Carlos Garaicoechea se acerca al PNV, suben HB y EE y se derrumba CP. 
 El Partido Socialista se convierte en la primera fuerza del Parlamento vasco     
 
 Diario 16.    01/12/1986.  Página: 1,5. Páginas: 2. Párrafos: 14. 

Diario 16

Carlos Garaicoechea se acerca al PNV, suben HB y EE y se derrumba CP

El Partido Socialista se convierte en la primera fuerza del Parlamento vasco

Antonio Herce/D-16

Corresponsal

BILBAO.-Aspiraban a la minoría mayoritaria y el PSE-PSOE la consiguió. Sus 18 escaños, frente a

los 17 del PNV, les convierten en la primera fuerza de la Comunidad Autónoma Vasca que,

mayoritariamente, ha votado nacionalistas y ha marginado a la derecha estatalista, Coalición Popular,

que se ha desmoronado al pasar de siete a dos escaños.

El partido liderado por Carlos Garaicoechea, desgajado del PNV, obtuvo un importante resultado y

se alzó hasta el tercer lugar con 14 escaños. Inmediatamente después de Eusko Alkartasuna se

situaron Herri Batasuna (13 escaños) y Euskadiko Ezkerra (9). Ambos grupos incrementaron, en dos

diputados los primeros y en tres los segundos, su representación anterior.

Significativa también es la aparición en el mapa político vasco del CDS, que consiguió sus dos

escaños en la provincia de Álava.

(Sigue en página 5) • • • Editorial en pág. 2

Txiki Benegas celebró ayer su triunfo con una intervención moderada.

ASI SE VOTO AYER W EUSKADI

PSOE

´^l^V^s^fr4?^´* ´ ´; ´**

""´´*$ &* * *´ ´ ESCAÑOS

Pierde un escaño, pero es ya la primera fuerza en Euskadi

17

´´ "´ ESCAÑOS

Pierde un total de 15 escaños, más de los conseguidos por EA,

PNV

" -Í%/´´>Y** IT

´ * ^ "´** ESCAÑOS

íl nuevo partido de Garaicoechea obtiene un buen resultado.

EA

´ ´•"´"/ 1 í •¿f t.í ! v)

*´ "*´´ ´ ESCAÑOS

Sigue subiendo, poco a poco. Consigue dos escaños más.

[ HB

**>••• Q ; ESCAÑOS

Euskadiko Ezkerra cuenta con tres parlamentarios más.

EE

2

ESCAÑOS

Pésimo resultado, al perder cinco escaños respecto al 84.

CP

2

ESCAÑOS

Es ahora una nueva fuerza en el Parlamento vasco.

CDS

Diario 16/1 de diciembre-86

%ti

ELECCIONES VASCAS J-JJJ LOS RESULTADOS OBLIGAN A HACER PACTOS PARA GOBERNAR

Los socialistas vascos festejan su triunfo con Benegas, segundo por la derecha.

El presidente del PNV, Xabier Arzallus, durante la rueda de Prensa que ofreció ayer.

Los partidos de Ardanza y de Carlos Garaicoechea sumarían 31 escaños si estuvieran unidos

La escisión del PNV propició la victoria de los socialistas en las autonómicas vascas de ayer

• • • (Viene de primera pág.)

El marco político de Euskadi está definitivamente complicado y sólo los acuerdos podrán hacer posible

un Gobierno que, en principio, se presume será de coalición. Ayer, era demasiado pronto, nadie se

pronunciaba y Txiki Benegas, mucho menos.

"Hoy se abre una nueva etapa, es un día de esperanza para todos los demócratas de Euskadi", dijo

Txiki Benegas, en un breve discurso a sus seguidores en el hotel Ercilla, tras el cual, desapareció.

Como una hora antes, a las 9,30 de la noche, el vicesecretario general de los socialistas vascos, Juan

Manuel Eguiagaray, se adelantaba a los resultados oficiales, anunciando los 19 escaños (finalmente

serían 18) para el PSE - PSOE, "con lo que, el próximo lendakari será socialista". Y eso mereció la

crítica de las restantes fuerzas, se adelantaba a una decisión que sólo tomará el Parlamento.

De forma conjunta, las caras de los candidatos de Coalición Popular palidecían. Satisfechos eran los

rostros en Euskadiko Ezkerra, descorchaban champán los de Eusko Alkartasuna, daban vítores los de

Herri Batasuna y el Partido Nacionalista Vasco empezaba a asumir su desgracia, con la salvedad

manifiesta de que ".una vez más ganaba el nacionalismo".

"Los resultados indican que el PSOE se convierte en la primera fuerza política parlamentaría. Eso

trae consigo un cambio político sustancial que refleja una sociedad: plural", dijo en su discurso

Txiki Benegas, .Y recordó que el lema de su campaña "desde hace tiempo defendemos que sólo

se puede avanzar mediante una política de acuerdo. Es el camino que hoy ha marcado la voluntad

popular". Se Refirió al esfuerzo común de garantizar la paz y la convivencia, a la vez que una

declaración expresa "aceptamos la responsabilidad" y llamo al diálogo a todas las fuerzas políticas.

Fue su breve parlamento ante un atril, al que se habían añadido la ikurriña y la bandera

constitucional. Después salió fuertemente escoltado y entre aplausos de sus seguidores. Ninguna

declaración más. Era demasiado pronto.

En otro marco, Xabier Arzallus, hablaba de victoria del nacionalismo y resaltaba los 727.000 votos

obtenidos por esas fuerzas frente a los 685.000 de febrero del 84. Era un lectura que llevaba la

acusación implícita: Garaicoechea, había roto todos los cálculos.

El lehendakari, José Antonio Ardanza, afirmó anoche, tras conocerse los resultados definitivos

electorales, que en la sociedad vasca no se ha producido ningún cambio "el único cambio que se

ha producía -dijo- ha sido el derivado de la escisión del PNV. A partir de aquí -subrayo- espero

que cualquier Gobierno que pueda formarse tenga presente el sentimiento nacionalista de esta

sociedad".

El presidente del Gobierno vasco, puntualizó que, "el PSE-PSOE ha sido en este momento el

vencedor como partido, aunque con votos inferiores a los obtenidos por el PNV. El número de votos

que ha obtenido el Partido Socialista -insistió- es similar a los obtenidos en el año 1984, y el número

de escaños también".

Bandres, satisfecho, reclamaba insistentemente como necesidad "la de hacer política de verdad,

de acercamiento y de pacto", dejando claro que en su visión, "Euskadi necesita un lendakari

abertzale".

Debe reflejar, sostenía Bandres, esa mayoría nacionalista porque en su opinión el PSE sigue donde

estaba, 19 escaños en el 84 y 19 en el 86. Kepa Aulestia, también hablaba de quinielas "va a ser

necesario un Gobierno de coalición", pero no avanzaba sus componentes.

Herri Batasuna ofreció anoche al PNV y a EA formar un frente nacionalista que se oponga a un

eventual Gobierno encabezado por Txiki Benegas y "que sirva para poner en marcha el proyecto de

reconstrucción nacional" propugnado por la coalición abertzale. Los dirigentes de HB, tras conocer

los resultados electorales, que calificaron de satisfactorios, mantuvieron su habitual indefinición

sobre su presencia en el Parlamento vasco.

"Podríamos ir al Parlamento a discutir temas económicos, culturales y de autodeterminación", apuntó

Jon Idígoras. Sin embargo, en su comparecencia ante los medios informativos, Txomin Ziluaga

manifestó, por contra, que "nosotros no queremos legitimar con nuestra presencia un Parlamento

que está de por sí deslegitimado".

 

< Volver