Autor: Velasco Puente, Miguel Ángel. 
 Televisión y elecciones. 
 Italia: Cada partido tiene derecho a dos intervenciones  :   
 Una de ellas por radio y otra por televisión, durante siete minutos en cada medio. La propaganda se inicia dos meses antes de los comicios. 
 Ya.    18/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

TELEVISIÓN Y ELECCIONES

ITALIA: Cada partido tiene derecho a dos intervenciones.

Una de ellas por radio y otra por televisión, durante siete minutos en cada medio.

La propaganda se inicia dos meses antes de los comicios.

Aprobadas las normas electorales, y en espera de que se Jije la fecha exacta de los comicios, Radio

Televisión Española tendrá que hacer -público su comportamiento a efectos de propaganda de los

partidos.

Para saber qué es lo que hacen las televisiones de países democráticos cuando se les presenta el mismo

panorama, liemos solicitado de nuestros corresponsales la, correspondiente información. Hoy publicamos

una crónica de José V. Colchero, referida a la República Federal Alemana, y otra de Miguel Ángel

Velasco, respecto al comportamiento de la RAÍ (Radiotelevisión de Italia).

La reglamentación general de la televisión italiana respecto a la presencia en las pantallas de los partidos

políticos ante unas elecciones es sumamente clara y precisa. Ante .todo, existe la Comisión Parlamentaria

de Vigilancia sobre la RAÍ (radio y televisión). Esta Comisión está compuesta por 40 parlamentarios:

veinte diputa-dos y veinte senadores. La representación de los partidos en ella estará en proporción a su

consistencia como tales partidos políticos, es decir, la democracia cristiana tiene algunos representantes

más que los comunistas, éstos más que los socialistas, y así sucesivamente, lista Comisión tiene un

Comité ejecutivo, ante el que se presentan los casos, por ejemplo,, de rectificación urgente de algo dicho

en una emisión.

Dicho esto, cabe señalar las diversas programaciones existentes políticamente en la RAÍ: son tribuna

política, tribuna sindical, tribuna electoral, tribuna regional y tribuna electoral regional. Principios

generales de la actividad política en radiotelevisión son: la exigencia de propiciar una libre confrontación

de ideas. Los participantes en estas emisiones se comprometen a observar como normas vinculantes los

principios de la lealtad y de la corrección del diálogo democrático. Así pues, en la plena libertad de

valoración política y en el riguroso respeto a la verdad está prohibida:

a) Toda referencia a hechos de naturaleza personal.

b) Toda imputación a personas determinadas de hechos relevantes a efectos de responsabilidad civil,

penal o administrativa.

c) Toda valoración lesiva de bienes penalmente tutelados, de personas físicas o jurídicas.

d) Cualquier juicio sobre hechos sometidos a proceso de tribunales de justicia.

Tribuna política es la emisión dedicada a los partidos políticos; tribuna sindical, a los sindicatos

organizados a escala nacional y al Consejo de Economía y del Trabajo, así como Confederación de

Empresarios, Industriales, etc.

Quiénes pueden participar

Ciñámonos propiamente a la tribuna electoral, la emisión se transmite en la red nacional desde

prácticamente dos meses antes del día de elecciones a la vigilia de las elecciones políticas o

administrativas (regionales, provinciales o comunales) que comprendan al menos a un tercio de los

electores italianos. Tienen derecho a participar los partidos que, al menos en una de las dos ramas del

Parlamento, tienen un grupo o representación parlamentaria, A nivel regional pueden participar los

representantes de la Junta y del Consejo Regional, la presencia de los partidos (sindicatos en su caso) es

paritética en ciertas fórmulas (por ejemplo, encuentros con la prensa, conferencias de prensa, debates

generales, llamamientos a los electores) y es gradualizada según la consistencia parlamentaria del

partido en otras transmisiones (por ejemplo, en la vigilia electoral).

Ni películas ni diapositivas

En "Tribuna electoral 1976" hubo una entrevista sobre los datos electorales con el ministro del Interior,

manifestaciones de propaganda organizadas por los partidos con derecho a ello, conferencias de prensa

con los presidentes y secretarios de los partidos, una conferencia de prensa con el presidente del Consejo

de Ministros, un llamamiento a los electores, de todos los partidos, con derecho a ello, la víspera de las

elecciones; una transmisión sobre las modalidades de la votación y un debate general sobre los resultados

de las elecciones.

Los participantes en las transmisiones serán elegidos por las secretarías de los partidos. Según la

consistencia de los partidos, sé tiene derecho a dos manifestaciones de propaganda o a una. Durante la

manifestación pueden hablar cuantos oradores del partido sean designados, con tal de que no se supere el

tiempo asignado a cada partido. Las paredes del estudio . pueden ser utilizadas para eventuales carteles,

reproducciones gráficas, gigantografías, que deben ser entregadas veinticuatro horas antes. No se

permiten canciones, discos o cintas registradas, salvo himnos del partido. No se puede recurrir a

prestaciones profesionales de actores, aunque sean militantes del partido y aunque trabajen gratis. No

pueden ser proyectadas películas ni diapositivas; solo una sigla filmada de apertura de cuarenta segundos.

Las conferencias de prensa, por ejemplo, duran una hora para DC y PCI; cincuenta minutos, para PRI,

PLI, PSDI, MSI-DN y PSI, y media hora-veinte minutos, para agrupaciones políticas menores. Cada

partido tiene derecho a dos llamamientos a los electores: uno por radio y otro por televisión. El tiempo

asignado para esto es de siete minutos para todos por igual.

Los partidos mayores se reservan el cierre de emisión. En las conferencias de prensa, las preguntas de los

periodistas son hechas según un orden de rotación aprobado por la Comisión parlamentaria, si se trata de

periodistas de órganos de- partidos políticos, y según sorteo de la Comisión parlamentaría, si se trata de

diarios de opinión, no políticos. A la conferencia de prensa con el presidente del Consejo no asisten

periodistas del partido al que pertenece el presidente. No pueden participar en las conferencias de prensa

periodistas que sean parlamentarios o que figuren como candidatos en las elecciones. Coordina las ruedas

de prensa el moderador. El invitado hace una introducción de cinco minutos. Los periodistas hacen las

preguntas como queda dicho. La pregunta, una, precisa, debe formularse, en forma interrogativa, durante

el tiempo máximo de un minuto. La respuesta debe durar dos minutos,, y en un minuto después el

periodista puede declarar si ha sido adecuada la respuesta o no. El invitado puede precisar ulteriormente

la propia respuesta durante otro minuto más. Para todas las manifestaciones citadas valen, obviamente;

los principios generales de lealtad y corrección del diálogo democrático citados al principio.

Miguel Ángel

 

< Volver