Miedo entre los electores a revelar el sentido de su voto     
 
 ABC.    01/12/1986.  Página: 52. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Miedo entre los electores a revelar el sentido de su voto

Bilbao.

Los electores que ayer acudieron a las urnas se mostraron en general reacios a desvelar el partido al

que han votado a los encuestadores de diversos medios de comunicación. La agencia Efe recogió algunos

de los casos más llamativos y la opinión de unos de estos encuestadores. "Sobre todo la gente mayor

-señaló el encuestador- se asusta y no quiere decir a quién ha votado." Muchos de los votantes

rehuyeron la presencia de los encuestadores y fueron varios los que protestaron ante la Policía Municipal

que vigilaba tos colegios para que fueran expulsados los encargados de realizar el sondeo.

El miedo a revelar el voto ha sido una constante entre los votantes vascos desde hace diez años. Así

lo venían expresando diversas empresas de sondeos electorales, que han encontrado serias dificultades

en algunas zonas, preferentemente rurales, del País Vasco. La significación política de aquellos que no

militan en partido alguno ha sido siempre cuidadosamente evitada por estimar que podría acarrear

problemas de convivencia. Y estas elecciones de ayer no han sido una excepción.

La violencia terrorista es, sin duda, el factor principal que influye en el miedo del votante a manifestarse

libremente. Resulta significativo, por ejemplo, que ese haya sido el "leitmotiv" de la campaña electoral

de HB, cuyo mensaje central ha sido que si no se les votaba a ellos seguiría la violencia terrorista de

ETA. También han utilizado la estrategia del miedo los dirigentes del PNV, al advertir que un triunfo del

PSOE convertiría al País Vasco en una autonomía más y traería el hambre y el desempleo.

"Votantes silenciosos"

Los socialistas, por su parte, también han lanzado mensajes "de advertencia" a lo largo de la campaña

cuando identificaban Gobierno nacionalista (PNV) con ruina económica. Es más, el mismo vicepresidente

del Gobierno, Alfonso Guerra, manifestó públicamente que el despegue económico del País Vasco no

contaría con el apoyo del Gobierno central si a Ajuria Enea no llegaban los socialistas.

El miedo a revelar el contenido de su opción es más generalizado entre los electores de los partidos de

ámbito estatal, sobre todo de Coalición Popular y PSOE. El temor a que se les tache con ánimo

despectivo de "españolistas" retrae a estos electores, que por lo general no suelen acudir a los mítines

ni expresar abiertamente sus criterios ideológicos. Este "votante silencioso" ha cobrado en estas

elecciones inusitado valor, pues dada la ruptura del nacionalismo moderado su decisión está en

condiciones de alterar él mapa parlamentario autónomo. Sin embargo, es este mismo sector electoral

el que más agudamente acusa la abstención. No sin razón, el PSOE ha insistido a lo largo de su

campaña en la necesidad de votar, hasta el punto de que los carteles electorales en que aparecía el

retrato de Benegas aparecían con una palabra de grueso trazo: "Vota". Por el contrario, la abstención

de este sector favorece al PNV -su votante es más fiel y militante -y también a HB.

 

< Volver