Hacia el gobierno vasco. 
 Los nacionalistas barrieron     
 
 Diario 16.    11/03/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

2

NACIONAL

11 -marzo-80/Diario 16

Evolución del voto

HACIA EL GOBIERNO VASCO

En los cuadros de los resultados provinciales del País Vasco, y de los totales, se aprecia que los partidos

llamados nacionalistas (PNV, HB y EE) son los únicos que han aumentado sus votos, mientras que los de

ámbito estatal han disminuido (PSOE, UCD, PCE y MC). La excepción la constituye AP, que ha visto

incrementados sus votos en casi diez mil. Las alteraciones más importantes son el aumento del PNV en

74.991 votos y los descensos del PSOE y UCD, con 59.693 votos y 90.297

Los nacionalistas barrieron

Bilbao (Corresponsal) — Uno de los vencedores en las elecciones del pasado domingo fue Herri Batasu-

na, que alcanzó los 11 escaños que le auguraban ya las encuestas, a pesar de que Txomin Ziluaga acusó a

estos sondeos de manipular sus posibilidades. Ninguna sorpresa en los resultados obtenidos por EE,

desilusión en los comunistas, que esperaban algo más positivo y euforia en AP, que consiguió aglutinar a

las derechas y obtuvo dos escaños.

El PNV, a gobernar

Tras la euforia de la noche electoral, el PNV ha comenzado a plantearse cómo gobernar. Los 25 diputados

obtenidos le permiten todas las opciones, desde la formación de un Gobierno monocolor, con minoría

mayoritaria, hasta su coalición con algún grupo de le permita tener la mitad más uno en el Parlamento.

Existe, por supuesto, una tercera posibilidad, dependiente de la posición que adopte HB, que, como

declaraba su diputado Jon Idígoras, «puede hacer de arbitro». Si persiste la primera postura de la Mesa

nacional de la coalición abertzale de no acudir al Parlamento, los nacionalistas se encontrarían con la

mayoría absoluta en la Cámara. Las futuras votaciones podrían quedar en un balance de 25 a 24, en el

supuesto de que los grupos de la oposición llegasen a aliarse. Iñaki Martínez, de EE, se refirió a este tema

diciendo «si HB mantiene su proyectada ausencia, y yo creo que no va a cambiar su postura, se convertirá

en el mejor aliado del PNV». A medida que se iban conociendo los datos y el número de escaños

obtenidos por cada partido, en algunos corrillos políticos iba otmando cuerpo la posibilidad de un cuerpo

abertzale en el que sólo estuviesen PNV y EE, con lo que también estaría asegurada la mayoría. Sin

embargo, los líderes de esta última coalición lo veían improbable en atención a sus concepciones de clase

que chocarían claramente con la filosofía económica de los nacionalistas. Otro tanto ocurre con HB, y así

lo confirmó Josu Aizpurúa, secretario general de ANV, que dijo que «no es factible un frente abertzale

común, pues nuestras diferencias son claras». En estos círculos de la izquierda abertzale no se descartaba

la posibilidad de una negociación entre el PNV y UCD que, ahora, se realizaría desde una posición de

fuerza en el campo nacionalista. El choque frontal entre estas dos fuerzas se centraría en las diferentes

concepciones respecto al grado de autonomía del País Vasco; pero en contraposición, su filosofía es

coincidente en muchos aspectos de la política económica. Arzallus no descartaba el que ese acuerdo

llegase, incluso, de la mano del ofrecimiento de un Ministerio para su partido en Madrid. «Si nos lo

propusieran, lo estudiaríamos. Veríamos si es necesario y el precio.»

Crear un PSUC de Euskadi

Lo cierto es que la UCD va a tener que replantearse muy a fondo su política en Euskadi. El propio

Arzallus se alegró del fracaso de UCD «a ver si así aprende y cambia su política desastrosa». Se hablaba,

incluso en medios muy cercanos al partido gubernamental, que no tardarán en rodar cabezas de los

centristas vascos, especialmente en Vizcaya, donde el descalabro fue total. Por el lado de la izquierda

comienza también a replantearse la vieja idea de crear un PSUC de Euskadi, en el que formarían EE y los

comunistas disconformes con la política centralista del PCE de Lerchundi. El pasado viernes, tres

dirigentes del PCE de Euskadi dimitieron de sus cargos y abandonaron el partido posicionándose

claramente hacia coalición abertzale. Jon Larrondo, del comité ejecutivo, y José María Garmendía, del

comité central, pueden ser la punta de lanza de esta unificación de los comunistas. De llegar a esa

unificación, lo será desde las bases, ya que la dirección del PCE sólo está dispuesta a crear su anunciado

frente de la izquierda desde una posición de fuerza. Sin embargo, Roberto Lerchundi no parece pensar de

igual manera que esa base de su partido y todo lo ciñe a que «Euskadi no es un país integrado, ya que la

abstención de estas elecciones ha afectado esencialmente a la clase trabajadora, que no se ha sentido

representada por ninguna de las opciones.»

 

< Volver