Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   Autonomías y encuentros en la Zarzuela     
 
 Informaciones.    05/12/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Autonomías y encuentros en La Zarzuela

Por Abel HERNÁNDEZ

LA explosión autonomista de este fin de semana confirma que la regionalización de España está madura.

Sin embargo, todo indica que este difícil proceso de institucionalizar la diversidad nacional no va a ser

precisamente una fiesta. El despertar a las autonomías o se encauza racionalmente o nos desborda. Este es

el gran riesgo de la hora presente. La «guerra de las banderas» no es más que una escaramuza. El

monopolio de la bandera roja y gualda por parte de la ultra-derecha no es tranquilizador ni un buen

servicio a la enseña nacional. Las pasiones y los partidismos laten entre las muchedumbres que despiertan

a su ser como pueblo. Andalucía tiene desde ayer un «mártir», un muchacho que murió abatido en Málaga

por las balas. Los ultras de los dos signos quieren convertir a Navarra, esa noble tierra, en campo de

batalla. Son los navarros los que deben decidir por si mismos cuanto antes cuál debe ser el signo de su

autonomía como pueblo. El «problema vasco» persiste, y es uno de los mas preocupantes en esta hora de

vertebración nacional. Existe el temor de que una vez logrado el Estado regional se vaya _con presiones

de todo tipo— al Estado federal. Y quin sabe si, en algunos casos, se pretenda ir, suicidamente, más lejos.

Las autonomías son corceles que hay que embridar.

 

< Volver