Autor: Marhuenda, Francisco. 
   Jordi Pujol afirma que lo ocurrido con Banca Catalana "es responsabilidad del Gobierno"  :   
 "A partir de ahora seremos nosotros quienes hablaremos de ética".. 
 ABC.    01/12/1986.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Jordi Pujol afirma que lo ocurrido con Banca Catalana "es responsabilidad del Gobierno"

"A partir de ahora seremos nosotros quienes hablaremos de ética"

Barcelona. Francisco Marhuenda

"Lo que pasó es responsabilidad del gobierno" afirmó el líder de Convergencia, Jordi Pujol, refiriéndose

al largo calvario que durante año y medio sufrió con la querella Banca Catalana. Ante más de 20.000

personas el secretario general de CDC realizó uno de los discursos políticos más trascendentes de su

carrera y que sin lugar a dudas marca una nueva etapa política en Cataluña.

Con un largo discurso (una hora y quince minutos) Jordi Pujol clausuró la IX Fiesta Anual de Convergencia.

Estaba toda la plana mayor de su partido, así como de Unió Democrática de Cataluña. En primer lugar

intervino Miguel Roca que actuó de presentador, realizando una alocución muy dura con respecto a la

manipulación política que ha significado la querella. En uno de los palacios del recinto ferial, se llenó con

miles de personas de toda Cataluña en este acto de partido que ha venido a ser una muestra de afecto

y una adhesión a Jordi Pujol

El líder de CDC empleó gran parte del discurso, que como es habitual improvisó con la ayuda de unas

pocas notas, en referirse a la querella, pero sin resentimiento, con tranquilidad y sobre todo hablando

de que "eí futuro tiene que pesar más que el pasado". Jordi Pujol comenzó dando las gracias "a todos

los que durante este tiempo han creído en mí, a los que me han ayudado a mantener la serenidad, así

como la del país" el no haberlo hecho "hubiera sido una gran oportunidad perdida".

En todo momento, fiel a sus palabras iniciales intentó, "hacer una reflexión y no un disurso político o

polémico". Antes de entrar a hablar concretamente de Banca Catalana, se refirió a los esfuerzos de

entablar un diálogo fluido con el gobierno socialista a partir de la victoria del 29 de abril, "hice un discurso

de oferta, de colaboración y apertura, un discurso inspirado en un espíritu de entendimiento" por que

"yo había sentido el aliento del odio, que nadie se escandalice". Continuó señalando los diferentes

esfuerzos hasta que "el 18 y 19 de mayo, cuando el diario gubernamental filtra que en breve se filtraría

la querella, vimos lo que pasaría" añadió que "lo que pasó es responsabilidad del Gobierno, aunque

prefiero no precisar más". Hizo referencia a que "se podría decir que fue una casualidad, o que era algo

que no se sabía, no es así, lo que pasó es responsabilidad del Gobierno".

Con un espíritu de diálogo dijo "hemos de volver a mayo de 1984 antes de lo que sucedió" Para Pujol lo

que se pretendía era que "nos hundiéramos, que yo me hundiera, que Convergencia se hundiera, que la

Generalidad y Cataluña no pudieran plantar cara, que a todo tuvieran que decir que sí". El líder catalán

considera que "esto ya ha pasado, la autonomía está más consolidada que hace tres años, aquello que

es capaz de resistir la voluntad de destruir sale fortalecido". Cataluña tuvo que sufrir "la presión política,

económica y la querella". En primer lugar "para reducir el poder real de las autonomías y particularmente

la Generalidad", además por "la asfixia económica" y finalmente "la presión psicológica y moral de la

querella contra mí".

Critico duramente a ciertos medios pero hice particular referencia a TVE que "pretendía provocar el

desprestigio de la Generalidad y las autonomías en toda España, para conseguir, además, el linchamiento

moral de mi persona".

Jordi Pujol se refirió a la necesidad de "un nuevo estilo político" ya que "algunos han practicado el

acoso y derribo, aquello que nosotros hemos llamado un mal estilo, ha fracasado" aunque ahora parece,

según el líder catalán, que "hay un cambio, ¿es un cambio sincero?, en cualquier caso viene obligado por

el fracaso". Hizo referencia al futuro e implícitamente sin citarlo a la futura decisión de la fiscalía sobre

un posible recurso a la aplastante decisión del pleno de la Audiencia. "En el futuro pondremos condiciones,

no políticas porque no tenemos derecho, pero sí sobre la forma de hacer, un día ya dije que "de ahora

en adelante dé ética hablaremos nosotros" "Que nadie intente sacar provecho de, esta maniobra política,

que nadie se tome la justicia por sí mismo, todos hemos sufrido. pero yo más que nadie. Por eso pido

que nadie sea más papista que el Papa", dijo a los asistentes.

 

< Volver