Autor: Urbano, Pilar. 
   Dimisiones en la Junta Electoral Central  :   
 García-Valdecasas, Sainz de Baranda y Martínez Corbalán presentaron su renuncia para poder ser candidatos. 
 ABC.    04/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

DIMISIONES EN LA JUNTA ELECTORAL CENTRAL

García-Valdecasas, Sainz de Baranda y Martínez Corbalán presentaron su renuncia para peder ser

candidatos

El presidente de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, don Alfonso García-Valdecasas, y los

decanos universitarios de Logroño y Zaragoza, señores Martínez Corbalán y Sainz de Baranda,

respectivamente, presentaron en su día la dimisión como miembros vocales de la Junta Electoral Central

«por razones legales». La Junta aceptó las tres renuncias, e hizo pública .su constitución definitiva en el

«Boletín Oficial del Estado» de ayer 3 de mayo.

Firma la resolución de la Junta su presidente, titular del Tribunal Supremo, don Valentín Silva Melero, y

expresa que, en la reunión del pasado día 21 se aceptó la excusa aducida por el señor García-Valdecasas.

Sin embargo, las tres vacantes no han sido cubiertas.

GARCÍA-VALDECASAS: «NO QUISE LA INELEGIBILIDAD»

Puesta al habla con don Alfonso Garcia-Valdecasas me explica las razones «legales» y personales de esta

dimisión:

«En síntesis, como según la ley Electoral, los miembros de las Juntas, tanto centrales como provinciales y

de zona, son automáticamente inelegibles, quise tener... las manos libres para promover o no mi

candidatura: no Quería ser inelegible. Mi renuncia no supone negativa a integrar la Junta Electoral

Central, sino más bien que he querido abandonarla inelegibilidad. Y así lo expresé en su día. ante la Junta

Electoral y ante la Academia de Ciencias Morales, y Políticas que presido. Hice mi comunicación,

verbalmente, el veintiuno de abril. Por un oficio del día veintiséis conocí que mi dimisión había sido

aceptada. Sin embargo, se desestimó la propuesta de sustitución que hizo la Real Academia en la persona

del vicepresidente, don Carlos Ruiz del Castillo, por apreciarse que ya había prescrito el plazo. Con lo

cual se da el caso curioso de que ya no soy inelegible, pero sí insustituible.»

PEDROL RIUS: «UN PROBLEMA DE SUSTITUCIONES»

Hablo después con don Antonio Pedro Ríus, presidente del Consejo General de la Abogacía y miembro

de la Junta Electoral Central. Me informa, con el texto legal delante, de los plazos previstos para la

constitución provisional y definitiva de las Juntas electorales y, consiguientemente, para las renuncias y

provisión de vacantes surgidas.

«García-Valdecasas había dejado transcurrir la constitución provisional de la Junta Electoral. Su dimisión

encadenaba las de otros dos miembros, que deseaban promover sus candidaturas: el catedrático don

Francisco Martínez Corbalán, candidato al Congreso por Logroño, con «Acción Popular», y don Ramón

Sainz de Baranda, militante del «P. S. O. E.» y decano de la Universidad de Zaragoza.

La Junta Electoral Central consideró las tres renuncias, v las admitió porque se habían presentado en el

plazo de ocho días siguientes á la constitución provisional de esas mismas Juntas, según lo contempla el

artículo doce, apartado tres de la ley Electoral de dieciocho de marzo. Pero constituida ya de modo

definitivo la Junta era imposible admitir nuevos miembros; por ello fueron desatendidas las sustituciones

que las respectivas Corporaciones propusieron. Y esa es la "historia". La Junta Electoral Central

funcionará con tres miembros menos de los previstos según la Ley. Eso es definitivo.»—Pilar URBANO.

 

< Volver