Autor: Romano, Juan José. 
 Los vascos votaron el paz ; Pese a la climatología adversa. 
 Vizcaya borró la duda de la abstención     
 
 Diario 16.    10/03/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Diario 16/10-marzo-80

LOS VASCOS VOTARON EN PAZ

Pese a la climatología adversa

Vizcaya borró la sombra de la abstención

El clima de temor abstencionista, inmediatamente anterior a la jornada de elecciones, quedó despejado a

partir de las cinco de la tarde de ayer, hora en que quedó rebasado el 50 por 100 de participación a las

urnas en Vizcaya, a pesar de una climatología adversa.

Bilbao (JUAN JOSÉ ROMANO) — La jornada electoral en Vizcaya se desarrolló en un cliíiia de

tranquilidad apenas rota por algunas pequeñas incidencias ocurridas en algunos colegios. Ni siquiera la

situación climatológica fue capaz de alterar el negro panorama abstencionista pintado por algunos líderes

políticos y por el que seguían preocupados, incluso, a primeras horas de la tarde. A esas horas, las fuentes

oficiales de los diferentes Gobiernos Civiles cifraban el número de asistentes a las urnas en más de un 30

por 100, en las tres provincias. El porcentaje fue aumentando paulatinamente y, sobre las cinco de la

tarde, se hablaba de la superación del 50 por 100. En consecuencia, el nivel de participación se

consideraba óptimo entre todas las fuerzas litigantes, atentas a las continuadas noticias servidas por los

teletipos. El clima de temor abstencionista fue recogido incluso por los periódicos vizcaínos, que

incluyeron en su primera página un llamamiento al voto. El órgano oficioso del PNV, el diario «Deia»,

titulaba «Hoy se elige el Parlamento vasco»; «El Correo Español-El Pueblo Vasco», decía «Hoy, el País

Vasco elige el primer Parlamento de su historia», y la «Gaceta del Norte» hacía un llamamiento expreso

con la frase «Hoy, a las urnas».

Líderes madrugadores

La mayor parte de los líderes políticos de Vizcaya fueron madrugadores a la hora de emitir su voto. Los

primeros en hacerlo fueron el socialista Ricardo García Damborenea, primero en la lista de esta provincia

por el PSE-PSOE, y Xabier Arzallus, presidente del Biskai Buru Batzar del PNV.

UCD y AP tranquilos

Adolfo Careaga y Pilar Aresti, segundo y tercera en la lista centrista por Vizcaya comieron ayer con el

diputado de UCD, Julen Guimón en un conocido restaurante de Bilbao y se mostraron optimistas respecto

a sus posibilidades en las primeras elecciones al Parlamento vasco. Careaga, se atrevió incluso a las cinco

dé la tarde a hacer apuestas con algunos periodistas sobre la base de que ei partido gubernamental

alcanzaría trece escaño. Su primer candidato, Joaquín Aguinaga sólo se manifestó en el sentido de que

«este momento significa la posibilidad de contribuir a que nuestra tierra entre por caminos de racionalidad

y de libertad, es decir, iniciar la desaparición definitiva del terrorismo, la recuperación económica y la

consiguiente solución del desempleo laboral». También los dirigentes de AP se mostraban por la mañana

distendidos respecto a sus posibilidades. Antonio Merino, presidente de este partido en el País Vasco, que

había denunciado algunas irregularidades electorales, consideró, tras el almuerzo, que podían deberse a la

restructuración de las listas y que en todo caso, no iban a variar la futura composición del Parlamento

vasco. A la hora de ir a votar, manifestó que «es un momento de ilusión espe-ranzadora para nuestro

partido y el momento de iniciar una trascendental andadura histórica en la que la derecha razonable tiene

mucho que decir». El número uno de AP por Vizcaya, Florencio Aristegui, manifestó que estas elecciones

son el inicio de «una nueva época de esfuerzo y colaboración para la reconstrucción del País Vasco».

La jornada de reflexión del sábado se vio caracterizada por la desapacible situación metereológica, con

temperaturas que apenas alcanzaban los 10 grados, chubascos intermitentes y el anuncio de que apenas

iba a haber variaciones en las siguientes horas. También la jornada de reflexión estuvo matizada por

algunas anécdotas y escaramuzas electoralistas que apenas influirán en los resultados finales. Quizá lo

más destacado, la denuncia formulada por los socialistas contra el diario «Deia», por falsedad sobre una

noticia publicada en su número del sábado en la que afirmaban que se habian producido un acuerdo

consensuado entre UCD, PSOE, PC y AP que supondría el recorte de conciertos económicos y la

denuncia por contravenir las leyes electorales, al considerar que este periódico bilbaíno había hecho

propaganda electoral con sus titulares durante la jornada de reflexión.

 

< Volver