La batalla de Catalunya     
 
 El Periódico de Cataluña.    14/03/1980.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

La batalla de Catalunya

La campaña electoral catalana en su recta final, en la última semana. En la superficie hay cierta

frialdad ambienta! que puede traducirse en un alto índice de abstención, Pero en las

profundidades se detecta más calentura que nunca.

No es extraño que vengan el presidente Suárez, Felipe González, Fraga y Carrillo. La consulta

es trascendental y sus repercusiones rebasarán lo estrictamente catalán. Con la UCD dando la

sensación de vivir un naufragio de credibilidad, en Catalunya vamos a asistir a un sondeo

importante: si UCD se hunde o se parte en dos, ¿por dónde está la alternativa?.

Y a la España ucedea, mezcla de jóvenes tecnócratas con poca experiencia y saber, de azules

de la última etapa franquista que aún guardan mala conciencia del pasado, y de sectores

demo-cristianos que dudan entre la fidelidad a los valores eternos y la fidelidad a los modos y

maneras de los españoles de hoy, sólo le surgen dos alternativas claras: la España mosaico de

los nacionalistas más o menos conservadores, y la España más progresista del moderado

socialismo occidental europeo. No hay más cera que esa. Por la derecha y por la izquierda

tenemos otros partidos importantes, pero alejados de la posibilidad de poner en práctica sus

ideas.

Y esa es, en realidad, la batalla de Catalunya. Ahí está la cara y la cruz de la moneda: un

nacionalismo más o menos conservador que a la hora de la verdad siga votando en Madrid

junto a la UCD, o una mezcla de socialdemocracia y socialismo europeo que suponga,

ideológicamente hablando, una alternativa al obder central.

Abstenerse, es desentenderse de esta cuestión. Abstenerse es dejar que sean otros quienes

decidan cómo ha de ser nuestro futuro, tanto en Catalunya como en España.

 

< Volver