Protesta del PNV por las delcaraciones triunfalistas de algunos candidatos. 
 Los electores de Vizcaya esperaron al mediodía para acudir a votar en una jornada sin incidentes     
 
 El Correo español El Pueblo vasco.    01/12/1986.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

EL CORREO ESPAÑOL - EL PUEBLO VASCO

lunes, 1 diciembre de 1986

Protesta del PNV por las declaraciones triunfalistas de algunos candidatos

Los electores de Vizcaya esperaron al mediodía para acudir a votar en una jornada sin incidentes

La ausencia de incidentes notables y el retraso de los electores al acudir a las urnas como consecuencia,

presumiblemente, de las condiciones climatológicas marcaron el desarrollo de la jornada electoral ayer en

Vizcaya. Las declaraciones triunfalistas de la mayoria de los candidatos provocaron el malestar del director

de la campaña del PNV, que anunció su intención de presentar una denuncia por entender que algunas

manifestaciones presuponían la actitud del electorado antes de que se hubieran cerrado las urnas.

Xabier Arzalluz y Ramón Rubial se fundieron en un abrazo al coincidir en el colegio electoral Viuda de Epalza.

BILBAO. El Correo. Entre los políticos también hubo algún retraso, como el de Xabier Arzalluz, que tenía

prevista su presencia en el colegro público Viuda de Epalza, en la calle Tivoli, para las diez de la mañana

y Negó a las diez y media, lo que le hizo coincidir con Ramón Rubial. Nacionalista y socialista se diron, no

sólo la mano, sino un abrazo efusivo. "Somos viejos amigos -dijo Arzalluz-, aunque no coincidamos

politicamente. No espero grandes sorpresas en estas elecciones -dijo Arzalluz- y si confío en que la gente,

pese al buen día que hace, no se haya marchado al campo sin votar".

En el Tivoli estuvo también Julen Guimón. Llegó a las once y media de la mañana y dijo que "estas

elecciones son importantes para Arzalluz, que corre algunos riesgos; para Garaikoetxea, que también los

corre, y para mí, que he puesto toda la carne en el asador". Señaló, asimismo, que "vengo a votar con

espíritu de paz y concordia y de acatar la voluntad de los ciudadanos. Hoy habla el pueblo y los políticos

cenemos que esliamos".

Por su parte, el cabeza de lista por Vizcaya de Herri Batasuna, Jon Idígoras, aseguró después de depositar

su voto que los resultados de estas elecciones "no garantizarán la estabilidad en Euskadi". El dirigente de

HB, al depositar su voto en el colegio electoral instalado en el frontón de la localidad vizcaína de

Amorebieta, manifestó que van a salir "mayorías precarias y que, por tanto, la estabilidad en Euskadi va

a venir dada por la búsqueda de nuevos proyectos para este pueblo".

Sobre la posible participación de HB en las instituciones vascas, Jon Idígoras se reafirmó en las tesis

sostenidas por su partido condicionando la presencia de HB a la plasmación por parte de las fuerzas

nacionalistas de un acuerdo común para Euskadi.

El director de la campaña electoral del PNV, Josu Bergara, anunció que presentaría una denuncia ante

la junta electoral del País Vasco por unas declaraciones efectuadas por "miembros del PSOE y de EE"

a la hora de votar. "Entendemos que sus declaraciones constituyen un delito electoral ya que, de

manera directa, presuponían una actitud del electorado que sólo las urnas pueden desvelar una vez

transcurrida la ¡ornada electoral", precisó Bergara, tercer candidato del PNV por Vizcaya.

La denuncia que iría dirigida contra las declaraciones realizadas en el momento de depositar su voto

por los candidatos a lehendakari del PSE - PSOE y Euskadiko Ezkerra, Txiki Benegas y Juan María

Bandrés, respectivamente, así como a las del dirigente socialista vizcaíno Ricardo García Damborenea.

El líder de los socialistas vascos expresó su creencia de que "vamos a ganar" las elecciones, mientras

que el candidato de Euskadiko Ezkerra dijo que "se va a romper la tradición de la etapa democrática en

la que se votaba a sabiendas del partido que iba a ganar".

Normalidad en Guernica y localidades costeras

La jornada electoral transcurrió con total normalidad en las localidades del Gerníkesado y el litoral

vizcaíno, en las que el flujo más intenso de votantes se registró entre las doce y media del mediodía

y las dos de la tarde. Al parecer, los electores de los municipios costeros no quisieron soportar los

primeros frios de un soleado dia otoñal y prefirieron esperar a los obligados póteos dominicales.

En Bermeo, mientras los seguidores de Eusko Alkartasuna se daban cita en el batzoki y los del PNV en

una oficina de información como sede, los afiliados a Herri Batasuna pensaban en las posibilidades de

ganar en dicha localidad costera, debido a la competencia establecida entre los dos partidos

mencionados con anterioridad. Sin embargo, al igual que en Guernica, no hubo ningún tipo de

enfrentamiento entre los partidarios de Carlos Garaikoetxea y los de José Antonio Ardanza, cuya división

de opiniones quedará tan sólo reflejada en las urnas. En cualquier caso, HB impugnará algunas

votaciones por correo, que consideran antirreglamentarias.

Basauri y Galdácano

En las localidades vizcaínas de Basauri y Galdácano la tranquilidad fue la nota predominante de la

jornada electoral. A pesar del frío reinante a primera hora de la mañana, los vecinos de estas dos

localidades no tardaron en dirigirse a emitir su voto en los respectivos colegios electorales y sobre

las doce del mediodía, alrededor del 25% de los ciudadanos ya habían pasado por las urnas. Incluso,

en la mayor parte de los colegios ya se habían formado pequeñas colas a la hora de constituirse las

mesas electorales.

Sin embargo, la mayor afluencia se registró a partir de la una de la tarde. La gente aprovechó el sol

tardío de los días de invierno, para dirigirse a votar en pequeños grupos familiares. Sobre las dos y

media de la tarde ya habían emitido su voto alrededor del 50% de los ciudadanos de ambos municipios.

Por otra parte, cabe destacar la ausencia de varias personas que habían sido citadas para presidir o

actuar de vocales en diferentes mesas. Según manifestó a este periódico el encargado de estadística

de Galdácano, "esta actitud puede provocar consecuencias más graves, ya que al ser las multas por

incomparecencia tan grandes, los compañeros de mesa ocultan el hecho y lo que que son

comportamientos individuales pueden generalizarse".

 

< Volver