Los vascos votaron en paz; Anecdotario electoral. 
 En Navarra apareció una urna     
 
 Diario 16.    10/03/1980.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Anecdotarío electoral

En Navarra apareció una urna

• Una urna con un cartel que decía «Como vascos tenemos derecho a votar» apareció a primeras horas de

la mañana de ayer en los soportales de la Diputación Foral de Navarra. Junta a la urna, y a modo de

papeletas, había unos panfletos firmados por el partido abertzale HASI en los que se criticaba el que

Navarra y los navarros no pudieran votar en estas elecciones al Parlamento vasco por no pertenecer a la

comunidad autónoma y en los que se pedia la integración de Navarra en Euskadi.

• De la Cierva quiso ser apoderado.

El ministro de Cultura, Ricardo de la Cierva, se trasladó a San Sebastián acompañando a cien apoderados

de UCD de Murcia que llegaron para estar presentes en diferentes colegios electorales de esta provincia.

En un principio, De la Cierva se presentó como voluntario para ser también él un apoderado más. Sin

embargo, a última hora se trasladó a Guipúzcoa únicamente en calidad de acompañante. Con él llegaron,

además, el senador Pérez Crespo, el diputado Decasa y el secretario de UCD de Murcia.

• Careta a Santamaría

Una careta con los rasgos del general Sáenz de Santamaría, delegado especial del Gobierno en el País

Vasco, ha sido colocada cubriendo el rostro de la estatua de López de Haro, fundador de Bilbao, situada

en la plaza de la capital vizcaína. Los autores del hecho, cuya identidad no ha podido establecer la Policía,

se encaramaron a lo alto de la estatua, a unos quince metros de altura, colocaron la careta y pusieron un

letrero en el que se leía: «Virrey, campora» («Virrey, fuera»).

• Usurpación de voto

Al menos quince personas, supuestos electores de UCD, llamaron a la sede provincial de este partido en

Vizcaya para anunciar que al ir a depositar su voto ya estaban contabilizados, como que ya lo habían

emitido por correo. Fuentes de la UCD vizcaína han indicado que un determinado partido de los que

concurren a las elecciones vascas dispone del sello de la Junta Electoral y ha enviado votos sellados, por

su propia cuenta, de personas no pertenecientes a ese partido, y que en anteriores ocasiones se

abstuvieron.

 

< Volver