Anteproyecto de Ley Electoral. 
 Amplias incompatibilidades con cargos públicos     
 
 Arriba.    25/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

ANTEPROYECTO DE LEY ELECTORAL

AMPLIAS INCOMPATIBILIDADES CON CARGOS PÚBLICOS

Cuatro diputados, mínimo por provincia

Se empleará el método de divisores en la elección de diputados para el recuento de votos

Para la elección de senadores se seguirá el sistema mayoritarío en cada distrito electoral

MADRID. (De nuestra Redacción.)—El anteproyecto de ley Electoral que el Gobierno elaborará

probablemente en un próximo Consejo de Ministros, ha trascendido a los medios informativos

en sus líneas generales.

Según el anteproyecto que reproducía ayer «Informaciones», son elegibles los españoles

mayores de edad no incursos en causas de inegibilidad. Seguidamente el anteproyecto

determina que no pueden ser elegibles los presidente del Tribunal .Supremo, del Consejo

Supremo de Justicia Militar, del Tribunal de Cuentas; del Reino, del Consejo de Estado y del

Consejo de Economía Nacional, los oficiales, generales, jefes, oficiales, y sub-ófciaies de los

tres Ejércitos, Policio Armada y Cuerpo de Gumdia Civil; los miembros de la carrera judicial y

fiscal que se hallen en situación de activo incluidos en las Juntas de Censo Electoral; los

Gobernadores Civiles, Subgobernadores Civiles y Gobernadores Civiles Generales, los

delegados del Gobierno en las islas y en las ciudades de Ceuta y Melilla; los jefes superiores y

comisarios provinciales de Policía, y los secretarios generales de los Gobiernos Civiles, y los

jefes y "delegados provinciales o regionales de los Ministerios civiles, y de sus organismos

autónomos.

Número de diputados

En cuanto al número de diputados que han de ser elegidos, el anteproyecto señala que serón:

cuatro, en Álava, Albacete, Almena, Ávila, Cuenca, Burgos, Guadalajara, Huesca, Lérida,

Logroño, Palencia, Segovia, Salamanca, Soria. Teruel y Zamora.

— Cinco en: Cáceres, Castellón, Ciudad Real, Gerona, Huelva, Lugo, Navarra, Orense,

Santander, Tarragona, Toledo y Valladolid.

— Seis en: Badajoz, Baleares, Jaén, León, Las Palmas y Tenerife.

— Siete en: Córdoba, Granada, Guipúzcoa y Zaragoza.

— Ocho en: Cádiz, Málaga. Murcia y Pontevedra.

— Nueve en: Alicante, La Coruña y Oviedo.

— Diez en: Vizcaya. — Once en: Sevilla.

— Quince en: Valencia.

— Treinta y dos en: Madrid.

— Treinta y tres en: Barcelona.

—Uno en: Ceuta y Melilla.

Recuento de votos

El sistema elegido de recuento de votos es uno de los tradicionales, seguido en la repre-

sentación proporcional, y conocido con el nombre de «método de los divisores». En este pro-

cedimiento las actas se conceden según la magnitud de los cocientes resultantes.

Para la elección de los senadores se seguirá el sistema mayoritario en cada distrito electoral, y

serón proclamados electos los candidatos que obtengan mayor número de votos, hasta

completar el de senadores asignados al distrito.

Un ejemplo

Debido a la indudable complicación que el reparto de las actas entraña, en los sistemas

proporcionales un ejemplo pudiera ilustrar el sistema que probablemente elija el Gobierno, y

que ha sido elaborado por la redacción de Cifra, siguiendo un reciente estudio realizado por

ClTEP.

Supóngase un distrito en el que el número de votos computados es de 10.000 y el número de

escaños a cubrir en el Congreso de Diputados sea de diez.

Siguiendo este supuesto, los tres partidos concurrentes a la elección han obtenido el siguiente

número de votos:

Partido a): 4.160.

Partido b): 3.380.

Partido c): 2.460.

Estas cantidades a efectos de facilitar el cómputo y Ia asignación de escaños se ordenarán en

columnas distintivas dividiendo por dos, tres y por cuatro, etc., el número de votos obtenidos

por cada partido; es decir:

Asignación de escaños

Efectuada esta operación, la asignación de escaños, se haría por orden decreciente de las

cantidades que figuran en cada columna; es decir, el primer diputado sería el que encabece la

lista del partido a). El segundo, el que encabece la del partido b). El tercero, el que encabece la

del c). El cuarto, el segundo de la lista del a). El quinto, el segundo candidato de la del b). El

sexto, el tercer candidato del partido a).El séptimo, el segundo candidato del partido c). El

octavo escaño corresponderá al tercer candidato del partido b). EÍ noveno, al cuarto candidato

del partido a). Y el décimo diputado de la circunscripción sería el cuarto candidato de la lista del

partido b).

El resultado final sería que el partido a) obtendría cuatro diputados; otros cuatro diputados se

llevaría el partido b), en tanto que el partido c) sólo-conseguiría dos diputados.

25 febrero 1977

 

< Volver