Por primera vez, una mujer en el siglo XXI. 
 «Sobre la identidad de Andalucía», conferencia de Soledad Becerill     
 
 ABC.    22/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. MARTES, 22 DE NOVIEMBRE DE 1977.

POR PRIMERA VEZ, UNA MUJER EN EL SIGLO XXI

«SOBRE LA IDENTIDAD DE ANDALUCÍA», CONFERENCIA DE SOLEDAD BECERRIL

«Andalucía sólo podrá afirmar su personalidad política si es capaz de cambiar su situación

socioeconómica», aseguró ayer Soledad Becerril, diputado por Sevilla, en el transcurso de su conferencia

—«Sobre la identidad de Andalucía»— pronunciada en el Club Siglo XXI. Era la primera vez que una

mujer subía a la tribuna del club en sus Varios años de existencia. Al acto asistieron diversas

personalidades de la vida política, en especial de la vida política andaluza. Soledad Becerril dijo entre

otras cosas las siguientes:

• «Existen claramente unos hechos geográficos, humanos y culturales que hacen posible hablar de la

identidad de Andalucía. Su identidad geográfica se manifiesta en un aspecto físico que si bien no es

uniforme presenta unas características que se repiten en toda la región»

• «En las últimas décadas Andalucía no ha mejorado económicamente en relación con el resto del país:

su renta "per capita" es el 70 por 100 de la media nacional. Pero la situación ha cambiado: ha dejado de

ser exclusivamente agraria, la población activa empleada en la agricultura no llega al 25 por 100 y existe

hoy conciencia de cuáles son los verdaderos problemas y de que los medios para salir del

subdesarrollo no están en manos exclusivas de ningún sector social.»

• «La autonomía para Andalucía debe comportar tres aspectos:

1 Poder político que permita hacer política global desde la reglón, planificando dónde y cómo se van ha

hacer los esfuerzos de todo tipo que son necesarios; política financiera que logre equilibrar el crecimiento

regional y canalice recursos hacia las reglones que más los necesitan; política fiscal que haga que los

fondos se distribuyan de acuerdo con las necesidades de cada región.

2 Solidaridad. Regionalismo solidario como medio para afianzar el sistema democrático, porque no en

Imaginable la consolidación de la democracia manteniendo las bolsas de pobreza y subdesarrollo que

subsisten todavía. Gobernar es elegir y la búsqueda de los equilibrios exige sacrificios y solidaridad a

muchos. Esta política regional ha tomado gran relieve en la Comunidad Económica Europea porque la

propia Comunidad no puede sobrevivir si las cargas y beneficios de la integración no están

equitativamente repartidas. Tengo la Impresión de que en los acuerdes de la Moncloa no se ha concedido

suficiente importancia al tema.

3 Responsabilidad. La autonomía comporta gran dosis de responsabilidad y significa una nueva manera

de hacer política. Sí la evolución económica y cultural de Andalucía en el último cuarto de siglo

demuestra que la concentración de poderes, funciones y recursos en la Administración Central no ha

beneficiado a las regiones menos desarróllalas, ahora no pensemos que van a ser las mas industralizadas

las que nos van a sacar adelante.

Andalucía tiene que llevar a cabo una mejor gestión de la cosa pública una mejor asignación de fondos,

una más eficiente administración, en definitiva, un mejor gobierno. Y de todo esto seremos los andaluces

responsables porque Andalucía tiene que reducir el abismo que la separa del resto del país esencialmente

por sí misma; con el esfuerzo de sus mujeres y de sus hombres, con el trabajo de todos los andaluces y,

por supuesto, con el de sus políticos.

 

< Volver