Se celebró el I Festival de la Emigración Andaluza. 
 Por una Andalucía autónoma, en el Pabellón de Deportes     
 
 Hoja del Lunes.    28/11/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

28 noviembre de 1977

Par una Andalucía autónoma, en el Pabellón de Deportes

HOJA DEL LUNES.

Pasada la una de la madrugada del domingo terminó el I Festival de la Emigración Andaluza, que

congregó a más de tres mil personas y un número importante de cantaores, grupos musicales, políticos y

personalidades del mundo de las artes y la cultura del sur en torno al tema de la autonomía y el

renacimiento de Andalucía. Con un "salud5 libertad y autonomía, y a pasarlo bien" de los

presentadores—José Luis Ortiz; Nuevo y Fernando Quiñones—había comenzado el acto más de cinco

horas antes, durante las cuales el conocido .Miguel Ríos intervino no como cantante, sino encargándose

del complicado control de una megafonía a veces rebelde. Los organizadores habían sido el Frente de

Emigración del Partido Socialista de Andalucía y el Centro Cultural Andaluz de Moratalaz, aunque en el

escenario no había enseñas de ningún grupo político en concreto; sólo una gran "verdiblanca" andaluza.

MEDIO MILLÓN DE ANDALUCES EN MADRID

Desde el principio del festival—en el que se anunció la convocatoria de una manifestación autonomista,

también en Madrid, donde residen medio millón de andaluces, al igual que en las distintas capitales y

ciudades de "allá abajo", cuyo lugar de concentración sería la plaza de Santa Ana el próximo domingo a

mediodía—se sucedieron los comunicados de solidaridad de diversos partidos, sindicatos o simplemente

de militantes. Entre éstos podrían citarse los del Sindicato de Obreros del Campo, USO, PCTE, Falange

Auténtica, Partido Carlista, ORT, LCR, MC, JGR, la Federación del Metal de la UGT de Madrid, PCE, la

Organización de Liberación de Palestina, el PSP, las Juventudes Socialistas, etc. Para Luis Uruñuela, de

la Secretaría General del PSA, entre lo mucho que pudiera significar este acto, lo más importante era

mostrar que Andalucía está viva en su realidad propia y en todos los andaluces emigrados que quieren

volver a su tierra y cambiar las circunstancias que los forzaron a marchar. Para el embajador ,de Libia—

también estaba presente el de la Liga de Emiratos Árabes—, su presencia subrayaba los lazos que unen

los pueblos árabes al pueblo andaluz, que siguen siendo actuales en cuanto éste habla hoy de libertad,

justicia y socialismo.

CANTANTES Y POETAS En cuanto a las intervenciones musicales y de poetas, cortadas por vivas a

Andalucía, a su autonomía y al socialismo , hay que destacar las de Pepe Suero, Antonio Mata, Miguel

López y tígrupo La Cuadra, de Sevilla; Antonio Cuevas (el Piqui), acompañado por Diego Carrasco, que

recordó en tonas a Blas Infante, fusilado al principio de la guerra civil; y al poeta José Hierro, que habló

de los andaluces en las prisiones de Ocaña, Burgos o El Dueso durante la represión tras la guerra.

Actuaron igualmente el grupo Gente del Pueblo, con su intento de rescatar para la democracia las

"sevillanas", afortunados en su primera intervención—lo mismo que fue en momentos inoportuna una

segunda, al final del festival—, tras lo que el magnífico y segurísimo Enrique Morente, acompañado por

tres de los hermanos Habichuela, tuvo una intervención soberbia. En una segunda parte, tras un breve

descanso, fue una revelación Carmen Linares, a la que sucedieron los poetas José Luis Ripoll y Luía

Melero. El grupo Jarcha tuvo una de las grandes intervenciones del festival, y se despidieron con un

llamamiento. a la unidad de todos los grupos democráticos para la autonomía de Andalucía y la

consolidación dé la democracia en todo el país. Este tema de la unidad lo recogió el poeta Félix Grande,

tras el que intervino el también poeta José Heredia Amaya, mencionando una pinta-da—"Gitanos, no"—a

la puerta del recinto.

 

< Volver