Autor: Apostua, Luis. 
 Semana española. 
 Concreción electoral del centro sociológico     
 
 Ya.    08/05/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ya-Pag.14

INFORMACIÓN NACIONAL

8-V-77

INCITACIÓN AL EXTREMISMO DE LOS "REVENTADORES"

LA DIFERENCIA SUSTANCIAL RESPECTO A 1936

CUANDO a las doce de la noche de hoy, domingo, acabe el plazo de presentación de candidaturas, el

treinta por ciento le los españoles que conocieron las de febrero de 1936 Se preguntará:

—¿En qué se diferencian esas elecciones de aquéllas?

Pero el setenta por ciento, que tiene aquellos recuerdos, se dirá:

—¿Podremos, al fin, los españoles resolver los problemas en las urnas y no a tiros?

CADA generación traspasa difícilmente sus problemas a la siguiente por la sencilla razón de que son

distintos. Por consiguiente, los razonamientos de los años treinta no valen en los setenta, del mismo modo

que a la caída de la Monarquía no servían los planteamientos del malagueño Cánovas y del riojano

Sagasta.

EXAMINEMOS nuestro tiempo. ¿Son realmente distintas estas elecciones de las de 1936. Mí opinión

personal es que son radicalmente distintas: en aquellas fechas, las dos Españas buscaban el choque y

ahora harán todo lo posible por evitarlo. Por consiguiente, la gran mayoría se inclinará por una solución

moderada que garantice para te. nación española un estilo de convivencia. Los votantes lúcidos saben que

no eliminarán las tensiones, pero saben muy bien que Instauran un mecanismo mediante el cual las

tensiones no se resuelven con las armas. En una palabra: a lo largo de cuarenta años ha nacido un centro

sociológico que encuentra una expresión electoral, con todas las imperfecciones que se quiera, suficiente

para canalizar la lucha política y social hacia un área definida, él Congreso y el Senado. Ero esas Cortés

tendía su asiento la España conservadora y la izquierda proscrita; pero en medio se elevará, un poderoso

grupo capaz de absorber las tiranteces. El hecho d-e que ese grupo esté representado por el hoy presidente

del Gobierno, don Adolfo Suárez, y por las candidaturas de Unión Centro Democrático es la anécdota o

coyuntura de esta fecha, pero la realidad profunda es que Ha España sociológica busca fórmulas arbítrales

y huye de los clarines de-guerra.. Las últimas cuarenta y ocho horas no han producido ningún cambio

político. Retoques electorales, muchos; pero el delineamiento fundamental estaba claro desde hace meses

y tuvo fin concreción en el discurso del presidente Suárez, en el que éste explicitaba su opción electoral.

NO obstante, hay un peligro real, y es el de la controversia electoral, que a veces alcanza los linderos del

altercado. Quienes los promueven saben o deberían saber que son unos magníficos aliados del

extremismo, siempre propenso a resucitar la vieja controversia.

Luís APOSTUA

 

< Volver