Hacia el gobierno vasco. 
 Garaicoechea, de familia campesina y navarro hasta la médula     
 
 Diario 16.    11/03/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Diario 16/11 -marzo-80

HACIA EL GOBIERNO VASCO

Garaicoechea, de familia campesina y navarro hasta la médula

Bilbao (Corresponsal) - En el seno de una familia campesina que luchaba por sacar a sus siete hijos

adelante, nació el que será próximo presidente del Gobierno vasco, el nacionalista Carlos Garaicoechea

Urriza. El lugar: Pamplona, hace cuarenta y un años. Pasó su niñez en el célebre barrio de La Rochapea,

de la capital navarra; sus años escolares, en los Escolapios, y sus estudios superiores en la Universidad

que los jesuítas tienen en Deusto, alternados con los veranos en París y Londres. Procedente de una

familia carlista, Garaicoechea no tuvo problemas para llegar a asumir !a temática vasca y, en

consecuencia, el nacionalismo. Su trabajo vasquísta se inició en el campo cultural y lingüístico, en

ikastolas, en la Institución Príncipe de Viana y en ¡a Diputación de Navarra. Después, dimitió de estos

cargos por razón de discrepancia política e ingresó en el Consejo de Navarra del PNV allá por el año

1970, en piano período de clandestinidad. La primera asamblea nacionalde este partido celebrada en

Pamplona en 1977 le eligió corno presidente del Euskadi Buru Batzar, máximo organismo ejecutivo del

PNV,

Transpira navarrismo

Entre tanto, su carrera profesional discurría por derroteros empresariales, aunque Garaicoechea confiesa

que a él le hubiera gustado ejercer como abogado, carrera que estudió junto a la de Económicas, en

Deusto. Su contrastada categoría profesional le llevó a ocupar, a la temprana edad de veintinueve años la

presidencia de la Cámara de Comercio de Navarra. Antes, había trabajado como economista en la

localidad guipuzcoana de Elgoíbar y, en esa época, ya dirigía una empresa de embutidos en Pamplona,

relacionada con la familia de la que es su mujer, Sagrario Mina. El navarrísmo de Carlos Garaicoechea es

algo que transpira por su piel. Hasta es capaz de cantar alguna que otra jota, con buen temple. Pero ahora,

por razones de su cargo político, debe vivir solitario, en la planta decimotercera del bilbaíno hotel Ercilla.

También por razones políticas su residencia administrativa la ha fijado en la localidad guipuzcoana de

Zarauz. Cuando no va los fines de semana a Pamplona, para ver a su mujer y a sus hijos —Carlos, de

doce años; Iván, de diez, y Mikel, de ocho—, su esposa Sagrario se desplaza hasta Bilbao.

Su modelo es el sueco

Afable y enérgico, como gusta de definirse él mismo, Garaicoechea se encuadra políticamente dentro de

una filosofía sccialdemócrata «Me duele el sufrimiento de los demás y las injusticias, me preocupan las

desigualdades tremendas, inevitables, por razones de cuna y creo en la vocación transformada de esta

sociedad que está presente en el ideario de mi partido, aunque sea a través de un proceso gradualista,

socialdemócrata. Yo me siento socialde-móerata y puesto a elegir un modelo me inclinaría por Suecia»,

ha declarado el futuro lendakari. Profundamente creyente y familiar, Garaicoechea reconoce que la

«pagana» de su agitada vida política es su mujer- Claro que él también tiene pequeñas frustraciones y

debe pagar, en razón de su cargo, el no poder practicar sus aficiones: el monte,, el esquí, la pesca y el

juego de frontón, en lo deportivo; y la música y la lectura, en lo cultural.

 

< Volver