Concentración de empresarios seglares de la enseñanza     
 
 Diario 16.    09/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Concentración de empresarios seglares de la enseñanza

La crisis de la enseñanza privada seglar, las incógnitas acerca del futuro y la problemática sobre su fi-

nanciación son los principales puntos del orden del día de la asamblea nacional que reunirá en Valencia,

durante el próximo fin dé semana, a los miembros de la recién creada Asociación Nacional de Centros

Subvencionados al ciento.p.or ciento.

Las diferencias entre estos empresarios seglares y los colegios religiosos estriban en la diferencia dé las

subvenciones que reciben del Estado. Mientras que aquéllos, explican a este periódico, no pueden subir la

cuota a los alumnos porque están subvencionados al cien por cien por el Estado, los colegios de la

Federación de Religiosos de la Enseñanza (FERE) tienen más libertad en esta cuestión, ya que el Estado

sólo les subvenciona en un sesenta por ciento. Los centros de la FERE no tienen ningún interés en pasar a

ser subvencionados totalmente, acusan estos empresarios, ya que no les resultaría rentable

económicamente.

También les diferencia de la FERE su localización mayoritaria en los barrios periféricos de las grandes

ciudades, en los que han su— plido la falta de puestos estatales y religiosos, ubicados éstos en las zonas

residenciales.

Durante muchos años han considerado sus colegios como un negocio, no se han preocupado

excesivamente de la calidad de la enseñanza impartida y han pagado mal al profesorado, admiten algunos

empresarios. Sin embargo la progresiva creación de centros estatales en la periferia y las reivindicaciones

del profesorado en los últimos cinco años han provocado un cambio en la situación.

Ahora quieren conseguir un aumento de las subvenciones para poder hacer frente a las subidas salariales

del profesorado y una garantía de no estatalízación.

• Como vía de solución van a discutir este fin de semana la posibilidad de suscribir la alternativa de la

escuela pública.

Consideran que sus negocios, a causa de su implantación en los suburbios, tienen un interés social.

Desean que se les considere escuelas al servicio de la comunidad. Sin embargo, hay un punto esencial de

la alternativa para la enseñanza con el que, de momento, no están dispuestos a transigir: el control

democrático de los centros.

 

< Volver