Elecciones vascas. 30 de noviembre. Euskadiko Ezkerra quiere un lehendakari abertzale. "El PSOE no va a durar; el pueblo vasco no lo quiere".. 
 Idígoras ofrece un pacto a EA y PNV para impedir que los socialistas formen Gobierno     
 
 Diario 16.    01/12/1986.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

1 de diciembre-86

ELECCIONES VASCAS

Los dirigentes de Herri Batasuna celebran el ascenso de su partido en la fiesta de Bilbao.

"El PSOE no va a durar; el pueblo vasco no lo quiere"

Idígoras ofrece un pacto a EA y PNV para impedir que los socialistas formen Gobierno

VITORIA.-El dirigente de Herri Batasuna, Jon Idígoras, ofreció anoche un pacto a los partidos

nacionalistas Eusko Alkartasuna y PNV para impedir que los socialistas puedan formar Gobierno en

Euskadi. En éste no se menciona a Euskadiko Ezkerra.

Desde el Palacio de los Deportes de Bilbao, donde los seguidores de Herri Batasuna se reunieron

para realizar el seguimiento del escrutinio de votos, Idígoras hizo un llamamiento a Carlos Garaicoechea

y a José Antonio Ardanza para "conseguir una reconstrucción nacional".

El ofrecimiento, calificado de "histórico" fue seguido de una crítica a los socialistas. "El PSOE -dijo-

no va a durar. El pueblo vasco no lo quiere, aunque se una con EE. Los vascos no lo quieren".

Idígoras dijo que el problema de Herri Batasuna no es destruir nada, sino construir unas instituciones

vascas con verdadera capacidad de decisión. "Queremos construir unas instituciones vascas donde

la decisión mayoritaria de todos los partidos representados en las mismas, en las que estaríamos

también nosotros, en el caso de que así ocurriera, fuera respetada. Eso necesita competencias."

En el acto de HB se dieron "vivas" a la organización terrorista ETA militar.

El presidente del PNV, Xabier Arzallus, se dirigió a sus militantes, reunidos en un hotel bilbaíno, y les

pidió que no se desanimaran. Declaró que "los votos nacionalistas han sido más numerosos que nunca"

y dijo que "el PSOE ha tenido los mismos votos que en mil novecientos ochenta y cuatro y la derecha

estatalista, desbancada y en bancarrota".

Anunció que "la semana que viene vamos a abrir un proceso asambleario dentro del partido para ver lo

que tenemos que hacer", a lo que un militante gritó "la independencia" y Arzallus contestó que "eso no

se pide".

"Entre todos tomaremos la decisión de si vamos a la oposición o no", dijo Arzallus, lo que fue recibido

con gritos de "sí, sí, sí". El presidente del PNV añadió que las decisiones hay que tomarlas en frío,

después de medir los pros y los contras.

El máximo dirigente de Eusko Alkartasuna, Carlos Garaicoechea, señaló anoche, en una rueda de Prensa,

que la primera meta será la de consolidarse como partido político. "Confirmaremos que en este país ha

nacido un nacionalismo nuevo, democrático y progresista -dijo- pero en estos momentos no quiero asumir

la responsabilidad de cual haya de ser el Gobierno. Hay otros que deben hacerlo en mi lugar".

Garaicoechea entiende que "un país con un setenta por ciento de escaños nacionalistas, ciertamente

se encontraría con un Gobierno un poco contra natura si hubiera un Gobierno socialista". "Yo creo que

los socialistas tendrán el buen sentido al observar esa realidad política, de tener la fuerza imaginativa

suficiente para que este país cuente con el Gobierno que debe contar, es decir con un Gobierno

nacionalista."

Juan María Bandres, presidente de Euskadiko Ezkerra, declaró que "los resultados están exigiendo un

lendakari abertzale para el País Vasco".

Valoró los resultados del PNV como "una catástrofe" y dijo que "el pueblo ha castigado a un partido

que no ha sabido gobernar este país".

Sobre la formación del Gobierno, Bañares dijo que "nadie se ha acercado a nosotros para ello. No

deseamos un lendakari socialista. Euskadiko Ezkerra es un partido con vocación de gobierno en

Euskadi, no en España y, en consecuencia, está dispuesta a gobernar este país".

El candidato a lendakari por el CDS, Jesús María Viana, declaró que su partido ha conseguido su

objetivo de entrar en el Parlamento vasco. "Me siento preocupado por el triunfo socialista, máxime

tras escuchar las declaraciones provocativas y despectivas hacia todo lo vasco del presidente de la

Comunidad Autónoma de Madrid. "

Explicó la victoria socialista "por la cruzada antinacionalista" realizada por Txiki Benegas "que ha

contado con un importante porcentaje de votos de la derecha, pero a la hora de formar gobierno se

va a volver contra él".

Julen Guimón, candidato a lendakari por Coalición Popular, declaró que los datos indican que esta

formación política "ha sufrido un revés de cierta importancia". Dijo que había dos factores que han

influido: la división del centro-derecha, con la comparecencia del CDS, y las especulaciones de la

creación en el País Vasco de un futuro Partido Popular vasco, "y eso ha sido descentrar a algunos

ante la incertidumbre".

"Ofrecimos ir juntos al CDS y dijeron que no, y parece que hemos repartido el espacio político con

ellos" declaró.

 

< Volver