Autor: ;Fernández, Julio. 
 Como culminación de las jornadas de huelga del campo convocadas por el SOC. 
 Los jornaleros andaluces pretenden ocupar hoy fincas improductivas     
 
 El País.    28/02/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL PAÍS, martes 28 de febrero de 1978

Los jornaleros andaluces pretenden ocupar hoy fincas improductivas

JOSÉ AGUILAR Y JULIO FERNANDEZ, Sevilla

Una cierta expectación a nivel ciudadano, desorientación en el sector agrario y preocupación a nivel

oficial ha despertado el rumor —no desmentido por nadie— de que hoy culmine con ocupaciones de

fincas sin explotar la semana de lucha en el campo que, para protestar por el paro en el sector, ha

convocado el Sindicato de Obreros del Campo (SOC), integrado en la CSUT.

El presidente del SOC, Gonzalo Sánchez, aseguró ayer a EL PAÍS que de llevarse a cabo ocupaciones de

fincas por parte de los jornaleros en paro, sería de forma pacífica y simbólica. Los pueblos de la provincia

de Sevilla —donde mayor implantación tiene, el SOC— visitados ayer por EL PAÍS ofrecían un aspecto

normal, y la ausencia de policía en los mismos —contrariamente a las informaciones que ayer aseguraban

en la capital que Policía Armada a caballo vigilaba fincas y cortijos de conocidos terratenientes— parece

contradecir las previsiones de incidentes para la jornada de hoy.

No obstante, la convocatoria de huelga general en el campo lanzada para ayer por el SOC afectó, según

fuentes de este sindicato, a sesenta pueblos de toda la región andaluza y en unos quince de ellos el paro

alcanzó a otros sectores como construcción e industria. El comercio, que en la huelga general que tuvo

lugar en Sevilla el pasado lunes a instancias de Comisiones y UGT secundó en gran medida el

llamamiento al paro, ha sido advertido por el Gobierno Civil de que se procederá a la aplicación de

sanciones si se produce el cierre de establecimientos.

En cuanto al tema de las ocupaciones, sobre el que en algunos sectores ciudadanos existe una seria

preocupación por las consecuencias que podría originar la consecuente actuación de la fuerza pública, el

propio gobernador civil de Sevilla. Luis Fernández, advirtió al presidente del SOC en días pasados que de

llevarse a efecto se actuaría, desde la ley, con toda dureza. En este mismo sentido, el señor Fernández

reiteró a EL PAÍS que «el asalto a la propiedad ajena está reconocido en el Código Penal como causa

punible y, en consecuencia, se tomarán todas las medidas necesarias para evitarlo. La policía permanece

en sus cuarteles, pero si es preciso intervendrá».

Entre los pueblos de Sevilla, Lebrija aparece como uno de los más concienciados por el problema. En esta

localidad, según recordaba ayer a esté diario Gonzalo Sánchez, de los 25.000 habitantes con que cuenta,

unos mil son jornaleros en paro que, por su carácter de eventuales cuando encuentran trabajo, no están

acogidos al seguro de desempleo.

En la actualidad una de las esperanzas de solución al paro en la comarca del bajo Guadalquivir —Lebrija,

Los Palacios, Utrera y Las Cabezas de San Juan, entre otros pueblos— se cifra en la próxima entrega a

jornaleros y pequeños propietarios de 5.000 de las 16.000 hectáreas de tierras de cultivo en que el Iryda

está transformando las marismas.

Por otra parte, la Federación de Trabajadores de la Tierra (FTT) de la UGT —cuyos secretarios

provinciales de la región andaluza se reunieron ayer con diputados socialistas de las ocho provincias y de

las dos extremeñas para tratar el tema del paro agrario— ofreció ayer los primeros datos fiables, según

ase-gufó el secretario general de la FTT, sobre el paro agrícola en Andalucía: de los 389.811 jornaleros

que componen el censo laboral del sector en la región, 96.500, lo que representa un 24,75 %, se

encuentran en paro.

 

< Volver