguna demagogia ni contribuir a desastres que ya han sucedida en otros países.

 

< Volver