Autor: Paramés Montenegro, Carlos. 
   El incierto futuro de la ensñanza no estatal     
 
 Informaciones.    06/12/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 9. 

El incierto futuro de la enseñanza no estatal

Carlos PARAMES MONTENEGRO

EN el curso 1975-1976, el número de alumnos matriculados en España, en los centros no estatales, estaba

por encima de las tres millones y representaba más del 40 por 100 de la población escolarizada en

preescolar, E.G.B. y B.U.P. Este dato obliga a pensar seriamente en la importancia objetiva de la

enseñanza no estatal y en la necesidad de tratar con seriedad y sin demagogia sus problemas. Tanto más

cuanto que la enseñanza no estatal, y de modo muy especial ía enseñanza en centros de la Iglesia, está en

grave peligro en toda Europa. Para muestra bastan dos botones: Francia e Italia.

En Francia, las objetivamente considerables posibilidades de un triunfo de la izquierda en las elecciones

legislativas han sacado a la luz pública los proyectos socialistas solare la enseñanza no estatal. El informe

elaborado por el diputado socialistas Louis Moxandeau propugna que los centros privados

subvencionados —católicos en un 93 por 100 de los casos— pierdan esas subvenciones y sean,

nacionalizados. Con ello se conseguirá el sueño de la escuela pública, laica y neutra y se olvidarán las

«manipulaciones ideológicas» de la escuela católica, ¡empeñada en transmitir a Jos niños el mensaje

cristiano.

La reacción en Francia no se ha hecho esperar. Porque en 1974 el 87 por 100 dé los franceses era

partidario de la enseñanza libre, y la Asociación de Padres de la Enseñanza Libre y de la Escuela Católica

han. levantado bandera de combate contra este atropello del derecho fundamental, reconocido por las

Naciones Unidas a todos los padres, de elegir para sus hijos el tipo de enseñanza que deseen. La polémica

ha salido a los medios de comunicación, y las críticas que ha suscitado el proyecto Mexandeau obligan a

Mitterrand a dar suavemente marcha atrás. Por otro lado, Ía misma idea estaba aún más clara en el

programa común, cuyo fracaso momentáneo deja en la oscuridad lo que vaya a traer el porvenir. En

cualquier caso, está bien claro que la vía para la desaparición tíe la enseñanza privada es la supresión de

las subvenciones, y en torno al tema de las subvenciones está planteado en Francia este debate aún sin

resolver,

Los datos italianos son descorazonadores. En el año 1976, 236 centros de enseñanza no estatal,

mayoritariamente religiosos, hubieron de cerrar BUS puertas en Roma y Lazio, en Lombardia, en Emilia-

Romagna, en Toscana, en Piamonte. «Curiosamente», en todas estas regiones los comunistas hablan

logrado el Poder a través de las elecciones. Y el procedimiento de hacer imposible la vida de los centres

no estatales ha sido siempre el mismo: üa negativa de ayuda económica por parte de los Ayuntamientos y

las entidades regionales. Al lado de este procedimiento se orquestan otros: se provocan huelgas de

profesores que hacen exageradas reivindicaciones económicas y no se autorizan las subidas de precios de

los colegios; se establecen horarios y condiciones de trabajo que hacen muy incómoda la colaboración

con los centros de enseñanza religiosa; se busca, en definitiva, lograr la i crisis total de esos colegios, en

cuya ayuda llegan «in extremis» los entes públicos que, en defensa de Ja continuidad, imponen una u otra

forma de estatalización, por supuesto laica y neutra. Aunque, claro, como toda enseñanza transmite a la

fuerza determinados valores, es fácil imagina sea mucho más grave que la francesa. Por eso hay poca fe

en el éxito efectivo del intento de los padres de familia católicos por lograr una decisión de la Corte

Constitucional, ya que la Constitución prohibe que la enseñanza sea un monopolio; del Estado. Y por eso

tampoco han servido para mucho las protestas de la Conferencia Episcopal italiana señalando falta de

libertad de elección de escuelas en Italia y la negación por los comunistas del pluralismo escolar y del

derecho de las escuelas no estatales a subvenciones con cargo al presupuesto del Estado.

(Pasa a la pág. siguiente.)

EL INCIERTO FUTURO DE LA ENSEÑANZA NO ESTATAL

(Viene de la pág. anterior)

¿Y en España? El Ministerio de Educación y Ciencia del Gobierno centrista de la U.C.D. ha redactado un

documento que desarrolla la parte de política educativa de los pactos de la Moncloa en el que se estima

preciso que las Comisiones Parlamentarias de Educación y, en su caso, la de Presupuestos, deliberen y

adopten acuerdos pertinentes en orden a los siguientes problemas». La primera >3e !as medidas busca la

democratización de la enseñanza y la tercera incluye acciones sobre la incorporación de lenguas

regionales,. ¡a colaboración con los entes autonómicas y la política de inversiones en suelo y

construcción.

El segundo gran sector de acción de los poderes públicos se llama precisamente «B) Medidas efectivas

para asegurar la gratutidad», y tiene dos apartados: «1.» En los centros estatales, a) Acometer la

expansión efectiva de la gratuidad de la enseñanza medíante la construcción, equipamiento y atención a

los gastos de funcionamiento y de profesorado de los puestos escolares que se incluyen en el plan extra-

ordinario de 40.000 millones de pesetas, sobre cuyas prioridades deberán pronunciarse las Cortes. El

Ministerio de Educación y Ciencia informará trimestralmente a la Comisión Parlamentaria de Educación

sobre los niveles de cumplimiento alcanzado en este plan,» (En el subepígrafe b.) del apartado lº,

dedicado siempre a centros estatales, se promete mejorar la retribución del profesorado y considerar 1»

gratuidad de servicios, comedores, transportes e incluso libros de texto en los niveles educativos

obligatorios.)

¿Y los centros no estatales? Volvamos al documento del M.E.C. Su apartado «2.° Centros no estatales»,

dice así: «Proceder a una revisión profunda del sistema de financiación con la definición de un estatuto de

los centros subvencionados en que se prevea la participación de los sectores, singularmente padres de

alumnos y profesorado, atienda a la función, necesidades y condiciones de tales centros, asegure el

control de la aplicación de loe fondos públicos a los mismos y atienda a la progresiva implantación de la

financiación total.»

¿Hay diferencia, verdad? Ni dinero, ni informes trimestrales, ni plazos, ni concreción, ní seguridad de

subvenciones... ¿Qué quieren decir estos vagos «proceder», «revisar», {{participar», «implantar

progresivamente», «controlar»... Ha llegado la hora de que el Gobierno de la U.C.D. diga a todos sus

electores y a todo el pueblo español qué quiere hacer con la enseñanza no estatal. La U.C.D. puede tener

dudas acerca de la orientación derechista, • centro, derechista o centro-izquierda de su electorado; en

materia de libertad de enseñanza y de pervivencia de la enseñanza religiosa, las previsibles posturas de los

votantes del partido en el Poder parecen: mucho más claras.

P.S.: En el «ABC» del sábado 19 de noviembre se escribe acerca de la lucha por la cartera de Enseñanza

de la Generalidad. ¡Por qué! «...con esíe tema, sé está decidiendo si la enseñanza en Cataluña —este es

uno de los servicios que seguro ser transferido a la Generalidad— será pluralista: todas las personas que

quieran podrán crear una escuela, recibiendo la ayuda de la Generalidad que les corresponda, o si, por el

contrario, la enseñanza será única. En ctiyo caso s¿]o lo? centros dependientes de la Generalidad y

Ayuntamientos recibirían subvención oficial» Sin comentarios.

 

< Volver