Autor: Pérez Fernández, Herminio. 
 Comisión de esuntos exteriores. 
 Nadie había pedido la destrucción de Camuñas     
 
 ABC.    17/02/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

COMISIÓN DE ASUNTOS EXTERIORES

NADIE HABÍA PEDIDO LA DESTITUCIÓN DE CAMUÑAS

Madrid. (De nuestro redactar en las Cortes, Herminio Pérez Fernández.) No era correcta la noticia de que

el secretario de la Comisión de Asuntos Exteriores, don Miguel Ángel Martínez, tuviera el propósito de

pedir ayer 1a destitución, del presidente, don Ignacio Camuñas. Lo explicó, apenas dio comienzo la

sesión, con toda clase de detalles. Lo que él quería era manifestar su disconformidad por la irregularidad

con que funciona la Mesa de ésta Comisión, al no tener intervención en el señalamiento del orden del día,

fechas para las reuniones y otras decisiones análogas. «No hay comunicación del presidente con la

Mesa», dijo. Y anunció incluso la posibilidad de que los socialistas abandonaran los puestos que en ella

tienen.

Le respondió el señor Camuñas que en virtud del apartado primero del artículo 54 del Reglamento, es el

presidente del Congreso, de acuerdo con la Junta de Portavoces, quien fija el orden del día.

Los reuníais quedaron de acuerdo en que la Comisión se reunirá, en lo sucesivo, los jueves por la mañana.

El señor Camuñas informó que hasta ahora, han manifestado que están dispuestos a atender la invitación

para Informar sobre la descolonización del Sahara, los señores Rodríguez de Viguri, Gómez de Salazar,

Carro Martínez, Martín Gamero y Areílza.

CONVENIOS APROBADOS.—Sin debate, por no existir; enmiendas, se aprobaron cuatro convenios:

uno sobre la continuidad del empleo de la gente del mar; otro sobre las normas mínimas en la Marina

Mercante; otro por el que se suprimen la exigencia de la legalización a los documentos públicos

extranjeros, y otro sobre las organizaciones de trabajadores rurales y su función en el desarrollo

económico y social; otro para evitar la doble imposición en materia de impuestos entre España y Canadá;

otro análogo con Italia tropezó con oposiciones por incompleto un Convenio entre el Gobierno de España

y el de Chile, para evitar la doble imposición en materia de impuesto sobre la renta, en cuanto se refiere al

gravamen del ejercicio de la navegación aérea, fue él único que suscitó un amplio debate. Se opusieron

los socialistas, socialistas de Cataluña y minoría catalana. Y no por el tema del Convenio, sino por

oposición al régimen dictatorial de Chile, que no tiene respeto alguno para los derechos humanos —se

dijo— ni es un estado de Derecho.

Defendieron el Convenio estableciendo una distinción entre Estado y régimen, los portavoces de U. C. D.

y A. P.

Doce votos & favor y 19 en contra fue el resultado de la votación « las enmiendas que se oponían a la

ratificación del Convenio con Italia, y 14 contra 18 las relativa* al Convenio con Chile. Todos quedaron,

por tanto ratificados.

El señor Lasuén propuso Que se cree u»a Comisión parlamentarla que estudie el desarrollo de una

política efectiva de defensa de los derechos humanos, en el contexto de la política exterior.

 

< Volver