La abstención registrada, ligeramente inferior a la de los anteriores comicios  :   
 La participación se sitúa sobre el setenta y uno por ciento. 
 ABC.    01/12/1986.  Página: 52. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ELECCIONES VASCAS

LUNES 1-12-86

La abstención registrada, ligeramente inferior a la de los anteriores comicios

La participación se sitúa sobre el setenta y uno por ciento

Madrid

La participación electoral en la consulta de ayer ha alcanzado niveles ligeramente superiores a

los registrados en las dos últimas consultas, las generales de este año y las autonómicas de 1984.

Concretamente, la participación ha superado, según los primeros datos, el setenta y uno por ciento

del censo electoral. En las dos últimas horas de la jornada se incrementó el número de votantes que

acudieron a los colegios electorales.

Participación electoral comparada

emitidos % Abstención % Censo

Generales 1977 ..........................

1.041.115

77,68

299.129

22,32

1.340.244

Generales 1979 ..........................

1.021.175

65,99

526.697

34,01

1 .547.472

Municipales 1979

902.533

58,32

644.939

41,67

1.547.472

Autonómicas 1980

931.238

59,42

635.823

40,58

1 .567.061

Generales 1982

1.220.845

79,69

310.996

20,31

1.531.843

Municipales 1983 ........................

1.012.135

64.59

554.701

35,41

1.566.866

Autonómicas 1984

1.043.078

68,44

480.958

31.55

1.582.719

Generales 1986 ..........................

1.114.456

68.30

533,132

31,70

1.647.588

Autonómicas 1986 ......................

1.180.361

71,1

479.781

28,9

1.660.143

La abstención registrada en la jornada electoral de ayer confirma la existencia de una franja del

veintinueve al treinta y uno por ciento de votantes que no acuden a las urnas. Este mismo

porcentaje se registró en las elecciones autonómicas de 1984 y se ha repetido en las generales de

este año.

Estos datos, sin embargo, no estaban del todo claros pocas horas antes del cierre de los colegios

electorales. Por el contrario, a las seis de la tarde los porcentajes de participación no superaban el

56,5 en Álava, el 57,6 en Vizcaya y el 56,7 en Guipúzcoa. Es decir, que la participación apenas rozaba

el 57 por 100 a sólo dos horas de concluir las votaciones. A esa misma hora, en las dos últimas

elecciones se registraron porcentajes superiores al sesenta y dos por ciento. Todo parecía indicar, pues,

que la abstención crecería en los comicios de ayer.

Votos de última hora

No obstante, los hechos señalan que en las dos últimas horas se incrementó la afluencia de los

votantes a los colegios electorales, hasta alcanzar el porcentaje final, pese a que las condiciones

climáticas (ayer bajaron notablemente las temperaturas en el País Vasco) no eran las más propicias

para ejercer el derecho al voto. Más aún: teniendo en cuenta que la jornada electoral se celebraba

en día festivo era de suponer una mayor afluencia en las primeras horas del día, para descender a

medida que menguaba la jornada.

Pero una vez más la "lógica" electoral parece haber fallado en el País Vasco.

El hecho de que se hayan dado porcentajes similares de participación que en los últimos comicios

favorece las expectativas del PSOE y rebaja las del PNV, partido este último que posee un electorado

más fiel y militante. No sin razón, los socialistas han sido los primeros en felicitarse por lo que se

considera una más que apreciable participación electoral.

La participación electoral en el País Vasco ha sido en los últimos diez años muy irregular y un tanto

atípica. Así, el mayor porcentaje de abstención se registró en las elecciones municipales de 1979

(más del 41 por 100). Cuatro años más tarde, sin embargo, bajó la abstención a un 35,4 por 100.

Al contrario, las últimas elecciones generales registraron más abstención que las de 1982. En los

comicios de este año se contabilizó el mayor porcentaje de participación electoral en el País Vasco

(casi un ochenta por ciento) durante todas las consultas efectuadas desde 1977. Las elecciones de

1982 superaron en participación a las primeras elecciones democráticas, que registraron casi un

setenta y ocho por ciento.

Fin de la irregularidad

Esta irregularidad en el comportamiento electoral en el País Vasco se observa también en los .comicios

autonómicos. Resulta llamativo, por ejemplo, que en la primera consulta autonómica, en 1980, la

abstención superara el cuarenta por ciento. Este porcentaje bajó al 31,5 por 100 en las de 1984.

Sin embargo, lo que hasta ahora ha sido una "constante irregularidad" está llegando a su fin a tenor

de los datos de ayer. Como queda dicho, la abstención en el País Vasco tiende a situarse en una franja

cercana al treinta por ciento, con tendencia a ser cada vez menor, porcentaje que se asemeja al de

otras Comunidades autónomas. Más aún: esta "estabilización" de la participación sugiere también una

normalización en el País Vasco, cuyos votantes se han visto sometidos a todo tipo de presiones que

han obstaculizado el normal ejercicio del derecho al voto. Esto es, se está consolidando un electorado

con el que habrá que contar siempre de ahora en adelante, salvo las lógicas variaciones.

 

< Volver