Elecciones al Parlament. 
 Chispas electorales     
 
 La Vanguardia.    12/03/1980.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Chispas electorales

Si los casi dos mil candidatos que aspiran a ios 135 escaños del Parlament imitasen al

senador Josep Benet, e! Ministerio de Hacienda no tendría escuchas suficientes para recoger

tanta y tan valiosa información sin moverse del despacho. El senador Benet se ha

comprometido a hacer una declaración pública de s u s ingresos y de su patrimonio, así como

el de su esposa, a través de varias emisoras catalanas de radio. Nos reservamos la onda,

la frecuencia, el día y la hora en honor al gesto y para que no se diga que ayudamos al fisco.

Desde su visita relámpago a la Casa Blanca y su no menos fulgurante entrevista a domicilio

con Helmut Schmidt, el presidente del Gobierno español tiene siempre a los periodistas con

una oreja pegada al raíl, atentos a cualquier vibración. pon este estilo rabiosamente «jet» —lo

del rail era una simple metáfora, naturalmente—, nada tiene de particular que Adolfo Suárez

defraudase ayer las ilusiones de quienes !lo esperaban en Tarragona. Que venía es tan cierto

como que un autocar, fletado por los propios centristas catalanes, estaba listo para llevar a los

periodistas barceloneses al lugar de la noticia, a las ocho de la mañana.

Los partidos catalanes ajenos al Gobierno están tomándole gusto a las visitas de ios ministros.

Vino Sancho Rof y marchó con tanta prisa que hasta facturó por delante su cartera; luego fue

Otero Novas, precedido de la fama que lograse con ocasión del inicio del curso escolar; Rovira

Tarazona cogería más tarde, también el puente aereo y -con ma-yor fortuna. Después de

Añoveros y Lea) le tocaría el turno, por fin, a Abril Martorell: habló del supergobernador y ya

está servida otra polémica. Conviene prescindir de lo necesario, pues si unos vienen a hacer

campaña sin decirlo, otros los esperan callando, dispuestos a enriquecer la suya. La verdad de

iodo la veremos más tarde, que todo llegará.

 

< Volver