Autor: Tomás Marco, Juan José. 
 Pregunte usted lo que quiera. 
 Papeletas, listas, urnas, cabinas, sobres...     
 
 Ya.    11/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

11 -V-77

Pregunte usted lo que quiera.

Papeletas, lisias, ornas, cabinas, sobres...

Continúa la rueda incesante de preguntas:

—¿Puedo quitar, añadir o cambiar nombres d« candidatos en las papeletas de votación? ¿Podría

explicarnos cómo se votará, pues estamos hechos un lío con !o de dos urnas, dos sobres, tantas listas ´y,

además, luía cabina para meterse en ella a preparar el voto ?

• Pues sí, señores, realmente es para estar hechos un lío. Pero vayamos por partes y todo se

aclarará. .Verán ustedes como on es tan difícil. Cuando llegue e] día de la votación y se acerquen

al colegio electoral ya tendrán resueltas todas sus dudas, y si no, ya verán cómo hacen los electores que

les precedan. Yo voy a intentar dar unas sencillas orientaciones.

• En primer lugar hay que distinguir entre elección para diputados y elección, para senadores.

Ustedes recibirán de muchas maneras, incluso al ir a votar, candidaturas de todas las presentadas,

tanto de diputados como de senadores. En cada cabina habrá,, o deberá haber, papeletas de

todas las candidaturas y sobres. Las papeletas para diputados, serán blancas, y las de senadores de

color sepia.

• Efectivamente, en cada colegio electoral, o mejor en cada sección, pues- en Madrid hay sitios en

los que se reúnen varias secciones, habrá dos urnas: una para las papeletas de elección de diputados y

otra para las de senadores. Usted debe elegir la papeleta que quiera para diputados. En Madrid,

cualquiera de ellas tendrá una lista de treinta y dos´ nombres. No los toque, no los cambie, no tache

ninguno, no añada nada. Si lo hace, la papeleta y su voto serán nulos. Elegida la papeleta que

quiera, debe meterla en el sobre para la urna destinada a recibir los votos emitidos para elegir

diputados. Este sobre lleva la indicación "Congreso de Diputados".

• Para la elección de senadores, las papeletas son de color sepia. Llevarán impresa la lista de todos

los candidatos de todos los partidos e independientes. Serán, quién sabe, quizá treinta o cuarenta

candidatos en Madrid. No se asuste al ver en la papeleta tantos nombres. Estarán por orden

alfabético. Al lado llevarán un recuadro impreso para que usted ponga una cruz en los nombres que

usted elija. Son cuatro senadores por provincia. Tiene usted que elegir cuatro senadores de la

lista de treinta o cuarenta. No es trabajo para hacerlo en el colegio electoral, me parece a mí, y

menos en la cabina. Como se meta la gente en la cabina a pensar a quién elige para senador de entre las

largas listas de candidatos impresas en las papeletas, creo que habrá más de un disgusto por los

pesados que entren en la cabina y no salgan. Pocos van a poder hacer uso de las cabinas, pues hay

que contar siempre con algunos pesados que entrarán en ellas y no acaban de salir. Por si acaso, no

se confíe y lleve usted todo preparado desde su casa.

• En e] sobre que dice "Congresos de Diputados" mete usted la papeleta blanca que elija y. como digo,

sin tachadura ni enmienda, y-en el sobre que dice ~ "Senado" mete usted la papeleta da color sepia, la de

la larga lista, con las cruces puestas al lado de los cuatro nombres que usted elija: En estas largas listas,

limítese a poner esas cruces. No haga tachaduras, aunque vea nombres de personas que nO son de su

agrado. Aunque vayan en la lista, no es que, usted las vote. Usted sólo votará a las que le haya puesto la

cruz al lado en el cuadrito para ello. Si borra o tacha nombres en las papeletas para el Senado, también

será nulo su voto.

• Con los dos sobres ya. preparados previamente, mejor en su casa que en ninguna otra parte, pues lo de

las cabinas presiento que va a ser¡ a ratos una. "guasa", usted se encamina al colegio electoral, y cuando le

toque su turno, si hay cola, le entrega los dos sobres al presidente de la mesa. No se empeñe en ser usted

el que quiera meter los sobres en las urnas. Debe darlos al presidente, y él meterá en cada urna el que

corresponda. No podrá usted votar si no lleva los dos sobres. Es decir; hay que votar simultáneamente

para diputados y para senadores. No se puede votar para uno y no votar para el otro. Tampoco podrá usted

votar con sólo las papeletas en la mano. Tienen que ir metidas en sus respectivas sobres.

No se preocupen, ustedes. Esto, como todas las cosas que parecen difíciles, es cuestión de practicarlas.

YO les aconsejo que hagan prácticas en su propia casa durante los días anteriores a la votación. Pueden

tomarlo incluso como juego. Es tan fácil como las quinielas, y hasta se parecen a éstas, en lo que respecta

a senadores, por lo de las cruces. A las-siguientes ´elecciones ya sabremos todos nacerlo sin

complicaciones. Pero para las siguientes elecciones vaya, usted a saber qué normas las regularán, porque

las actuales normas sólo son para estas primeras elecciones generales después de cuarenta años.

Calendario electoral. — Ayer, lunes, quedaron expuestas al público las candidaturas presentadas en los

locales de las juntas electorales. Todas las candidaturas se publicarán en el "BOE". Ha comenzado el pla-

zo para formular denuncia de irregularidades en las candidaturas.

Juan José TOMAS MAKCO

 

< Volver