Elecciones al Parlament ; Partidos en liza: Solidaritat Catalana. 
 "Cataluña necesitaba una derecha ideológica" (Juan Echevarría)     
 
 La Vanguardia.    11/03/1980.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

LA VANGUARDIA

ELECCIONES AL PARLAMENT

MARTES, 11 DE MARZO DE 1980

PAG. 15

Partidos en liza: Solidaritat Catalana

«Cataluña necesifabi una ideologica» (Juan Echevarría)

Cuando le planteamos al líder de Solidariíat Catalana, Juan Echevarría Puig, nuestro deseo de mantener

con él una conversación al margen de la estricta política, da un suspiro de descanso, se relaja y sigue

sonriendo, porque sonreír ya lo hacía antes, cuando estaba inmerso en las avalares de una dura campaña

electoral como inevitablemente debe vivir estos días...

«M¡ abuelo era capitán de barco, de aquellos que se movían todavía por vapor; y mi abuela iba de puerro

en puerto hacia donde su marido debía recalar y ¡o esperaba. Esa es la causa por la que los once hermanos

de mi padre, incluido él, cada uno de ellos era de un puerto diferente. Mi padre nació en Santander, hijo

de vascos, se afincó en Barcelona, fue también capitán de barco, pero esta vez su profesión duró poco

tiempo y in¡ hermana y yo nacimos ambos en Barcelona. Creo que puedo decir que pertenezco a esa clase

media, empobrecida durante nuestra guerra civil —que cada vez me gusta" más llamarla incivil— clase

media que tuvo que reconstruirlo todo a partir de 1939, que tuvo que estudiar con becas porque no

alcanzaba el patrimonio familiar para colegios de lujo. Yo estudié en un instituto de! que tengo un

recuerdo imperecedero, el Menéndez y Pelayo, donde hubo un hombre, don Manuel Marín y Peña,

catedrático de latín, que quizá es la persona que consiguió hacer de un instituto nacional el mejor centro

docente de Barcelona en aquella época. Luego, estudiando y trabajando simultáneamente en un banco,

conseguí hacer ia carrera de derecho.

A partir de ahí mi vida es ya más o menos conocida— hasta e! día que fui llamado en el primer Gobierno

de ´a monarquía a dirigir una de las empresas rnás difíciles que e! Estado tenía en sus manos: la dirección

general de Correos y Telecomunicaciones. Implantó el diálogo —quizá fui uno de los primeros— con las

centrales sindicales y he de decir que rne llevé un buen recuerdo. Simplemente diré que el día en que

cesé, por voluntad propia, tengo la satisfacción de guardar en mi casa de siete a ocho mil cartas de

funcionarios en las que me decían: «no se vaya, porque hasta ahora ha sido el único que se ha preocupado

de «esotros». Cada político posea unas motivaciones diferentes para haberse decidido encuadrarse en una

determinada opción y saltar a la arena de unas elecciones. Juan Echevarría se explica así:

«He tenido la desgracia do que hicieran algo así como un retrato robot y yo me ajustase a él, según dicen.

El pueblo catalán y español creo que están cansados de los políticos profesionales y miran con una cierta

esperanza hacia quienes tenemos una ejecutoria de eficacia que, llevada a cabo en las empresas, también

puede trasladarse a la gran empresa que es la Administración pública. No había una derecha en Cataluña

que se asemejase a la derecha que gobierna en Europa, una derecha ideológica, de principios, no

económica, intetciasista y que no se base en un determinado núitie: y de tienes que se poseen».

Echevarría es persona afable, no duda al contestar, parece seguro del terreno que pisa, cuando se ia

compara a la imagen que da la derecha francesa se siente halagado. Su gran temor os «la incomprensión;

el que alguien puede suponer que he vuelto a la política a algo, he vuelto porque me han obligado ¡as

circunstancias y porque me io´han pedido y con ia esperanza de introducir un poco de claridad y un

mucho de fraternidad». Y en cuanto a io que más admira, su respuesta es rotunda:

«La honestidad, la sinceridad, la autenticidad; que las personas demuestren de verdad sus sentimientos,

que no nos hagan ver que son otra cosa de lo que en realidad son».

Más allá de las posturas da su partido hemos querido conocer concisamente, la opinión persona! de Juan

Echeverría en cuestiones que nos parecen importantes. Algo así como un brevísimo test que aporte

nuevos datos sobre el líder de la «nueva derecha catalana^.

Federalismo: «Si es un camino de ida, me parece excelente; si es un camino de vuelta, me parece

peligroso.»

Divorcio: -Desde un punto de vista personal, casi autobiográfico, he de decir no al divorcio, yo no me

divorciaría jamás de mi mujer »

Aborto: rVy nunca liaría abortar la posibilidad ds un hijo mió. máxime cuando uno tiene varios, incluso

cuando los últimos que se han tenido han supuesto un enorme susto, porque luego suponen también una

enorme alegría.»

Iglesia: «í.a Iglesia debe estar en su sitio; el Estado debe estar en el suyo. No deben compartir funciones

exclusivas de UPB y otro, deben tolerarse y deben comprenderse,»

Guerra fría: "Me parece una forma estúpida o de perder el tiempo o de correr el riesgo da una guerra

caliente.»

Medio ambiente: «Es uno de los grandes temas que tenemos planteados. Es necesario que la humanidad

viva cada vez mejor. La defensa del medio ambiente es ¡a defensa del futuro de nuestros hijos y de la

calidad de vida.»

NATO: «La NATO puede ser un mal necesario.»

 

< Volver