Cara a cara. 
 Modelo escolar personalista de UCD frente al colectivista del PSOE  :   
 Los señores Fraile Crivillés y Gómez Llorente expusieron las ideas de sus partidos sobre el tema de la enseñanza. 
 Ya.    08/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Modelo escolar personalista de UCD frente al colectivista del PSOE

Los señores Fraile Crivilles y Gómez Llórente expusieron las ideas de sus partidos sobre el tema de la

enseñanza

El tiempo del programa "Cara a cara" no fue suficiente para que de verdad se plantearan las diferencias

existentes entre el Partido Socialista Obrero Español y la Unión de Centro Democrático sobre él tema de

la enseñanza. Esa es la conclusión más clara del programa que vimos ayer en Televisión Española, en la

«jue participaron: por el PSOE, don Luis Gómez Llórente, vicepresidente primero del Congreso de los

Diputados, y por UCD, don Manuel Fraile Crivilles, secretario de Programación en el Comité Ejecutivo

de UCD.

Ambos partidos están de acuerdo en que todos los españoles tienen derecho a recibir educación, que ésta

debe ser gratuita y que debe ser la base de una sociedad, democrática. UCD, sin embargo, que defiende la

participación de padres y profesores en el proceso escolar, no ve claro el concepto de autogestión que

introduce el PSOE en su enfoque de escuela pública. Esta es la clave de que luego no vea tampoco por

qué el PSOE sólo quiere que se financien con fondos públicos las escuelas que reúnan las condiciones que

ellos propugnan. No se debatió, en cambio, cómo es la participación de la comunidad escolar, que tan

importante es para el PSOE. UCD planteó el problema del origen de los centros: libertad para crearlos

según diferentes proyectos. El PSOE no aclaró este punto, y ninguno explicitó el grave problema de la

relación, a partir del momento actual, entre los modelos que los padres elijan y los proyectos qu« los

centros ofrezcan. Este problema queda particularmente oscuro en el caso del autogestionario PSOE, ya

flue UCD quiere canalizar el dinero público a los padres para que éstos elijan, y se supone que de esa

competencia resultará qué centros valen y cuáles rechaza la sociedad.

De acuerdo ambos en una nueva educación antiautoritaria y en una participación estatal en los aspectos

indispensables de homologación de estudios y de igualdad de oportunidades, quedan, sin embargo,

demasiados puntos concretos que el PSOE parece , confiar a una especie de período constituyente, que no

aclara cómo vamos a pasar de la situación actual a la utopía que propugna legítimamente. Por

contraposición, UCD reconoce con el PSOE laa Inconveniencias de las actuales subvenciones, pero da la

sensación de que defiende una fórmula que puede consentir la conveniencia de ciertos centros privados.

Ambos tienen un hándicap, porque la realidad no es moldeable en pocas semanas. Con una ventaja para

UCD: que quiere dar el dinero a los padres, en un enfoque redistributivo del presupuesto recaudado con el

Fisco, mientras el PSOE se. mantiene en actitud simplemente tolerante con la situación con muchas prisas

por quitar las subvenciones a quien no se atenga a su modelo de escuela pública. NO SE LLEGO AL

FONDO

Una lástima que no se haya llegado al fondo de los temas: a los ideológicos, a los de pluralismo dentro o

fuera de la escuela, a las indudables dificultades que existen en zonas donde hay una sola o pocas

escuelas, a. laa ventajas de que sea el ¿entro el que tenga un proyecto o sea cada profesor el que lo tenga,

etcétera.

|

El señor Gómez Llórente planteó, la dificultad de la opción libre donde sólo pueda haber una escuela, si

no se quiere despilfarrar el dinero público; pero este punto, que tiene mucho de dificultad para ambas

posturas, y que probablemente es un problema extraescolar que lógicamente tendrá que resolverse por el

método de hacer lo que se pueda, con apertura, con respeto prioritario a las mayorías pero sin descuidar

tampooo a las minorías, quedó meramente enunciado.

En resumen, se vio algo la contraposición de posturas. Se vio que el PSOE, como partido colectivista,

quiere unas escuelas que reproduzcan el modelo democrático en unas ciudades y pueblos en las que el

cemento y las construcciones no son democráticas, unas escuelas que sean la» beneficiarlas del dinero

público, mientras en UCD, más personalista, resuelve el tema dando eJ dinero a las familias para que su

elección decida lo que vaya a resultar en el mosaico escolar. Pero los temas son tan complejos que, sin

duda, cuarenta minutos de programa televisado no llegan para que el público se aclare.

El pueblo llano está necesitando un lenguaje menos científico y un análisis más claro de procedimientos y

consecuencias concretas.

 

< Volver