Elecciones - País Vasco ; En las primeras elecciones en un día festivo. 
 Una jornada tranquila y lluviosa     
 
 La Vanguardia.    11/03/1980.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 26. 

En las primeras elecciones en un día festivo

Uno jornada tranquila y lluviosa

Con absoluta normalidad y una persistente lluvia que cayó durante casi toda la jornada, se celebraron el

domingo, en Euzkadi, las elecciones para elegir los sesenta diputados del Parlamento autonómico. En

estas primeras elecciones que se celebran en día festivo en e] Estado español, las únicas incidencias

destacables fueron las dificultades de muchos votantes, que se encontraron —en el momento de ejercer su

derecho— con que se les decía que ya habían votado por correo. La policía municipal y las Fuerzas de

Orden Público patrullaron por las calles en evitación de incidentes que no llegaron a producirse.

Biíbao, 10, (Resumen de agencias.) — Euskadí vivió ayer un día histórico. E¡ pueblo vasco eligió los

componentes del primer Parlamento autonómico del Estado español desde los últimas cuarenta años.

A las nueve de la mañana se abrían en las tres provincias vascas los colegios electorales. A esa hora el

tiempo era muy desapacible en Guipúzcoa, Moviendo con cierta intensidad y con fuer-ta viento racheado.

Efectivos de la Policía Nacionail vigilaban los colegios donde tenían derecho a votar 1.541.775 personas

en un total de 2.054 mesas electorales. A las ocho y media se cerró el límite horario pata recibir las

cradenciales de los interventores de los diferentes partidos. A partir de las nueve comenzaron a llegar a

los colegios los votos que han sido enviados por correo. El servicio de Correos había conservado hasta

entonces los envíos recibidos, que fueron entregados en cada mesa. Estos votos fueron introducidos en las

urnas al final de Ja jornada de votación.

Dificultades pare constituir las mesas

En numerosos colegios de las tres provincias se registraron algunas dificultades para l-a constitución de

las mesas, debido a la inexperiencia de algunos de los componentes de las mismas y a la ¡ncomparecencie

de miembros integrantes de ellas. Cabe señalar que los componentes de Sas mesas no eran los mismos

que en el pasado referéndum autonómico, y de ahí el desconocimiento que muchos de ellos tenían tis la

mecánica electoral. En Vizcaya, la policía municipal tuvo que ir a los domicilios de miembros de las

mesas para acompañarles directamente a sus puestos. Estas dificultades y anomalías se dieron

especialmente en Vitoria, donde a las nueve de la mañana también llovía. En San Sebastián algunos

presidentes de mesa aceptaron certificados municipales de residencia para que los ciudadanos ejercieran

el voto, cuando éstos no se encontraban en los censos correspondientes.

Apoderados de UCD de Murcia, en San Sebastián

Por otra parte, el ministro -de Cultura, Ricardo de ¡a Cierva, se había trasladado a San Sebastián

acompañando a cien apoderados de ja UCD murciana que habían venido a «star presentes en diferentes

ccolegios electorales. En un principio el ministro se presentó como voluntario para ser también apoderado

aunque finalmente se trasladó a Guipúzcoa en calidad de acompañante.

Problemas con los votos por correo

Una constante de la jornada dominical fue las protestas de muchos electores a Sos que se les decía que no

podían votar por haberlo hecho por caneo, circunstancia que no se había producido. En este caso se

encontró, por ejemplo. Xabier Arzallus, del PNV. El líder peneuvista señaló que él no había votado por

correo, por jo que finalmente pudo depositar su papeleta. En el mismo orden de cosas al menos quince

supuestos militantes de UCD denunciaron a la autoridad esta misma circunstancia anómala imposibilidad

de votar por figurar que lo había hecho ya por correo. A este respecto un comunicado del PNV señalaba

que estas irregularidades le .perjudicaban notablemente, pues consideraba que el sesenta por ciento de

este tipo de votos son del PNV y pertenecían a personas que viven fuera del País Vasco. Numerosas

personas que no pudieron votar presentaron denuncia en el Juzgado de guardia y e! PNV lo hizo ante la

Junta Electoral.

