Los anunciantes se abstienen  :   
 (de insertar publicidad en R.TV.E., durante el mes de enero). 
 Pueblo.    27/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Los anunciantes se abstienen (de insertar publicidad en R.-TV, E., durante el mes de enero)

La Asociación Española dé Anunciantes también prepara un «dossier», sobre propaganda política

MADRID. (Europa Press.) En medios próximos a -la Asociación Española de Anunciantes (A. E. A.) se

ha manifestado a Europa Press que mantiene en pie la abstención publicitaria en Televisión Española

durante el próximo mes de enero.

La recomendación de la abstención, abarca a más de 160 miembros, lo que no impedirá, sin embargo, que

televisión emita publicidad a través de otros anunciantes, si bien la abstención costará a R-TV. E. varios

millones de pesetas.

En la última semana, una comisión de la A. E. A. mantuvo una conversación de cuatro horas con varios

dirigentes de televisión, quienes hicieron pasar a la Junta directiva de R-TV. E. las propuestas expresadas

por tos anunciantes.

Las propuestas, que todavía no han recibido una respuesta oficial, se hacen eco de las mejoras a introducir

en el sector de las relaciones públicas, las normas de contratación y tarifas.

Coincidiendo con esta recomendación abstencionista, la A. E. A. se encuentra redactando un «dossier»

sobre la influencia de la propaganda política en la propaganda comercial, con objeto de presentar las

conclusiones al Ministerio de Información.

De cara a las próximas elecciones generales, la A. E.

A pedirá a la Administración política que defina su normativa publicitaria, con él fin de no confundirla

con la comercial.

A juicio de la Asociación Española de Anunciantes, los consumidores tienen el derecho de distinguir

entré la publicidad política y la publicidad comercial, por lo. qué resulta necesario diferenciar ambos

campos.

Asimismo y en contra de lo que ha sucedido durante la campaña del referéndum, los anunciantes

comerciales tienen también derecho a mantener su publicidad sin ningún tipo de recortes en sus «slogans»

o en los espacios, por los que pagan una considerable cantidad de dinero.

 

< Volver