Autor: X. B.. 
 Reducida asistencia a los actos electorales. 
 Los mítines motivan menos     
 
 Tele/eXpres.    14/03/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Los mítines motivan menos

La campaña electora! no ha conseguido por el momento un alto grado de motivación entre la

ciudadanía, a juzgar por los porcentajes de asistencia a mítines. Si los actos clásicos

mantienen la efectividad de antaño —cuestión en la que los expertos no se ponen de

acuerdo— la abstención podría ser considerable. Pero todo el mundo confía y espera en que

ese termómetro de la participación, la asistencia a mítines, suba en los últimos días de

campaña, y que los nuevos canales propagandísticos surtan efectos.

Sucursalismos al margen, la campaña sólo se ha animado cuando han comenzado a llegar los

líderes políticos— que no los sindicales — del Estado. Felipe González, y los demás oradores

socialistas reunieron anteanoche en Terrassa a unas 4.000 personas Pero Nicofás Redondo,

Reventos y Andreu Abelló sólo congregaron a unas 1 50 personas el martes por la noche en

Mataró. Los comunistas, con Santiago Carrillo, reunieron la pasada semana unas 5.000

personas en Cornelia. Pero Marcelino Camacho y otros dirigentes del PSUC sólo motivaron a

unas 600 personas el pasado viernes en Vic.

Los Centristes, por su parte, han conseguido una asistencia más bieri escasa en sus

numerosos mítines Es de suponer que ¡os cinco días de recorrido catalán del Presidente del

Gobierno, Adolfo Suárez, repercutan en un mayor interés ciudadano por oir a ios candidatos

centristas. Convergencia i Unió, por su parte, viene consiguiendo en los diversos actos una

audiencia media de varios centenares de personas. Y para su mitin central del próximo

domingo cuentan con la participación de representantes gallegos y vascos, tras la «barrida

electoral» del PNV en Euskadi.

La campaña de captación del voto sigue pues.

unos derroteros cada día más audiovisuales. Al margen de los lemas y consignas esgrimidos y

carteles y murales — cuyo contenido merecería urs estudio más detenido — los partidos y

coaliciones procuran ser originales en su campaña. Convergencia i Unió colgó la pasada

semana «cestas» en numerosas farolas de Barcelona, «cestas» que el viento arrasó pronto.

El Partido Socialista Andaluz regala un disco junto a sus folletos propagandísticos.

Los inevitables autobuses han salido a la calle el londinense de dos pisos, socialista, y el viejo

Pegaso del PSUC. Y los socialistas pasean por los aires un Zeppe-lín mientras Convergencia

pasea por tierra una ballena. Todo para llamar la atención. La propaganda ha aumentado

considerablemente en radio, emitiendo las emisoras cuñas de partidos y coaliciones, desde

Solidaritat Catalana hasta Unitat peí Socialisme.

Y la televisión, ese monstruo propagandístico, emite los espacios dedicados a los partidos,

quienes —en numerosas ocasiones— utilizan el video y demás técnicas para mejorar y

amenizar el mensaje.

X. B.

 

< Volver