Catalunya vota el día 20. 
 Felipe no ve muy clara la alianza con los comunistas  :   
 "El mismo Suárez debería presentar una moción de confianza". 
 El Periódico de Cataluña.    14/03/1980.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Felipe no ve muy clara la alianza con comunistas

«El mismo Suárez debería presentar una moción de confianza»

Felipe: «Que el PNV y CiU entraran en un Gobierno con UCD seria coherente, ya que votan al

unisono en el Parlamento»

Felipe se ha volcado de lleno en la campaña del PSC a las elecciones al Parlament. El líder del

PSOE elude el tema de la política de alianzas, pero recuerda la vía muerta del programa

común francés

Barcelona. — Felipe González defendió ayer en esta capital la autonomía del proyecto

socialista que se ha trazado el PSC y evadió las preguntas que demandaban una definición del

líder del PSOE sobre la política de alianzas a acometer por los socialistas catalanes tras las

elecciones al Parlament.

En el curso de una rueda de prensa, Felipe explicó que le parecía acertado el programa

autónomo defendido por los socialistas catalanes, ya que -añadió- se debe esperar a que el

pueblo catalán exprese su voluntad en los comicios para plantearse el tema de la política de

alianzas. Felipe, que dijo poseer su opinión personal al respecto, recordó en otro momento «el

enorme esfuerzo hecho por los socialistas franceses en el programa común con los

comunistas» y la vía muerta en la que acabó este esfuerzo.

«Creíamos -dijo recordando una frase de Francois Mitterrand- que entrábamos en un equipo de

fútbol y nos encontramos en un ring.» Felipe dejó entrever con ello la dificultad que plantea la

colaboración con los comunistas y la necesidad que tienen éstos de presentar un proyecto

autónomo de acceso al poder, con lo que, de alguna manera, dejó sentadas las bases que

debían seguir los dirigentes del PSC.

Ruptura total con UCD

Felipe se refirió también a la trascendencia de las elecciones al Parlament de Catalunya a nivel

de todo el Estado, si bien negó que estas elecciones cuestionen directamente la estabilidad del

Gobierno de Madrid. No existe -explicó-una relación de «causaefecto» entre ambos temas,

pero señaló que seria una muestra de «habilidad» el que el presidente Suárez «se adelante y

plantee él mismo una moción de confianza» hacia él y el Gobierno, tras los traspiés ucedistas

de Andalucía, Euskadi y el previsible en Catalunya.

Felipe explicó que existe una tuptura total de relaciones entre la UCD y el PSOE y que en el

mismo seno de UCD se está fraguando una operación de un grupo que pretende desplazar del

poder a Suárez, por lo que el presidente debe buscar nuevos aliados. En este sentido, Felipe

calificó de «coherente con su comportamiento parlamentario» el que el PNV y CiU entraran en

un Gobierno de coalición con UCD, ya que «en el Parlamento siempre votan al unísono».

«Autonomía solidaria»

Tras respetar el derecho que tiene el PSA de presentarse a las elecciones catalanas y recordar

que fue, no obstante, el PSOE quien se empleó más a fondo en el referéndum andaluz, Felipe

dijo que su partido tiene «vocación de poder» y que se .legará a aceptar ningún tipo de

participación minoritaria en cualquier futuro Gobierno.

Felipe no aceptó la dicotomía socialismo nórdicosocialismo mediterráneo, ya que «diferentes

realidades exigen respuestas distintas». De vivir en Suecia -concretó- votaría a Olof Palme y si

lo hiciera en Francia, a Mitterrand.

El líder socialista, que defendió al máximo nivel de competemcias autonómicas para Catalunya

dentro de una «autonomía solidaria» con el resto de España, participó anoche en sendos

mítines en Cornelia y Badalona. El socialista francés Michel Rocard llega hoy a Girona para

participar en un acto del PSC.

 

< Volver