Autor: FRANCISCO. 
 Comunicación. 
 Dictadura demócrata en la Enseñanza (y II)     
 
 El Alcázar.    05/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Dictadura demócrata en la Enseñanza (y II)

El Parto» de ¡a Moncloa contempla la posiblidad de que se reduzcan tas subvenciones a los centros no

estatales, con lo cual los padres de familia correspondientes recibirán la oportuna discriminación. El

malestar que ello está produciendo en ios padres va en aumento creciente a medida que se van enterando,

porgue acerca de esto poco o casi nada se ha dicho. Es posible que a las protestas de los padres, el

Gobierno conteste que nada puede hacer, dado que el Pacto ha recibido el «consenson de! Congreso, del

Senado y de los partidos políticos.

En estricta justicia, el consenso carece totalmente de valor, pues no resulta honesto «consentir» en puntos

que adulteran gravemente el honor y buen nombre de la verdadera democracia. Nos explicaremos:

1. Los padres de familia elaboraron un documento titulado «Libertad de Enseñanza para todos , que

fue admitido antes de las elecciones y en su programa político, por partidos como UCD,AP, DC, etc. Si

esos mismos partidos políticos y sus representantes en el Congreso y en el Senado han aceptado el Pacto

en lo que se refiere a la enseñanza, podemos decir rotundamente que han engañado a sus electores, por lo

que carecen de legitimidad para representarlos, pues las elecciones son un verdadero contrato que una de

las partes no puede romper unilateralmente y pretender al mismo tiempo seguir acogiéndose a sus

beneficios. No obstante, parece ser que ésta es la democracia que nos quiere imponer el honorable Suárez,

pues según él, el pacto es la base de la democracia. A esto último, el pueblo llano, que es el que trabaja,

sufre, paga y calla (de esto último cada vez menos), le llama chalaneo, pues las cosas trascendentes no

pueden servir de moneda de cambio.

2. Si la carta de los derechos humanos de la ONU, admitida por el Consejo de Europa, y suscrita por

España obliga a su cumplimiento, cualquier pacto que la vulnere es ilegal, por más consensos qué tenga.

O jugamos todos o rompemos la baraja.

3. Si queremos que Europa occidental nos homologue, debemos recordarles a quienes nos gobiernan

que en países tan democráticos como Holanda y Bélgica, la enseñanza recibe la misma ayuda sin dis-

criminación, ya sea estatal o privada, confesional o no, aclarando que la enseñanza no estatal cubre del 65

al 75 por ciento de los puestos escolares.

4. Si lo que se pretende es homologarnos a la Europa del Este, que se diga claramente, pues esa escuela

estatal, única y sin pluralismos de ninguna clase es la que impera en esos paraísos de libertad, y a lo que

aquí quieren llevamos los partidos marxistas en complicidad con los burgueses y Kerenskys de turno.

5. En países de tanta prosapia democrática como Inglaterra, recientemente hemos leído que ¡as

autoridades han mantenido la obligatoriedad de la enseñanza de la Religión y de la oración matinal en las

escuelas.

A los padres de familia nos preocupan muchas cosas relacionadas con la enseñanza, no sólo el futuro

incierto de los centros no estatales, sino también que la Religión desaparezca de la enseñanza estatal por

Real Decreto, sustituyéndola por una moral (de corte marxista), en ¡a que no aparecen otros valores sino

«la solidaridad, el rechazo del autoritarismo, el carácter pluridimensional de la personalidad, la

racionalidad, la creatividad, la simple y pura libertad». O sea, que de deberes nada, de principios de moral

natural nada, y de Dios todavía menos. ¿Para qué seguir? Nos preocupa también el futuro incierto de esos

profesores de centros privados que se ven desasosegados después de haber dado su vida entera a la

formación de niños y jóvenes, nos preocupa que no pueda subírseles el sueldo en cantidad superior a las

del Pacto de la Moncloa (y tal como estaba previsto en el convenio vigente), por las repercusiones

negativas que sobre créditos, subvenciones, etc., pueda hacer caer la Administración Pública sobre los

colegios.

No hacemos demagogia barata, no pretendemos una educación clasista. Deseamos una educación de la

máxima calidad para todos los españoles, totalmente gratuita, y como comprendemos que esto no se

puede hacer inmediatamente, consideramos lógico que se empiece por las zonas o barrios

económicamente más débiles, sin ningún tipo de discriminación. ¿Cuál seria el problema que se

presentaría si el próximo año se vieran obligados a cerrar la mayor parte de (os centros privados? Más de

la mitad de los niños quedarían desamparados como consecuencia de esa asfixia económica que parece

ser se persigue, y la inversión que sería necesaria para paliar tal situación supondría una cantidad

desmesurada, que sería cara, a ¡a larga y en breve plazo, para los españoles. Por otra parte, dado que por

más esfuerzos que se han hecho, no se ha podido conseguir que el Ministerio de Educación nos diga lo

que le cuesta al contribuyente cada plaza escolar encentras estatales (a cada uno de los diferentes niveles),

sacamos ¡a conclusión de que la enseñanza privada es menos costosa que la estatal (lo mismo que sucede

el comparar la industria estatal con la privada).

Más valdría que en lugar de tanta subvención inútil a partidos políticos, aumentos de sueldo a diputados,

viajes costosos, dietas astronómicas en los viajes ministeriales y atrasos de millones a Honorables, más o

menos momificados, se antediera más a la formación de la juventud, sin sectarismos, haciendo de verdad

política (con mayúsculas).

FRANCISCO

 

< Volver