Elecciones al Parlament. 
 "No intensificaremos la presión fiscal" (Cañellas)  :   
 CC-UCD analizó la financiación autónoma. 
 La Vanguardia.    11/03/1980.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

«No intensificaremos la presión fiscal» (Cañellas)

CC-UCD analizó la financiación autónoma

«Si llegamos al gobierno de la Generalítat no intensificaremos la presión fiscal», manifestó el

candidato centrista a la presidencia de la institución autonómica, Antón Cañellas, en el

transcurso de un acto organizado por CC-UCD, sobre la financiación de las comunidades

autónomas.

En el acto intervinieron destacados especialistas sobre temas fiscales. En primer lugar habló el

catedrático Alejandro Pedros, quien explicó la actual situación de la financiación de las

comunidades autónomas, haciendo énfasis en el proyecto de ley orgánica que regulará estas

cuestiones y que fue dictaminada la semana pasada en el Congreso. Dijo que esta ley

«regulará de forma sencilla, moderna y flexible las haciendas autónomas, bajo el principio de

igualdad entre todas las comunidades autónomas españolas».

A continuación, intervinieron el economista José Lucas, quien trató de los principios

constitucionales del gasto público, relacionándolos con las autonomías, y Antonio Carrus,

consejero de finanzas de la región autónoma italiana de Cerdeña, quien habló del sistema fiscal

de su país, explicando las experiencias que tenían bajo un régimen autonómico.

Finalmente, concluyó el acto, Eduardo Punset, conseller de Economía de la Generalitat y

candidato número dos de CC-UCD por Barcelona, quien explicó el sistema de financiamiento

actual y futuro de la institución autonómica. «Entre el año pasado —dijo— y 1981 habrá una

gran diferencia en cuanto a los recursos económicos por los servicios transferidos desde la

Administración Central, lo que ha creado una serie de problemas, lentitud burocrática y

nerviosismo, por lo reducido de las asignaciones. En cambio, en 1931, se poseerá treinta veces

más gracias a nuevas fuentes de ingresos provenientes de cuatro impuestos —patrimonio,

transmisiones patrimoniales, sucesiones y lujo—, así como de todos los servicios transferidos.

Con ello se tendrá base suficiente para administrar de forma eficaz los gastos de la Generalitat,

y en caso de que fuera insuficiente se recurrirá a otras fuentes. Todo menos ir a nueva presión

fiscal sobre los ciudadanos catalanes».

 

< Volver