Autor: Fernández-Marcote, Carlos. 
 País Vasco. 
 Muchas incónitas ante las elecciones  :   
 La dura campaña ha contribuido a hacer muy imprevisibles los resultados. La abstención restará votos a los partidos "estatalistas". 
 Ya.    09/03/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

9-III-1980

País Vasco

Muchas incógnitas ante las elecciones

La dura campaña ha contribuido a hacer muy imprevisibles los resultados. La abstención restará votos a

los partidos «estatalistas»

SAN SEBASTIAN

Carlos Fernández Marcote, (enviado especia)

Los vascos tuvieron ayer su jornada de reflexión antes de acudir hoy domingo a las urnas para despejar la

incógnita que una campaña de violento verbalismo, por parte de todos, no ha despejado. A la viata de

como ha transcurrido la citada campaña nadie se atrevía ayer a adelantar unos posibles resultados que

encuestas y sondeos parciales e incompletos han contribuido a hacer aún más imprevisibles.

Trescientos mítines y actos electorales se han celebrado a lo largo y ancho de toda la geografía vasca. El

Partido Nacionalista Vasco ha sido el que más actos de este tipo ha realizado, 84 en total. Le han seguido

Herri Batasuna, con 55, igual número que" el Partido Comunista de España; Liga Comunista

Revolucionaria, 32; Euskadiko Ezquerra, 25; Movimiento Comunista, 24; Partido Socialista Obrero

Español, 10, y Unión de Centro Democratico, 5. En los datos facilitados por la Administración electoral

no aparecen contabilizados los actos de Alianza Popular, cuyo presidente nacional, Manuel Praga

Iribarne, ha desarrollado una importante actividad en cuatro días de estancia en el País Vasco.

Capítulo aparte merece el despliegue publicitario realizado por las más importantes formaciones políticas,

que han inundado ías calles y medios de información, especialmente PNV, Partido Socialista Obrero

Español, Unión de Centro Democrático, Herri Batasuna, Euskadi ko Ezquerra y Alianza Popular, sin que

hayan facilitado cifras fiables al respecto sobre los gastos realizados.

Si los resultados finales son imprevisibles, en buena medida, también eran imprevisibles los derroteros

que llevaron a los distintos partidos a polarizar la campaña en dos conceptos, nacionalismo no

nacionalismo, por un lado, y de izquierdismoderechismo, por otro. En lo que respecta a lo primero, el

Partido Nacionalista Vasco ha sido el principal responsable al acusar a PSOE, PCE y UCD de

centralismo, al tiempo que metía a todos en el mismo saco, sobre todo a socialistas y centristas, al afirmar

que han tratado de dividir al electorado vasco por cuanto, a juicio de los nacionalistas, han querido dar a

entender que entre los inmigrantes van a surgir determinadas discriminaciones con respecto a los nativos.

A estas arremetidas, el PSOE, en concreto, ha insistido en que votar al PNV es votar a la derecha, lo que

traería un evidente, retroceso de las posiciones que la clase trabajadora ha alcanzado en el País Vasco. Por

otra parte, loa socialistas han reafirmado verbalmente su carácter autonomista, como lo hizo su primer

secretario, Felipe González, en el cierre de la campaña socialista. Unión de Centro Democrático ha

pedido el voto «a la confianza y a la seguridad) y también para responder a los ataques del PNV y de

todos los nacionalistas e izquierdistas en general, ha afirmado por boca de su presidente, que es sincero

partidario de las autonomías, como lo demuestra el hecho de ser los iniciadores del proceso autonómico

que ha posibilitado el Estatuto de Guernica, que ahora se muestran dispuestos a cumplir al pie de la letra,

según manifestó en su intervención el propio Adolfo Suárez

Izquierda abertzale

Una de las grandes incógnitas sigue siendo Herri Batasuna que, desde luego, ha atacado a casi todos y

está alistado a un independentismo-izquierdismo-revolucionariamo que no sabemos todavía dónde le

puede llevar. Las afirmaciones de Monzón, Letamendía, Solabarría y otros líderes han sido, desde luego,

las más violentas y altisonantes, nada parecidas a las de los líderes de Euskadiko Ezquerra que, a pesar de

aceptar las vías institucionales, han dirigido notables estocadas a PNV, UCD e izquierda en general. En

los últimos días, no obstante, Euskadiko Ezquerra ha sido objeto de empellones por parte del PNV

exigiendo que aclare su iz-quierdismo, sobre todo desde las páginas del diario «DEIDA», próximo a los

demócratas-cristianos vascos. En fin, todo está preparado en la Diputación Foral de Guipúzcoa para

recibir los datos de todas las poblaciones vascas, que, como ocurriera en el referéndum andaluz, serán

transmitidos por el sistema DEX, simultáneamente, a la Diputación Foral y a la Dirección General de

Política Interior, en Madrid. Por su parte, las fuerzas políticas más importantes han organizado sus

propios sistemas de recopilación de datos para segir con todo detalle la marcha de la consulta. En

principio, se cree que para las 10 de la noche podrán facilitarse los primeros datos provisionales de la

consulta a los 1.541.775 vascos que integran el censo total de votantes.

 

< Volver