Datos a la una del mediodía

Según datos que facilitaban a la una del mediodía ios gobiernos civiles y el Ministerio óel Interior, el

porcentaje cíe votantes a esa hora era el siguiente: En Vizcaya había votado un 16 per ciento del censo; en

Álava lo había hecho e! 15 por ciento y en Guipúzcoa el porcentaje era igualmente del 15 por ciento.

Por la tarde la animación ante las urnas fue mayor, ya que al tratarse de una jornada festiva la gente

prefirió esperar a las horas vespertinas. De este modo la incidencia fue mayor, gracias también a que cesó

de llover en ´la mayoría de poblaciones. A las ocho d´e la tarde quedaban cerrados iodos tos colegios,

precediéndose a abrir los votos ,por correo y a comenzar el escrutinio, una vez que votaran los

componentes de cada mesa. A esa hora se estimaba que la participación había sido del 52 por ciento y la

abstención, consecuentemente, del 48 por ciento. Una liara más tarde, a las nueve, quedaba abierto el

centro de prensa instalado en el Ministerio del Interior, en Madrid, que iba a suministrar los datos del

escrutinio. A las diez la pantalla de datos no había ofrecido aún ningún resultado parcial.

Satisfacción policial

Fuentes policiales de las tres provincias vascas manifestaban su satisfacción por la normalidad con que

había transcurrido la jornada. Así, el general inspector para el País Vasco, Sáenz de Santamaría, declaraba

que «en mi parcela, la del crden publico, la jornada electoral se ha desarrollado con total normaiidad». En

los mismos términos se manifestaba el gobernador civil de Álava, mientras que su colega donostiarra

indicaba que «no hay que reseñar ni un solo incidente, por lo que la ciudadanía guipuzcoana ha dado una

vez más pruebas de madurez. En otro orden de cosas, la climatología gastaba otra mala pasada. Debido a

las ihjvias caídas existían dificultades para trasladarse a algunas localidades guipuzcoanas y recoger los

datos.

La larga madrugada

Ej centro de datos para seguir el escrutinio estaba instalado, en el País Vasco, en la Diputación Foral tié

Guipúzcoa, a clonde a medianoche aún no había acudido ningún dirigente ´de los partidos. Las diversas

formaciones electorales seguían el recuento de votos en centros montados en sus propias sedes o en

diversos hoteles bilbaínos. A lo largo de la madrugada las manifestaciones en las diferentes sedes fueron

desde la alegría ai desencanto y desde la prudencia hssta la exuberancia dialéctica. Nadie quería

aventurar, sin embargo, posibles resultados finales, esperando la llegada oe porcentajes fiables para emitir

un juicio.

El Rey y Suárezr permanentemente informados

A lo largo de toda la jornada don Juan Carlos y el presidente Suárez estuvieron permanentemente

informados del desarrollo de ¡as elecciones mediante un dispositivo instalado en conexión con el

Ministerio del Interior. Las termínales instaladas en la Zarzuela y la Moncloa proporcionaron durante

todo el día todos los acontecimientos e incidencias que se fueron produciendo. A ¡es tres ráenos cinco de

la madrugada quedo cerrado el centro de datos del Ministerio del Interior. Minutos antes había aparecido

en las pantallas e! siguiente anuncio: «A la hora de cierre de Televisión Española quedará interrumpida la

información. En rueda de pren> sa, a ¡as 6-30 de la mañana, sa facilitarán datos completos». A esa hora se

habían facilitado resultados relativos ai 100 por ciento del censo de tíuipúzcoa; 82 por ciento del de

Vizcaya y 65,41 del de Álava.

 

< Volver